La Semana del Arte Contemporáneo (SACO), en Antofagasta, se ha embarcado este año en un ambicioso e inédito proyecto de puesta en circulación, visibilización y reflexión crítica en torno al arte contemporáneo en la región del norte de Chile. Bajo el título Aluvión Visual, SACO ha organizado por primera vez un ciclo de cinco exposiciones paralelas –En el marco de SACO- que dialogan con el eje curatorial de su sexta edición, Amor: Decadencia y resistencia.

Las muestras, que inauguran hoy 21 de julio en diversos centros culturales y espacios públicos de Antofagasta, reúnen a un variado grupo de artistas chilenos cuyas obras se enfocan en temas como la violación de los derechos humanos en Chile o las maneras de relacionarse, habitar y cohabitar para construir lazos.

Además del componente expositivo, En el marco de SACO ha puesto énfasis en la vinculación con recintos educativos, medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil, para lo que ha diseñado un programa de mediación que contará con sus propios guías.

El programa comprende jornadas para profesores, talleres, conversatorios y otras acciones que han demostrado en las versiones anteriores de SACO el importante sentido que tiene involucrar y compenetrar al público nortino con las distintas manifestaciones del arte contemporáneo, así como reforzar la educación artística a través de herramientas para la innovación en el aula. De este modo, el artista argentino Marcos Figueroa, jurado de la convocatoria de la muestra central de SACO, Amor: Decadencia y resistencia, realizará talleres de actualización y estimulación creativa para profesores de artes visuales.

“Esta iniciativa se proyecta como una red en el norte de Chile, con enfoque en la formación y difusión del arte, conexión y puesta en valor de la creación y la reflexión, con énfasis en el público joven, capaz de cambiar los paradigmas”, dicen los organizadores de SACO, encuentro creado por el Colectivo Se Vende, dirigido la artista polaca residente en Chile, Dagmara Wyskiel, y el productor Christian Núñez.

Pilar Elgueta, 1/8 Por el todo, 2017. En Fundación Minera Escondida, como parte de "Aluvión Visual", en el marco de SACO6. Cortesía de la artista

CIRCUITO EXPOSITIVO

Aluvión Visual se compone de cinco exposiciones que abren hoy de manera simultánea. El Centro Cultural Estación Antofagasta acoge la muestra Efecto Perimetral, una investigación profunda en la localidad costera de Pisagua, ubicada en la Región de Tarapacá, ligada a su historia, sus fantasmas, los abusos del pasado y su actual abandono.. La exposición reúne el trabajo de cuatro artistas mujeres: Juana Guerrero, Vania Caro Melo, María Inés Candia y Catalina González.

En este mismo espacio, en la Sala 1, se presenta la muestra Ven a mi casa, que incluye a doce artistas de la región de Antofagasta seleccionados mediante una convocatoria abierta. La exposición, que pretende ser una revisión del estado actual de las artes visuales locales, incluye obras inéditas -creadas especialmente para este llamado- de los artistas Julio Morales, Pamela Canales, Patricia Díaz, Sebastián Rojas, Jordán Plaza, Antonieta Clunes, Gabriel Navia, Claudia León y Francisco Vergara.

La sala de arte de la Fundación Minera Escondida recibe la muestra 1/8 por el todo, de Pilar Elgueta, el proyecto ganador del concurso MAVI Arte Joven. En esta exposición, que viene de presentarse en el museo santiaguino, la artista ofrece una mirada subjetiva sobre la ocupación humana y la forma de representar y/o presentar lo que nos rodea.

David Corvalán, otro artista joven, y ganador del premio FAXXI SACO 2017, exhibe en la Biblioteca Regional de Antofagasta Polvo Eres, una nueva serie de esculturas que maximizan la simplicidad de los materiales con una visión oscura y existencialista del amor. El artista cuestiona el sistema de valores impuesto por la religión Católica fundamentalista y el patriotismo de la guerra, donde el sufrir y entregar la propia vida constituye el único camino hacia la gloria y el sentido trascendental de la existencia individual.

Por último, el Museo Artequín de Antofagasta presenta Lazos creativos: El amor en el arte, una muestra curada por Carolina Contreras que revisa aquellas piezas de la colección de la institución que, desde el amor, han marcado la historia del arte occidental.

Las muestras estarán abiertas hasta el 3 de septiembre de este año.

ADRIANA CIUDAD, LAS AMAZONAS ¿AMOR O CARNE?, obra que será parte de SACO6, Amor: Decadencia y resistencia, 2017. Foto cortesía de la artista

AMOR: DECADENCIA Y RESISTENCIA

Aluvión Visual es, así, la gran antesala a la exposición principal de SACO, Amor: Decadencia y resistencia. “Vivimos tiempos de Amor Líquido, como lo anunciara el famoso ensayista polaco Zygmunt Bauman, tiempos en que los lazos inquebrantables, esos sentimientos que se aproximaban a lo divino, resultan algo extemporáneo, un despropósito. Vivimos el día a día, amamos y sufrimos, no nos detenemos a reflexionar sobre las transformaciones que se han sucedido en este fundamental sentimiento humano”, señala Dagmara Wyskiel.

El concepto curatorial de SACO6 ha sido sometido a la reflexión, a nivel amplio y transversal, por siete artistas seleccionados mediante una convocatoria abierta: Paz Castañeda (Chile), Nickolas Jackson (Chile), Lucía Warck-Meister (Argentina), Adriana Ciudad (Perú), Fernando Foglino (Uruguay), Ana Mosquera (Venezuela), y Oscar Abraham Pabón (Venezuela).

Estos artistas realizarán una residencia durante una semana en ISLA (Instituto Superior Latinoamericano de Arte) para llevar a cabo la materialización de sus obras. Posteriormente, montarán sus intervenciones artísticas en el Muelle Melbourne & Clark, ubicado en el casco histórico de la ciudad de Antofagasta.

SACO ha permitido hacer extensible el arte contemporáneo a un público no sólo especializado, sino también a los escolares, comunidades y ciudadanos en general, familiarizado a los antofagastinos con estas prácticas creativas, precisamente en una región donde no existe la formación profesional en el ámbito de las artes visuales y las necesidades de la gran industria minera monopolizan el desarrollo local, inclusive en la formación escolar y técnico-profesional.

A su vez, SACO ha facilitado el surgimiento de una escena local de creadores y profesionales vinculados a las artes visuales, que antes de su realización no tenían posibilidades de encauzar sus intereses.

“SACO otorga un énfasis a lo local, educando al público nortino en los conceptos que hoy se manejan desde las artes, un territorio a veces complejo de entender, pero tan necesario para nuestro auto conocimiento y crecimiento como sociedad”, concluyen sus organizadores.