La exposición Claudia Andujar. Mañana no debe ser como ayer, que se presenta en el Museum für Moderne Kunst (MMK), en Frankfurt, es la primera en Europa en recorrer de manera amplia la obra fotográfica de Claudia Andujar (Neuchâtel, Suiza, 1931). La artista y activista, que ha vivido en São Paulo desde 1955, ha desarrollado un trabajo estrechamente vinculado con la historia brasileña reciente y los contrastes y conflictos del país.

Andujar trabajó inicialmente como fotógrafa para varias revistas brasileñas y estadounidenses. En 1971, sus viajes la llevaron hasta los Yanomami, el grupo étnico indígena más grande de la región amazónica. A principios de los años ochenta produjo la que sigue siendo su serie fotográfica más importante, Marcados, imágenes donde la praxis artística y la participación de los activistas están inseparablemente ligadas.

Andujar vivió con los Yanomami durante varios años y, en 1978, se unió a Bruce Albert y Carlo Zacquini para fundar la Comissão pela Criação do Parque Yanomami (llamada entonces Comissão Pró-Yanomami) en defensa de los Yanomami y su medio de vida. A principios de los años ochenta, la comisión inició una campaña de vacunación para la que Andujar trabajó haciendo retratos de los Yanomami en varios pueblos de la región amazónica. Como tradicionalmente los Yanomami no usan nombres -se dirigen unos a otros por medio de relaciones familiares-, se les dio collares con números como medio de identificación en sus registros de vacunación. Fue veinte años más tarde, en 2006, cuando Andujar mostró por primera vez estas fotografías, en la Bienal de São Paulo, y las tituló Marcados.

Desde entonces, la obra de Andujar ha despertado mucha atención en el contexto sudamericano. Hasta el día de hoy, se distingue por su contingencia y fuerza explosiva, sobre todo ante la continua invasión del territorio Yanomami por los garimpeiros ilegales, las protestas en Brasil y la política climática anunciada recientemente por el gobierno brasileño. En vista de los acontecimientos políticos y sociales recurrentes en el país, el título de la exposición, Mañana no debe ser como ayer, refleja el mensaje de Claudia Andujar para el presente.

En la exposición de MMK, Andujar presenta una selección de obras en cavaletes -vitrinas de bloques de hormigón y láminas de vidrio-, inventados por la arquitecta italiana-brasileña Lina Bo Bardi en 1968 para el Museo de Arte de São Paulo (MASP). Esta forma de presentación subraya el carácter dialógico de las fotografías de Andujar, que encuentran al espectador a la altura de los ojos.

Además de las fotografías, la muestra presenta dibujos originales de los Yanomami producidos en el contexto de un proyecto que la artista inició en 1976 y que fue publicado en un libro titulado Mitopoemas Yãnomam (Poemas Míticos de los Yanomami). El libro también crea un diálogo, en este caso entre los poemas y dibujos de los Yanomami y las fotografías de Andujar.

CLAUDIA ANDUJAR: TOMORROW MUST NOT BE LIKE YESTERDAY

Curaduría de Carolin Köchling, en colaboración con Peter Gorschlüter

Museum für Moderne Kunst (MMK), Frankfurt, Alemania

Hasta el 25 de junio de 2017

UA-20141746-1