Leonor Antunes (Lisboa, 1972) crea esculturas que responden al contexto arquitectónico e histórico en el que se presentan. Sus obras, a menudo, se refieren a figuras que han sido pasadas por alto en la historia del modernismo, particularmente arquitectas, artistas y diseñadoras, como Anni Albers, Ruth Asawa, Lina Bo Bardi, Eileen Gray y Greta Grossman. Su obra está atravesada por técnicas artesanales tradicionales, como el anudado manual de redes de pesca o el trenzado de bridas de caballo de cuero.

Su nueva instalación site-specific para la Whitechapel Gallery de Londres –que marca su primera individual en una galería pública del Reino Unido- se nutre de dos escultoras que vivieron en Londres: la artista británica Mary Martin (1907-1969) y la artista brasileña Lucia Nogueira (1950-1998). Antunes ha realizado una extensa investigación sobre la práctica de ambas artistas, quienes si bien eran conocidas por su trabajo escultórico, también se dedicaban a otros medios: Martin hizo obras en papel y tejidos, mientras que Nogueira hizo joyas.

“Me interesa el diálogo que un tipo de artesanía específica establece dentro de una cierta perspectiva de la modernidad, particularmente cómo los arquitectos/diseñadores se involucraron con lo vernáculo, revelando no una nostalgia por un mundo anterior al modernismo, sino un legado en relación con la creencia en la obra de arte como representación de un compromiso continuo en un proceso”, dice la artista.

En este video, cortesía de Whitechapel Gallery, la artista ahonda sobre esta muestra, abierta hasta el 8 de abril de 2018.