La arquitecta mexicana Frida Escobedo (1979), celebrada por sus proyectos dinámicos que reactivan el espacio urbano, ha sido seleccionada para diseñar el Serpentine Pavilion 2018. Aprovechando una sutil interacción entre luz, agua y geometría, su diseño atmosférico para el Pabellón se inspira tanto en la arquitectura doméstica de México como en los materiales e historia británicos, específicamente el Meridiano de Greenwich, situado en el Royal Observatory de Londres.

Este programa de la Serpentine Galleries que cada año encarga el diseño temporal del Serpentine Pavilion a un profesional de la arquitectura comenzó en 2000 con Zaha Hadid, y ha presentado hasta ahora a algunos de los nombres más importantes de la arquitectura internacional, entre ellos el chileno Smiljan Radic.

La selección de Escobedo para hacerse cargo del diseño del Pabellón este año estuvo a cargo Hans Ulrich Obrist y Yana Peel, por Serpentine, quienes trabajaron con la asesoría de David Adjaye y Richard Rogers.

El Pabellón de Escobedo, que estará abierto al público entre el 15 de junio y el 7 de octubre de 2018, tendrá la forma de un patio cerrado, compuesto por dos volúmenes rectangulares colocados en ángulo. Mientras que las paredes exteriores estarán alineadas con la fachada Este de la Serpentine, el eje del patio interno se alineará directamente al Norte. Los patios internos son una característica común de la arquitectura doméstica mexicana, mientras que el eje pivote del Pabellón se refiere al Meridiano de Greenwich, el marcador estándar mundial de tiempo y distancia geográfica.

La arquitecta ha elegido materiales de fabricación británica para la construcción del Pabellón, dado sus colores oscuros y superficies texturizadas. Una celosía -una pared tradicional de la arquitectura mexicana- se compone aquí de un enrejado de tejas de cemento que difumina la vista hacia el parque, transformándolo en un vibrante paisaje borroso de verdes y azules. Dos elementos reflectantes enfatizarán el movimiento de luces y sombras dentro del Pabellón en el transcurso del día. La parte inferior curva del dosel estará revestida con paneles espejados, y una piscina triangular encajada en el piso del Pabellón rastreará su límite directamente debajo del borde del techo, a lo largo del eje norte del meridiano. A medida que el sol se mueve por el cielo, reflejado y refractado por estas características, los visitantes pueden tener una mayor conciencia del tiempo que pasen allí durante los meses de verano.

“Mi diseño para el Serpentine Pavilion 2018 es una conjunción de inspiraciones materiales e históricas que son inseparables de la ciudad de Londres, y una idea que ha sido central en nuestra práctica desde el principio: la expresión del tiempo en la arquitectura a través del uso inventivo de materiales cotidianos y formas simples. Para el Serpentine Pavilion, hemos agregado los materiales de luz y sombra, reflejo y refracción, convirtiendo el edificio en un reloj que marca el paso del día”, explica Escobedo.

 


Imagen destacada: Serpentine Pavilion 2018, diseñado por Frida Escobedo, Taller de Arquitectura © Frida Escobedo, Taller de Arquitectura. Renderizado por Atmósfera