Galardonada recién en mayo pasado con el León de Oro por su Trayectoria Artística en la 57° Bienal de Arte de Venecia, Carolee Schneemann (1939) es considerada una de las pioneras del performance a nivel mundial. Sus obras, que abordan los roles de género, la sexualidad y el uso del cuerpo en el arte, mantienen no sólo relevancia, sino que han ejercido una tremenda influencia en generaciones posteriores de artistas.

En colaboración con el Museum der Moderne de Salzburgo, el MMK – Museum für Moderne Kunst, en Frankfurt (Alemania), presenta hasta el 24 de septiembre de 2017 una retrospectiva de esta seminal artista estadounidense, que incorpora muchos de sus performances más conocidos, junto a un conjunto de obras rara vez o nunca exhibidas hasta la fecha. Centrándose de entrada en sus paisajes y retratos de los años cincuenta, que evolucionaron hasta convertirse en “construcciones pictóricas” de tipo objetual, la muestra pasa luego a investigar el papel de la pintura en los performances, coreografías y obras cinematográficas experimentales de la artista.

“Basada en un profundo estudio académico, esta retrospectiva profundiza como nunca antes en la obra de Schneemann en el contexto de la pintura”, señala Sabine Breitweiser, curadora de la exposición y directora del Museum der Moderne de Salzburgo. La exposición presenta unas 270 obras, entre las que se incluyen préstamos de la Fundación Generali de Viena, el Hamburger Bahnhof de Berlín, el mumok – museum moderner Kunst, en Viena, y la colección de la artista.

Carolee Schneemann, vista de la exposición “Kinetic Painting” en MMK Museum für Moderne Kunst, Frankfurt am Main, 2017. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn). Foto: Axel Schneider
Carolee Schneemann, vista de la exposición “Kinetic Painting” en MMK Museum für Moderne Kunst, Frankfurt am Main, 2017. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn). Foto: Axel Schneider
Carolee Schneemann, vista de la exposición “Kinetic Painting” en MMK Museum für Moderne Kunst, Frankfurt am Main, 2017. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn). Foto: Axel Schneider

Junto con otros protagonistas del mundo del arte de la ciudad de Nueva York en los años sesenta, Schneemann cuestionó los límites de las disciplinas artísticas y del contexto cultural tradicionales. En el proceso, llegó a nuevas formas -intrigantes y desafiantes- de un arte visionario y multidisciplinar. La exposición, que abarca seis décadas de la carrera de la artista, introduce la genealogía de un acercamiento a la pintura que literalmente entró en movimiento, y que condujo a una serie de innovaciones y progresos artísticos significativos (por ejemplo, sus performances de “teatro cinético”).

Carolee Schneemann empezó a poner sus pinturas en movimiento utilizando mecanismos sencillos e integrando fotografías y objetos cotidianos en sus “construcciones pictóricas”. La exposición cuenta con numerosos ejemplos de este tipo, en los que la artista también fue pionera en el uso del fuego como material creativo.

En 1961, Schneemann se trasladó a Nueva York y se insertó en la escena del arte del downtown neoyorquino, contribuyendo con proyectos vanguardistas de cine y danza, happenings, y otros eventos. Artistas como Andy Warhol, Claes Oldenburg y Robert Morris fotografiaron a Carolee Schneemann y la invitaron a participar en sus performances. En 1962, y cuestionando el papel tradicional atribuido a las mujeres en el arte como espectadoras lindas y silenciosas, finalmente comenzó a experimentar con coreografía. Schneemann fue la primera artista visual en coreografiar para el Judson Dance Theater (1962-1964), y apareció como la Olympia de Manet en Site, de Robert Morris (1964). Con el objetivo de llevar la pintura más allá del lienzo y ser tanto “imagen como productora de imágenes”, hizo una fotografía híbrida de este performance.

Carolee Schneemann, vista de la exposición “Kinetic Painting” en MMK Museum für Moderne Kunst, Frankfurt am Main, 2017. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn). Foto: Axel Schneider
Carolee Schneemann, vista de la exposición “Kinetic Painting” en MMK Museum für Moderne Kunst, Frankfurt am Main, 2017. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn). Foto: Axel Schneider

Muchas de las obras y textos de Schneemann se centran en el cuerpo femenino en sus contextos social e histórico y exploran el erotismo y el placer sexual desde una perspectiva femenina. Su película sexualmente explícita Fuses (1965) la retrata junto a su compañero, el compositor y teórico de la música James Tenney, haciendo el amor para revelar una intimidad mutua y subvertir los tropos de la pornografía. Interior Scroll (1975/1977), uno de sus trabajos más reconocidos, postula el cuerpo de la artista como fuente de conocimiento “interior”: centímetro por centímetro, saca un rollo de papel de su vagina y lee un monólogo que desacredita el sexismo y el desprecio que enfrentan las mujeres en los mundos del arte y del cine experimental.

Pero quizás su obra más conocida sea la pieza pionera del “teatro cinético” Meat Joy (1964), una celebración opulenta y extática de la sexualidad, la música pop y la carne. Y en una crítica a la pintura de los expresionistas abstractos, desarrolló Up to and Including Her Limits (1973-1977), una instalación performática que pone de relieve el cuerpo de la artista incluso como marca artística.

Carolee Schneemann, Up to and Including Her Limits, 1973-1977. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn)
Carolee Schneemann, Eye Body: 36 Transformative Actions for Camera, 1963. Cortesía de la artista, P.P.O.W Gallery (Nueva York), Hales Gallery (Londres), Galerie Lelong, (París), y VG Bild-Kunst (Bonn)

CAROLEE SHCNEEMANN: KINETIC PAINTING

MMK, Frankfurt, Alemania

Hasta el 24 de septiembre de 2017