En esta nueva entrega de Tablero, el Colectivo de Arte MICH (Museo Internacional de Chile) reflexiona sobre el arte y la educación, mirándolos como un todo, no como dos disciplinas o ámbitos diferentes. A su juicio, los nuevos paradigmas consideran al arte y la educación como integrados, no como supeditados. ¿Qué es la educación sino el arte de hacerse preguntas? ¿Qué es el arte sino un proceso a través del cual el artista hace de su vida un proceso educativo?

MICH tiene una trayectoria de seis años, durante los cuales ha llevado a cabo una amplia diversidad de actividades artísticas y acciones culturales producto del diálogo, la reflexión y la práctica constante. Desde sus inicios, sus líneas de trabajo han sido la colectividad, la crítica constructiva, el juego, el amor por la aventura y la valorización por las cosas hechas con cariño.

“Trabajar en colectivo ha requerido de la delicadeza de todos los integrantes del grupo, pues todo lo que hacemos se trata de vínculos afectivos y efectivos. En ese sentido, valoramos enormemente el hecho de que cuando trabajamos en colectivo los resultados siempre sean inesperados, pues hacemos cosas que no nos hubiésemos atrevido a hacer de forma individual”, señalan.

Sobre Tablero

Los equipos educativos de NC-Arte (Bogotá) y MALBA (Buenos Aires) se han aliado para crear el proyecto Tablero, una plataforma virtual inédita en la región para plantear temas relacionados con el arte, la educación y la curaduría pedagógica de las voces de profesionales de ambos países que, aunque distanciados geográficamente, son afines en búsquedas y procesos.

Desde Buenos Aires y Bogotá, cada equipo convoca a profesionales del campo artístico y educativo para responder una serie de preguntas formuladas en conjunto. La idea es poder acercar estas posturas, contraponerlas y exponerlas como una plataforma de referencia y uso, logrando así una puesta en común de las mismas a partir de múltiples enfoques.

Tanto Argentina como Colombia, dos ejemplos de una tendencia que puede identificarse en América Latina, son países en donde la educación artística impartida en escuelas, universidades e instituciones está siendo redefinida por medio de programas independientes, espacios alternativos, talleres y clínicas. Por fuera de lo que se denomina “educación formal”, estos espacios proponen prácticas artísticas y pedagógicas que ahondan en formatos nuevos y experimentales tanto a la hora de diseñar proyectos artísticos y/o de mediación.

Por otro lado, el proyecto también busca reflexionar sobre las condiciones locales que construyen significados en torno a las obras para entender mejor cómo el contexto influye en su contenido. Con el fin de crear un mosaico variado de puntos de vista, las respuestas generadas por este intercambio pueden venir de profesionales de museos u otro tipo de instituciones artísticas, como también de agentes culturales que trabajen de forma independiente fuera de un contexto institucional o académico.

UA-20141746-1