La obra de Bernardo Oyarzún (Chile, 1963) se ha caracterizado por visibilizar y reivindicar prácticas culturales y sociales que han sido subyugadas por los discursos históricos dominantes. Los espacios marginales y la cultura indígena en tensión con la herencia hegemónica colonizadora dan cuerpo a su trabajo artístico.

Tras participar este año con su obra Werken en la 57ª Bienal de Venecia, Oyarzún presenta hasta el 14 de octubre en la Galería Patricia Ready de Santiago la muestra Objetos Promisorios, compuesta por obras de dos exposiciones anteriores: Mecánica de suelos (2009) y Tentativas (sustituciones), ésta última a su vez parte de Mitomanías (2016). Como las describe Oyarzún, ambas obras “tienen en común una reiteración del objeto a partir de su hallazgo singular que las explican y justifican, aunque son distintas en su génesis”.

Mecánica de Suelos, exhibida en la Trienal de Chile en el 2009, se compone de una gran colección de objetos de diseño popular y artesanal recolectados a lo largo de Chile que, colocados sobre mesas de luz en una sala a oscuras, adquieren un efecto dramático y carácter museístico. La obra tiene su inicio en “una idea arribista y política al mismo tiempo”, en la que el artista pretendía una vinculación fundamental con los principios de la Bauhaus.

“Se entiende esta conexión distante cuando este proyecto lo presenté como una línea investigativa para una residencia en Stuttgart, Alemania, en la que analógicamente se enfrentaban estas operaciones artísticas integradas como la artesanía, el arte y el diseño bajo los principios de esta escuela. En un comienzo me parecieron interesantes las similitudes de la artesanía y el diseño, pero finalmente sólo proyecté la analogía del proceso comparativo. Esto explica visual y literalmente la disposición de los objetos sobre una mesa técnica y de diseño, forzando la aparición de su forma artística y su manualidad como revelaciones de una trascendencia local”, explica el artista.

Bernardo Oyarzún, Mecánica de suelos, 2009. Vista de la instalación en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2017. Foto: Felipe Ugalde
Bernardo Oyarzún, Mecánica de suelos, 2009. Vista de la instalación en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2017. Foto: Felipe Ugalde
Bernardo Oyarzún, Mecánica de suelos, 2009. Vista de la instalación en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2017. Foto: Felipe Ugalde
Bernardo Oyarzún, Mecánica de suelos, 2009. Vista de la instalación en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2017. Foto: Felipe Ugalde

En el patio de la galería se instala Tentativas (sustituciones), una escultura en polímeros de más tres metros de alto, que es una réplica a gran escala de una pequeña estatuilla de oro de la cultura Chimú encontrada en el sitio arqueológico Cerro El Plomo, en la Región Metropolitana de Santiago. Este guanaco de oro Chimú es un gran descubrimiento para los datos historiográficos de Santiago pues terminan revelando un relato poderoso sobre el Valle del Mapocho, echando por tierra los levantamientos pletóricos de la figura de Pedro Valdivia. La obra propone un prototipo de sustitución escultórica de la estatua del colonizador, un emprendimiento de auscultación de una antigua ciudad escondida bajo la metrópolis de Santiago.

BERNARDO OYARZÚN: OBJETOS PROMISORIOS

Galería Patricia Ready, Santiago de Chile

Hasta el 14 de octubre de 2017