“El arte abstracto era el equivalente de la expresión poética; no tenía necesidad de usar palabras, sino colores y líneas. No necesitaba pertenecer a una cultura orientada al lenguaje, sino a una forma abierta de expresión”.

Etel Adnan

 

Por Magdalena Vukovic

La sexta edición de Sonora 128 presenta a la artista y poeta líbano-estadounidense Etel Adnan (1925), cuyo trabajo se exhibe por primera vez en México. Compuesto por un dibujo pequeño, ampliado tamaño cartel publicitario, este mosaico de colores pastel brillantes y detalles irregulares, propios de la mano de Adnan, aborda temas familiares para México.

El Nuevo Sol de los Aztecas es el título de la pieza que, con una esfera dorada en su centro, se eleva sobre la ciudad, aunque no pretende competir con el sol mismo. La obra se inclina, en cambio, hacia el antiguo mito mexicano de los Cinco Soles: una compleja historia de relaciones y jerarquías en la que un ciclo de construcción y violenta destrucción conduce a crear un mundo presente, que sólo puede ser sostenido por continuos sacrificios de sangre para apaciguar a los dioses.

Este nuevo sol se erige como una conmovedora metáfora para celebrar la vida y la belleza acompañadas íntimamente por la muerte y la privación.

Alrededor de este globo brillante se organiza un patrón de líneas y fuerzas, flotantes y adyacentes, que crean un mosaico de símbolos. Entre ellos, un cactus verde, una cruz gris y un círculo rojo que apuntan hacia una relación entre religión, naturaleza y cultura antigua que, rara vez pacífica, continúa formando al país.

Etel Adnan debe verse a través de la dicotomía de su obra como pintora y poeta. En su pintura expresa alegría, mientras que en su trabajo literario se manifiesta un lado sombrío, así como su conciencia política. Para Adnan, los temas trágicos y perturbadores no tienen cabida en su trabajo visual, el que se encuentra alimentado por una positividad universalmente comprensible: se centra casi exclusivamente en paisajes, en formas claras y simples, así como en composiciones armónicas de color. Nacida desde el centro, su inspiración proviene de una profunda conexión con la naturaleza. De este modo, la artista representa lo que siente procurando provocar recuerdos de placer y serenidad. Sus pinturas son, entonces, una experiencia intuitiva y visceral.

Ver los dibujos de Etel Adnan en persona es a menudo un encuentro íntimo; sin embargo, su deseo de llegar a una audiencia grande y diversa se ha ido formando a lo largo de su vida. Tras pasar varios meses en México en 1957, los murales de Juan O’Gorman en la Biblioteca Central de la UNAM tuvieron una gran influencia sobre Adnan. Más tarde, los citó en su deseo de hacer paredes de mosaico y tapices, como las composiciones de cerámica creadas para la Universidad de Qatar en 2013. Al descubrir el poder de exhibir en espacios públicos, Adnan se convenció de que el arte debía estar presente para que todos lo vieran, pues cree firmemente que “la belleza es para todos”.

Etel Adnan, vista de la instalación de "The New Sun of the Aztecs", Sonora 128, Ciudad de México, 2017. Cortesía de la artista y kurimanzutto, Ciudad de México. Foto: PJ Rountree

Sobre sonora 128

sonora 128 es un proyecto en un espectacular publicitario organizado por kurimanzutto y programado por Bree Zucker. Al estilo de los vanguardistas del arte público, esta galería de una sola pared busca provocar una conversación con una mayor audiencia al exhibir importantes obras de arte en el espacio urbano. Instalado en un espectacular normalmente reservado para usos publicitarios y comerciales, sonora 128 continúa con la energía experimental de los orígenes de la galería. Desde 1999 kurimanzutto ha promovido proyectos y exhibiciones fuera del cubo blanco de la galería –en mercados, estacionamientos y aeropuertos, por mencionar algunos– con el fin de promover nuevos diálogos culturales dentro de un contexto internacional. En esta ocasión kurimanzutto se enfoca en un grupo de artistas cuyo trabajo refleja con introspección y originalidad el pulso de nuestros tiempos. De marzo 2016 a 2018, se invitarán ocho artistas a presentar trabajos in situ de gran escala, cada uno por un período de tres meses. Los artistas participantes surgen de una amplia gama de disciplinas, relacionadas a los campos de la literatura, la música y las artes visuales. sonora 128 está en exhibición las 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año, en la esquina de las avenidas Nuevo León y Sonora en la Ciudad de México.

ETEL ADNAN: THE NEW SUN OF THE AZTECS

Sonora 128, un programa de kurimanzutto. Esquina de las avenidas Nuevo León y Sonora, Ciudad de México

Hasta el 30 de agosto de 2017