A punto de comenzar su novena edición entre el 13 y 15 de octubre, Ch.ACO, la principal feria de arte de Chile, se instala en una nueva sede, CV Galería, un gran edificio aún en construcción que busca convertirse en un polo de desarrollo urbano y cultural en la comuna santiaguina de Vitacura, mediante su combinación de comercios y espacios dedicados al arte, la gastronomía y la moda.

Desde el 2016, Ch.ACO tiene como uno de sus objetivos ser un evento itinerante que involucre a toda la ciudad, y es a partir de esa idea que, en la pasada versión con su montaje en Las Condes Design –en la comuna de Las Condes-, dio inicio a una nueva identidad: que la feria se instale y desarrolle cada año en un edificio en construcción.

Ch.ACO es el evento artístico de mayor relevancia en el calendario anual del arte contemporáneo de Santiago, al convocar a gran cantidad de galerías nacionales e internacionales, coleccionistas, curadores, artistas, directores de museos y otras instituciones, críticos, estudiantes de arte, y apasionados del arte en general en un mismo espacio y por unos pocos días.

En una ciudad donde las ofertas artísticas van en crecimiento, pero aún son insuficientes, Ch.ACO se distingue por motorizar uno de los ejes del arte contemporáneo nacional, el mercado y, por primera vez este año, impulsa su relación con la comunidad de Vitacura, a través de su nuevo programa Ch.ACO en la Calle.

Mediante esta iniciativa, desarrollada en conjunto con la Corporacion Cultural de Vitacura, la feria activará durante el mes de octubre distintos espacios culturales y comerciales de la comuna por medio de charlas y conversatorios, workshops para niños y adultos, y obras de arte efímeras emplazadas en ubicaciones icónicas de la zona.

A través de este programa -y su proyectado impacto de unas 35.000 personas-, Ch.ACO busca fortalecer la imagen de Vitacura -y por extensión la Imagen País-, apuntalar la cultura como capital simbólico, impulsar la economía local, generar turismo y nuevas audiencias, y construir patrimonio.

Como en la edición pasada, la feria cuenta este año con las secciones Main, o principal, que incluye más de 20 galerías de Chile, Estados Unidos, Italia, Brasil, Venezuela, Perú, Argentina, México, Colombia, y Puerto Rico; Focus, en la que la historiadora del arte y curadora Cecilia Fajardo-Hill invita a 18 artistas representados por nueve galerías a un diálogo en torno a la temática del objeto-sujeto en el arte contemporáneo; Planta, que reúne ocho proyectos jóvenes latinoamericanos seleccionados por la curadora chilena Carolina Castro Jorquera; y Nave de Ediciones, a cargo de la editora chilena Camila Opazo, que involucra a 14 proyectos editoriales de Chile, Argentina, Colombia, Estados Unidos, Italia, México y Perú.

Durante la feria también se realizará una charla a cargo de Kjeld Kjeldsen, curador del Louisiana Museum of Modern Art (Copenhague), y tendrá lugar la segunda edición del Premio Ca.Sa., de los coleccionistas Gabriel Carvajal y Ramón Sauma, que reconoce el trabajo de un artista de la sección Planta. Además, se seleccionará al artista de Ch.ACO para el conocido EFG/ArtNexus Latin American Award.

De cara a su inauguración, conversamos con Elodie Fulton, directora de la feria Ch.ACO.

CV Galería, nueva sede de la feria Ch.ACO, en su novena edición (2017). Foto cortesía Ch.ACO/CV Galería

Alejandra Villasmil: En los últimos dos años, Ch.ACO se ha convertido en una feria nómade. Después de dejar la Estación Mapocho como sede, las dos últimas ediciones de la feria se han instalado en espacios con una característica en común: son espacios en construcción. ¿Podemos ver esta estrategia, que por demás es práctica, como una metáfora sobre el proceso de continua reconstrucción, reinvención y replanteamiento de la feria?

Elodie Fulton: Hacer la feria en edificios en construcción es una oportunidad en varios sentidos. Por una parte, permite que Ch.ACO se sume al prolífero desarrollo inmobiliario que actualmente está viviendo Santiago, potenciando la ciudad como un polo de turismo cultural y ampliando la internacionalización, tanto de público como de expositores, que buscamos como organización, lo que nos permite, a su vez, funcionar como un evento que presenta nuevos lugares al público chileno. Además, en términos de montaje, es una novedad respecto a nuestros pares en otras ciudades del mundo, ya que generalmente las ferias internacionales de arte contemporáneo se realizan en centros feriales. Esta nueva identidad nos obliga también a pensar la feria todos los años, reinventando la manera en la que se presentan los espacios y cómo dialogan las obras y las galerías en ellos.

AV: ¿Qué ideas buscan comunicar a través del eslogan de este año, “Fluye, Confluye”?

EF: Durante estos nueve años, hemos ido avanzando en el objetivo de institucionalizar y ampliar las audiencias de la feria. Es por ello que este año, junto a la Corporación Cultural de Vitacura -que es nuestro presentador institucional oficial- trabajamos una programación enfocada en adultos, jóvenes y niños, quienes podrán conocer y descubrir a algunos de los artistas locales y extranjeros más relevantes de la actualidad. Además, contamos con el apoyo del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) en dos interesantes programas: uno de mediación educativa y visitas guiadas destinadas a establecimientos de educación pública, y el otro de conversatorios abiertos y gratuitos, que este año tratarán temas como filantropía, coleccionismo, arte público y políticas culturales enfocadas en el desarrollo de las artes visuales. Este foco también tiene un correlato en la internacionalización del proyecto ya que, a través de una alianza con ProChile, buscamos fortalecer la Imagen País a través del desarrollo y consolidación del mercado del arte nacional, potenciando la difusión al exterior, tanto de las galerías como de los artistas nacionales. Es esta conjunción de actores -organismos e instituciones públicas y privadas, galerías, comercio, profesionales y público general- lo que nos lleva a que el lema de la campaña esté enfocado en un lenguaje donde los flujos del mundo, en constante movimiento, dan cuenta del lugar donde confluyen el arte, los objetos, las personas, los mercados, las relaciones, los materiales, los pueblos, la política. Y donde Ch.ACO funciona como un punto interceptor y receptor de todos estos flujos.

AV: Este año por primera vez han organizado un programa de activación comunitaria llamado Ch.ACO en la Calle. El mensaje parece ser que una feria de arte también puede (o debe) tener un compromiso social, más allá del netamente comercial. ¿Podrías contarnos más sobre esta iniciativa y cuál es el impacto que proyectan para la comunidad de Vitacura?

EF: Como comenté anteriormente, uno de nuestros principales objetivos es ampliar las audiencias, y creemos que parte importante de esa misión se realiza a través de iniciativas que busquen convocar a la comunidad. Para eso, y durante todo octubre, trabajamos en colaboración con los diferentes agentes culturales y comerciales de la comuna con el fin de desarrollar un programa de actividades y obras de arte efímeras. Vitacura es una comuna que actualmente cuenta con 14 espacios culturales o galerías de arte; más de 100 obras en el espacio público, entre las que hay esculturas, monumentos, edificios patrimoniales y arquitectura de vanguardia; nueve organismos diplomáticos e internacionales; y más de 15 hoteles, 350 restoranes y 300 tiendas y comercio de lujo. Esto, sumado a sus más de 1.000 hectáreas de áreas verdes, permite que sea un lugar propicio para comenzar con un plan que busca aumentar el capital cultural y consolidar la imagen de Santiago por medio de las artes visuales. Esperamos que este año el proyecto impacte a más de 35.000 personas, quienes tendrán la posibilidad de dialogar con el arte en el espacio público.

AV: ¿Podrías contarnos sobre el programa Arte y Ciudad, dentro del cual se inserta Ch.ACO en la Calle?

EF: Encabezado por Ch.ACO, este proyecto busca poner en acción a los diferentes agentes de desarrollo y trabajar en conjunto con el mundo privado y el público en la creación de nuevas políticas culturales y territoriales para poder, eventualmente, crear una colección pública de arte internacional en Santiago. Con el desarrollo de las ciudades, la manera en la que éstas definen cómo ven y viven la cultura es clave para generar la identidad particular de cada lugar y estamos convencidos de que las artes visuales son una manera de potenciar esto. A partir de un catálogo de obras de arte contemporáneo de artistas chilenos e internacionales que se les ofrecerá a organismos municipales, instituciones públicas y nuevos proyectos inmobiliarios del mundo privado, buscamos generar una colección que dará vida a un museo abierto, cuyas salas serán los parques y calles de la ciudad. Nuestra idea es implementar una primera etapa en Santiago, pero que el modelo sirva de inspiración para toda la región y pase a convertirse en un semillero de ideas, a nivel nacional e internacional, de desarrollo cultural y económico sustentable.

AV: ¿Qué destacarías de la convocatoria y participación de galerías nacionales y extranjeras de este año respecto a años anteriores?

EF: Con el pasar del tiempo, hemos podido ir afinando la selección de galerías y proyectos nacionales y darle espacio también a propuestas que vienen de otros países. Este año, tendremos espacios como Carmen Araujo de Venezuela, Espacio El Dorado de Colombia, la galería Rossumut de Italia y Bendana-Pinel de Francia.

Además, desde el año pasado, contamos con tres secciones curadas, en un proyecto a tres años. Ch.ACO Focus, a cargo de la curadora e historiadora del arte Cecilia Fajardo-Hill, busca ser un espacio de diálogo entre artistas de distintos países que elaboran propuestas basados en un tema común. El tema a trabajar esta vez es Objeto/Sujeto, donde dos artistas de cada galería presentan proyectos que dan cuenta de la relación subjetiva con la objetualidad. El espacio Ch.ACO Planta, bajo la curaduría de la historiadora chilena Carolina Castro Jorquera, es un espacio de proyectos de creación y gestión latinoamericana enfocados en la adaptabilidad y la colaboración, alternativas a las galerías de perfil más tradicional. Esta sección busca fortalecer la idea de que estos nuevos espacios son un aporte para el mercado y la manera en la que éste se entiende. En Nave de Ediciones, se reúnen editoriales y publicaciones nacionales e internacionales especializadas en arte contemporáneo, seleccionadas por Camila Opazo, directora de la revista de arte Tonic. El tema central de este año será el libro objeto, dando cuenta de que estos proyectos impresos muchas veces son, en sí mismos, una obra de arte. El fin de estas tres secciones -que se desarrollan en colaboración con estas tres especialistas durante nuestra octava, novena y décima versión- es potenciar el mercado del arte, donde la creación, los nuevos modelos de gestión y los medios impresos son claves para difundir e invitar a nuevos actores.

AV: Ya a punto de lanzarse la novena edición, ¿cómo describirías la evolución de Ch.ACO en estos años? ¿Qué impacto simbólico y tangible ha tenido la feria en el circuito del arte local y en cuanto a la inserción y visibilización del arte chileno en el extranjero?

EF: En estos nueve años hemos sido testigos de cómo el arte se ha profesionalizado e internacionalizado en el país. Parte de nuestros objetivos al crear feria Ch.ACO fue contribuir al desarrollo del mercado de las artes visuales y al coleccionismo, y creo que eso se cumplió: hay nuevas galerías y el mundo internacional muestra cada vez mayor interés en el mercado chileno; se han generado otras dos ferias de arte, aunque diferentes a Ch.ACO en propuestas y formatos; han nacidos proyectos para cultivar comunidades; el número de coleccionistas ha aumentado y las empresas e instituciones diplomáticas cada día están más involucradas. Respecto a la internacionalización del arte chileno, contar con una feria de arte internacional permite posicionar el mercado local en el circuito de ferias en el mundo. Parte de los equipos de proyectos vecinos como arteBA, ArtLima y SP-Arte visitan Santiago en el marco de feria Ch.ACO, generando alianzas que facilitan la exportación de los artistas y galerías locales. Además, desde el año pasado contamos con el programa Ch.ACO One, donde un selecto grupo de coleccionistas internacionales visitan previo a la apertura de la feria colecciones e instituciones que cuentan con trabajos de artistas chilenos, para luego llegar a ver sus obras –y poder adquirirlas- durante feria Ch.ACO.

FERIA CH,ACO 2017

CV Galería, Alonso de Córdova 4355, Vitacura, Santiago de Chile

Días profesionales:

11 de octubre: 15:00 – 19:30 hrs.
12 de octubre: 13:00 – 19:00 hrs.

Inauguración:

12 de octubre: 19:30 – 22:00 hrs.

Días abiertos a público general:

13 de octubre: 13:00 – 21:00 hrs.

14 de octubre: 11:00 – 21:00 hrs.

15 de octubre: 11:00 – 20:00 hrs.

The following two tabs change content below.

Alejandra Villasmil

Nace en Maracaibo (Venezuela) en 1972. Es Directora y Fundadora de Artishock. Licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual, por la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas, Venezuela, 1994), con formación libre en arte contemporáneo (teoría y práctica) en escuelas de Nueva York (1997-2007). En Nueva York trabajó como corresponsal sénior para la revista Arte al Día International (2004-2007) y como corresponsal de Cultura de la agencia española de noticias EFE (2002-2007). En Chile fue encargada de prensa y difusión para el Museo de Artes Visuales (MAVI), Galería Gabriela Mistral, Galería Moro y la Bienal de Video y Artes Mediales.