La Galería de Artes Visuales del Centro Cultural Matucana 100 (M100), en Santiago, presenta a partir del 20 de junio la primera exposición en Chile del fotógrafo Roger Ballen (Nueva York, 1950), en la que se ha reunido una selección de fotografías en blanco y negro donde los animales son protagonistas, así como videos y documentos. La muestra es producida entre M100 y la curadora Montserrat Rojas Corradi, quien gestionó la llegada del artista al país, y cuenta con el apoyo de la Roger Ballen Foundation.

“Si un artista es alguien que se pasa la vida tratando de definir quién es, entonces supongo que debería llamarme artista”, comenta Ballen, quien ha pasado los últimos 40 años de su vida retratando la marginalidad, y que también es conocido por su trabajo audiovisual para la banda sudafricana Die Antwoord. Su trabajo es reconocido en todo el mundo, y forma parte de importantes colecciones, como las del Centre Georges Pompidou (París), Berkeley Art Museum (California), MoMA (Nueva York), y el Victoria & Albert Museum y Tate Britain, en Londres.

Desde 1970, Ballen se encuentra radicado en Sudáfrica, donde comenzó trabajando como geólogo, desenvolviéndose en las afueras de Johannesburgo. Fue entonces cuando el artista tomó su cámara y comenzó a explorar los pueblos pequeños del país africano. En un comienzo, solo andaba por las calles vacías, pero luego se atrevió a entrar en las casas para descubrir un mundo que tuvo un profundo impacto en su trabajo. Ballen pasó de la crítica social a la creación de metáforas de lo más profundo de la mente, ajustando su trabajo más a la fotografía documental. Posteriormente, en la década del 90, desarrolló un estilo que él mismo describe como “ficción documental”, el que ha sido descrito como oscuro y chocante.

Conversamos con Montserrat Rojas Corradi, curadora y gestora de la muestra de Roger Ballen en Chile.

Nicolás Narváez: ¿De dónde viene la inquietud por el trabajo de Roger Ballen y el interés por traerlo a Chile?

Montserrat Rojas Corradi: Hace muchos años, cerca del 2010, se me acercó una gestora para entregarme un CD de un fotógrafo, lo miré y me dije: interesante, interesante. Pasaron otros años más y me contactó un fotógrafo argentino, quien era asistente del mismo fotógrafo del CD que me habían dado el 2010, que era Roger Ballen. Llevo años en búsqueda de exhibir su obra en Chile, lo que se concretó este año. Creo que su obra es muy pertinente para las discusiones sobre la llamada fotografía documental en un país como Chile, en que la tradición está muy ligada a ella. Ballen rompe un clasismo, y genera una nueva manera de mirar a la fotografía. Por otro lado, es importante traer a Chile fotógrafos internacionales, actuales, vigentes.

N.N: ¿Cómo nace la relación con Matucana 100 para llevar la muestra a su galería de arte?

M.R.C: Hace un año le propuse a Matucana 100 hacer una curaduría de la muestra de Roger Ballen. Esta no es una exposición que se trajo lista de otro país, sino que es una muestra pensada, curada y producida entre Matucana 100 y yo. El barrio, la mixtura de la gente, la geografía de Quinta Normal y Estación Central me parecía lejos lo más atingente y activo para exhibir la muestra en Santiago. Además, siempre es bueno mostrar la fotografía en espacios que no están dedicados exclusivamente a ella, para generar un diálogo con otras disciplinas de las artes visuales, tema que por cierto le interesa mucho a Roger Ballen. Por esta misma razón, invité al dúo León y Cociña a ser los teloneros locales de Roger Ballen. Esta última muestra cuenta con el apoyo de la Fundación AMA. Dos mundos, ideas y propuestas estéticas opuestas y dialogantes estarán en esta exposición.

N.N: ¿Cuál ha sido el criterio curatorial para seleccionar las piezas a ser exhibidas?

M.R.C: Por un lado, la relación entre los animales y los seres humanos. No es cualquier tipo de animal, son domésticos, esos animales que de una u otra manera habitan a nuestro alrededor, sean animales de caza o que sirvan para la economía de un hogar o del campo. Esta relación que se crea es tan personal que se transforma en una suerte de necesidad recíproca. Por otro lado, me interesaba la introducción de una variedad de elementos en la fotografía de Ballen, líneas, formas, objetos… Me interesaba que la fotografía análoga fuera en blanco y negro. Como dice Ballen, es uno de los pocos que queda que trabaja con este tipo de fotografía, razón por lo que se hace interesante presentar su trabajo en Chile. También, las posturas de Ballen al plantear su obra como minimalista, aun cuando sus imágenes en sí no lo son; o que su trabajo no tiene un sentido político, a pesar de que sí lo es, sobre todo al plantear relaciones cotidianas e íntimas con intenciones claras de un escenario ficticio (la política de la intimidad). Estas ideas se ven de manera clara en sus exposiciones y su museografía. O sea, el sentido de lo mínimo se dimensiona al entrar a ver las muestras, lo que se transforma finalmente en una sensación minimalista. Muchos fotógrafos documentalistas se declaran solamente fotógrafos, como si no pertenecieran al campo del arte; en cambio, Roger Ballen se dice artista y sus fotografías vienen del documentalismo, no en su esencia tradicional –en la cual se intenta retratar o imitar una realidad textual–, sino que, por el contrario, Roger crea la fotografía documental ficcional. Ese punto me parece fundamental, pues la discusión de “lo que es arte y no” está en una esfera discutiendo entre si la fotografía es arte o no, lo que me parece muy pertinente. Finalmente, qué es el arte y la fotografía. Estos tópicos me parecen fundamentales en el momento de bosquejar una curaduría: no es solamente la selección de obras con su museografía, sino que también las posibles discusiones y aportes que se produzcan en el contexto local. Además, me parece que es un artista sin miedo a explorar y redescubrir las disímiles maneras de explorar la fotografía. Es un artista que dialoga con la música, como lo fue y es con la banda Die Antwoord, o con el teatro. Su obra es un acto perfomancista en esencia. Por otro lado, hago una suerte de línea histórica en donde se puede apreciar los cambios que se han ido produciendo en la obra de Ballen en las últimas décadas. Por cierto, un punto importante es exhibir una parte del proyecto de dirección de arte y fotográfico que realizó con Die Antwoord. La apuesta acá es invitar a otros actores/públicos a visitar la exposición.

N.N: ¿Qué puedes comentarnos sobre las obras que podremos ver?

M.R.C: Habrá 40 fotografías, donde podremos apreciar varios momentos de su producción artística, que me parecen relevantes para poder comprender y dimensionar la postura que tiene Ballen ante el mundo y la fotografía. Apostamos a exhibir piezas de Ballen que generen reflexiones sobre nosotros mismos como personas, sobre nuestros contextos sociales, y de esta manera podemos interpelar desde el arte y la fotografía nuestras ideas al resto. De las obras que mostraremos, habrá una extensión a un espacio de mediación, donde la gente podrá interactuar de manera independiente y conocer con mayor profundidad la obra del artista.

N.N: ¿Cuál consideras que puede ser el aporte de una exposición como la de Roger Ballen en el contexto chileno?

M.R.C: Parte de la selección se realizó pensando en la realidad local, específicamente lo referido a la Quinta Normal, donde está Matucana 100. Sin lugar a dudas será interesante ver cómo reacciona esta comunidad al ver la muestra. Esperamos también mostrar un trabajo de un artista que ha logrado tener un sello propio y penetrante que podría refrescar el escenario de la fotografía chilena. Por otro lado, siempre es un aporte tener exposiciones de artistas internacionales contemporáneos y vigentes, en la cual vienen a dar a conocer personalmente su trabajo. Otro aporte podría ser que es una muestra curada y producida localmente, lo que le da un contexto distinto a solo hacer el gesto de traer una muestra ya producida por otro curador/gestor.

N.N: Roger Ballen viajará a Chile a cerrar la exposición. ¿Puedes adelantarnos más sobre las actividades que el artista desarrollaría en Chile cuando visite el país?

M.R.C: Roger dará un laboratorio de fotografía abierta, una charla, y esperamos que algunas sorpresas más.

ROGER BALLEN: THE PLACE OF THE BALLENSQUE

Centro Cultural Matucana 100, Santiago de Chile

Del 20 de junio al 3 de septiembre de 2017

The following two tabs change content below.

Nicolás Narváez

Nace en La Serena (Chile) en 1987. Es publicista, editor y comentarista de arte. Licenciado en Comunicación Persuasiva por la Universidad del Desarrollo (Santiago, Chile). Actualmente es Editor en Jefe en Artishock, y fundador y editor general del blog de arte ANTE Santiago.
UA-20141746-1 Cartelera