Nacido en la ciudad de Nueva York en 1943, hijo de los artistas Roberto Matta y Anna Clark, Gordon Matta-Clark alcanzó la mayoría de edad en un momento de agitación política y en un contexto de decaimiento de la infraestructura urbana. Arquitecto de formación, e impresionado por la incapacidad de las formas modernistas para proporcionar soluciones a los crecientes problemas sociales de la ciudad de Nueva York, Matta-Clark, desde sus inicios, combinó su interés por el activismo con su producción artística.

En la década de 1970 experimentó con varios medios y comenzó a realizar intervenciones monumentales e instalaciones de menor escala en el cargado paisaje de Nueva York, llamando la atención sobre las políticas sociales fallidas de la ciudad, su declive económico, las personas desplazadas y los espacios abandonados. Su serie Cuts diseccionó estas estructuras, a la manera de un estudio anatómico del devastado paisaje urbano.

Hasta el 8 de abril de 2018, el Bronx Museum of the Arts, en Nueva York, presenta Gordon Matta-Clark: Anarchitect, una exposición que se centra en el importante papel que jugó el condado del Bronx en el desarrollo de su práctica artística. Fue aquí donde Matta-Clark comenzó a emplear el término “anarquitectura” -que combina “anarquía” y “arquitectura”- para describir las obras site-specific que realizó inicialmente en el sur del Bronx, y que estaban cargadas de una potente crítica al rol de la arquitectura dentro del sistema capitalista.

Organizada por Sergio Bessa, director de Programas Curatoriales y Educativos del Bronx Museum, y Jessamyn Fiore, curadora independiente y co-directora del Matta-Clark Estate, la exposición incluye más de 100 obras, material de archivo raramente visto y proyecciones fílmicas.

Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen

“En un momento crítico de la historia de la ciudad de Nueva York, Matta-Clark no buscaba soluciones a los problemas de la vida urbana, sino que concientizaba urgentemente y reconsideraba el sistema y las redes que definían y limitaban la forma en que las personas vivían en esta ciudad”, dice el co-curador de la muestra, Sergio Bessa.

Tomando como punto de partida la crucial serie de “cortes” producida en el Bronx, que llevó a Matta-Clark a explorar la ciudad como campo de acción, la exposición enfatiza el enfoque pionero del artista hacia el activismo, así como su contribución a los nacientes campos de la práctica social y la estética relacional de su época.

La exposición destaca el diálogo político inherente a las intervenciones artísticas del artista: desde su preocupación por la situación extrema de las personas sin hogar (Muro de Basura, 1971), su interés en el compromiso directo con la comunidad (FOOD), su creencia de que debemos expandir nuestra experiencia de la ciudad en su subsuelo y otros espacios inaccesibles (Substrait, 1976, y Day’s End, 1975), hasta su comentario sobre el desarrollo y la estratificación socioeconómica (Bronx Floors y Conical Intersect, 1975).

“Su propósito, con cada trabajo y acción, fue demostrar nuestra propia potencialidad: nuestra propia capacidad inherente para cambiar físicamente nuestro espacio, nuestra ciudad, nuestra política. Quería inspirar a la gente a tomar la arquitectura en sus propias manos, deshacer y rehacer, vivir plenamente en el lugar que les rodea sin miedo a la autoridad. Creía que el arte podía cambiar el mundo para mejor y se esforzó por hacer un trabajo que pudiera empoderar a las personas. A pesar de que falleció en 1978, cada pregunta que planteó sigue siendo relevante para los que vivimos hoy en la ciudad de Nueva York. Esta exposición trata de ampliar la conversación que inició Gordon: ¿Cómo vivimos en nuestra ciudad y cómo la hacemos evolucionar?”, comenta la co-curadora Jessamyn Fiore.

Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen
Vista de la exposición "Gordon Matta-Clark: Anarchitect", en el Bronx Museum of Art, Nueva York, 2017. Foto: Stefan Hagen

GORDON MATTA-CLARK: ANARCHITECT

Bronx Museum of the Arts, Nueva York

Hasta el 8 de abril de 2018

Imagen destacada: Gordon Matta-Clark y Gerry Hovagimyan trabajando en Conical Intersect, 1975. Foto: Harry Gruyaert © 2017 Estate of Gordon Matta-Clark / Artists Rights Society (ARS), New York y David Zwirner, New York