Skip to content

Mssa y Cedoc Rinden Homenaje a Ronald Kay

Dos actividades, una micro-exposición y un coloquio, rinden homenaje por estos días a Ronald Kay (Alemania, 1941 – Chile, 2017), poeta, teórico del arte, filósofo, escritor, gestor y figura fundamental de la vida intelectual de la segunda mitad del siglo XX en Chile. Autor de textos seminales sobre las artes visuales y editor de la mítica revista Manuscritos, la primera publicada en Chile tras el golpe militar, Kay dejó un importante legado para la cultura y las artes visuales chilenas.

El Centro de Documentación de las Artes Visuales (CeDoc) del Centro Cultural La Moneda presenta la muestra La página como obra de arte / Homenaje a Ronald Kay, que reúne algunos de sus tesoros más bellos que evidencian la manera como se desdibujan las fronteras del formato libresco. Los objetos aquí reunidos formaron parte de la curaduría El espacio insumiso que realizó Isabel García para la Trienal de Chile en el año 2009. Por primera vez, después de casi diez años, vuelven a la luz.

Por su parte, el Museo de la Solidaridad Salvador Allende (MSSA) presenta el 14 y 15 de diciembre el coloquio Pasajes espectrales: Tentativas sobre Ronald Kay, organizado por Francisco Vega, Andrés Soto, Luis Gálvez y el MSSA. Un grupo de destacados académicos reflexionará sobre su legado y los diversos motivos y alcances que su obra posee.

El coloquio, cuyo programa puede consultarse aquí, presenta además una lectura especial del poeta Raúl Zurita y la proyección inédita de la última versión del video La sangre de cronos, junto con la conversación de Cristóbal Durán, Iván Flores y el editor del video, Andrés Aguirre.

La presentación del coloquio en el MSSA es de simbólica importancia, ya que su edificio acogió entre 1967 y 1978 al Departamento de Estudios Humanísticos de la Universidad de Chile, donde Ronald Kay trabajó junto con Enrique Lihn y P. Marchant, entre otros, y en cuyo ático se dio comienzo en 1974 al trabajo Tentativa Artaud.

Vista de la exposición "La página como obra de arte / Homenaje a Ronald Kay", en el Centro de Documentación de las Artes Visuales (CeDoc) del Centro Cultural La Moneda, Santiago de Chile, 2017. Cortesía: CeDoc
Vista de la exposición "La página como obra de arte / Homenaje a Ronald Kay", en el Centro de Documentación de las Artes Visuales (CeDoc) del Centro Cultural La Moneda, Santiago de Chile, 2017. Cortesía: CeDoc

HOMENAJE A UN GRAN CREADOR

Desde su obra poética hasta su quehacer en el ámbito de las artes visuales, pasando por el ensayo o la traducción, entre otros terrenos, Ronald Kay desarrolló un trabajo que, a pesar de no verse atraído por ninguna vocación hermética, resistió cualquier intento de delimitación categorial simple.

Acercarse a las obras de Kay supone entrar en contacto con materiales que suscitan una atracción enigmática, paralela a los desajustes que se produce frente a una asimilación y clasificación categórica. ¿Cómo poder abordar una acción como Tentativa Artaud, o a qué género pertenece un escrito como Del espacio de acá? Los desafíos de la producción de Kay resultan un valor indudable para la reflexión estética y la praxis artística nacional.

A pesar de la extraordinaria multiplicidad de registros y operaciones que el trabajo de Kay ensayó en su recorrido, existe una coherencia que destaca con particular intensidad, y que encuentra en la reflexión sobre las potencias de la imagen uno de sus focos de dedicación preponderantes. Expresión elocuente de ello sería no sólo la producción Del espacio de acá (1980), sino también la serie visual Interneteadas (2013), suerte de Atlas Mnemosyne electrónico donde, al mismo tiempo que son ensayadas analogías visuales disruptivas y anómalas, se tantean espacios de resistencia contra el olvido de la catástrofe y el abatimiento de la memoria.

Vista de la exposición "La página como obra de arte / Homenaje a Ronald Kay", en el Centro de Documentación de las Artes Visuales (CeDoc) del Centro Cultural La Moneda, Santiago de Chile, 2017. Cortesía: CeDoc

LA PÁGINA COMO OBRA

En un periodo en que las fronteras se cerraban y las calles se vigilaban, el único espacio donde la libertad encontró expresión fue la escritura pulsional y lúdica a través de cartas, diarios y cuadernos. Después de instaurada la dictadura en Chile, en 1973, artistas e intelectuales encontraron en la editorialidad un campo sin censura para volcar el humor y la ironía frente a una realidad pesada y dramática.

Kay jugó un papel esencial en la escena chilena de los 70 y 80 reformulando la relación entre la palabra escrita y sus diversos soportes. Poeta, traductor y ensayista, su legado implica asumir que la página en blanco puede ser a la vez una obra de arte, experimental y transgresora.

La muestra en el CeDoc es un homenaje al autor, organizado en tres núcleos que aúnan su trabajo editorial, de investigación, de diseñador, diagramador y de gestor de proyectos, los que se condensarían en tres momentos muy particulares de su producción.

El núcleo de Manuscritos comprende un rango cronológico muy acotado, particularmente entre 1975 y 1977. La propia revista Manuscritos se transforma en la pieza emblemática de este núcleo, y alrededor de ella circulan una serie de correspondencias-obras entre el artista Eugenio Dittborn y Ronald Kay. Este material correspondió a una publicación organizada por el Departamento de Estudios Humanísticos donde participan Cristian Huneeus, Raúl Zurita y Nicanor Parra, entre otros. Los autores e investigadores del CeDoc, Paz López y Francisco Godoy, han trabajado la influencia de esta revista en la escena nacional, ensayos que fueron compilados en el III y IV Volumen del Concurso de Ensayos Sobre Artes Visuales del CeDoc.

El núcleo Vostell comprende las relaciones de amistad entre el artista alemán Wolf Vostell y Kay, quienes concretan un proyecto en 1977 en la extinta Galería Época, dirigida en ese entonces por Lily Lanz. Aquí, es posible observar correspondencias y catálogos que eran intercambiados por ambos autores. Una de las piezas más importantes corresponde a la primera invitación que Wolf Vostell le hace llegar a Ronald Kay y Catalina Parra (ex esposa de Kay) para que asistiesen a su taller.

Dentro del núcleo V.I.S.U.A.L. se insertan aquellas publicaciones que corresponden a los míticos catálogos de Galería Época, en los que Kay, junto a Eugenio Dittborn y Catalina Parr,a implementaron un nuevo sistema editorial mediante el cual la página del libro y el mismo soporte editorial se transformó en una pieza de arte.

Dentro del mismo espacio se exhibe un conjunto de entrevistas en video (2007) entre Ronald Kay y el crítico y curador Justo Pastor Mellado, a las que se van sumando diferentes actores de la escena artista, literaria e intelectual de Chile.

Asimismo, y con el objetivo de activar la exposición, el CeDoc organizará visitas guiadas y un workshop guiado por Editorial Amistad para artistas, diseñadores y público general enfocado a pensar la editorialidad. Informaciones e inscripciones a [email protected]

Durante los dos últimos años, el CeDoc ha organizado, sistematizado y clasificado el Primer Fondo de Ronald Kay, el que comprende un conjunto de materiales adquiridos al autor con el objetivo de recomponer uno de los procesos más importantes de las experimentaciones neo-vanguardistas de la época. El cuerpo de materiales que conforman este Fondo se encuentra de libre acceso y puede ser revisado e investigado en las dependencias de CeDoc.

También te puede interesar

Máximo Corvalán-Pincheira, TLC pieza NEW, 2005, instalación de escultura con neón sobre caja y vidrio, medidas variables. Foto: Fernando Mendoza

NARRATIVAS – COLECCIÓN PEDRO MONTES

El historiador del arte Sebastián Vidal y el poeta Sergio Parra proponen un ejercicio curatorial a partir de la colección personal de Pedro Montes: una exploración a los relatos que sugieren las obras de...