La Asociación Cultural Videobrasil y SP-Arte presentan Nada levarei quando morrer, aqueles que me devem cobrarei no inferno (Nada llevaré cuando muera, aquellos que me deben les cobraré en el infierno), una muestra en el Galpão VB que reúne el trabajo de Caetano Dias, Claudia Andujar, Gisela Motta & Leandro Lima, Miguel Rio Branco, Rodrigo Braga, Rodrigo Bueno, Runo Lagomarsino y Virginia de Medeiros.

La exposición -que se inauguró en el marco de la feria SP-Arte, en abril pasado- toma su título de la obra presentada por Miguel Rio Branco, una serie de fotografías y fragmentos audiovisuales producidos por el artista español en el barrio del Maciel, en la región del Pelourinho, en Salvador. Las imágenes registran el cotidiano de los bares y prostíbulos del lugar, sus habitantes y frecuentadores. Es en medio de fragmentos de ese escenario que la frase-título aparece, escrita con lápiz labial sobre un espejo, al final de la película.

Curada por Solange Farkas, directora de Videobrasil, y Gabriel Bogossian, la muestra toma como problemática central aquellas poblaciones urbanas y pueblos indígenas que siguen bajo amenaza, ya sea por proyectos de reforma urbanística que no tienen en cuenta la necesidad de inclusión social, ya sea por emprendimientos de infraestructura que inviabilizan modos de vida tradicionales. En ese universo, las obras de Caetano Dias, Miguel Rio Branco y Virginia de Medeiros, por un lado, y de Claudia Andujar, Gisela Motta con Leandro Lima, Rodrigo Bueno, Rodrigo Braga y Runo Lagomarsino, por otro, abordan el trance -espiritual, emocional o erótico-, del sexo y de la muerte, desde una perspectiva crítica y heterodoxa.

Para Bogossian, “el repertorio simbólico, resultado del diálogo propuesto por estos artistas y su relación con prácticas religiosas no occidentales, acaba por configurar un lugar de resistencia de modos y formas de vida que permanecen, insistiendo en afirmar su fuerza y, sobre todo, su diferencia”.

Vista de la exposición "Nada levarei quando morrer, aqueles que me devem cobrarei no inferno", en el Galpão VB, Sao Paulo, 2017. Foto: Pedro Napolitano Prata
Vista de la exposición "Nada levarei quando morrer, aqueles que me devem cobrarei no inferno", en el Galpão VB, Sao Paulo, 2017. Foto: Pedro Napolitano Prata

Rodrigo Bueno presenta la única obra comisionada para la exposición: Emboaçava (Lugar de paso), que lleva un fragmento del taller Mata Adentro hacia el interior del Galpón VB. Utilizando varios elementos de su repertorio artístico, como rejas de hierro de casas demolidas y varias muestras de la flora de São Paulo, Bueno explora en esta instalación site-specific el pasado de la Vila Leopoldina, el barrio donde se encuentra el Galpón VB, y su papel en la protección de la entonces naciente ciudad de São Paulo contra invasores. El título de la obra hace referencia a un punto cercano al actual puente de los Remedios, donde era posible cruzar el río Tietê a pie.

Runo Lagomarsino, en tanto, presenta parte de un amplio conjunto de obras donde aborda críticamente el papel de los museos desde una perspectiva poscolonialista. Los cuatro trabajos hacen referencia a la importancia de esas instituciones como detentoras de los espolios producidos por el colonialismo y, por consiguiente, en la consolidación de los estados nacionales europeos. En estas obras, los materiales e imágenes utilizados por Lagomarsino -principalmente oro y un fragmento de The First New Chronicle and Good Government (1612-1616), texto clave para la reconstitución de lo que fue la cultura Inca- evocan la simultaneidad perversa de los ciclos de expoliación económica y cultural.

Destaca, además, Uma (Una), de Caetano Dias, obra que surge a partir de un evento fortuito. El video está compuesto por un plano sin cortes que, como la mirada subjetiva de un voyeur, muestra a un hombre y una mujer abrazados dentro del agua, en una playa. La coreografía de los cuerpos sugiere que, a plena luz del día y a la vista de todos, los dos hacen el amor (la “una” a la que se refiere el título). La cámara, voyeurística e irónica, acompaña a los dos hasta que salen del mar y la mujer, cansada, se sienta en la arena.

Vista de la exposición "Nada levarei quando morrer, aqueles que me devem cobrarei no inferno", en el Galpão VB, Sao Paulo, 2017. Foto: Pedro Napolitano Prata
Vista de la exposición "Nada levarei quando morrer, aqueles que me devem cobrarei no inferno", en el Galpão VB, Sao Paulo, 2017. Foto: Pedro Napolitano Prata
Vista de la exposición "Nada levarei quando morrer, aqueles que me devem cobrarei no inferno", en el Galpão VB, Sao Paulo, 2017. Foto: Pedro Napolitano Prata

NADA LEVAREI QUANDO MORRER, AQUELES QUE ME DEVEM COBRAREI NO INFERNO

Un proyecto de SP-Arte y Associação Cultural Videobrasil

Galpão VB, São Paulo

Hasta el 29 de julio de 2017