Graciela Iturbide (Ciudad de México, 1942) presenta en la nueva galería Cecilia Brunson Projects Santiago una exposición de 37 fotografías que abarcan cuatro décadas de trabajo, de 1969 a 2007, en donde se revisan momentos claves de su carrera, incluyendo algunas de sus piezas más emblemáticas pertenecientes a las series Juchitán, Pájaros y Los que viven en la Arena.

Se trata de una selección tomada de las 90 fotografías que Iturbide expuso por primera en Chile en 2015 -desde sus primeras imágenes a sus célebres retratos de plantas y del baño de Frida Kahlo- en la muestra Fotografías, presentada en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), curada por la fotógrafa y gestora cultural Cristina Alemparte.

“La relación entre Cecilia Brunson Projects y Graciela Iturbide surgió inesperadamente. Conversando con la gestora cultural Cristina Alemparte, quien había traído a Graciela Iturbide al GAM en 2015, me contó que aún tenía una selección importante de la muestra embalada en su oficina en Santiago, esperando partir de vuelta a México. Entonces, nos contactamos con Graciela para proponerle una muestra aquí en la galería, y ella estuvo dispuesta a colaborar con nosotros de inmediato”, cuenta la galerista Andrea Brunson sobre el génesis de la actual exposición. “Para nosotros es un honor tener a una artista de su calibre en nuestro historial”, agrega.

“Graciela Iturbide es actualmente una de las fotógrafas más importantes del mundo. Era una pena que estas fotografías volvieran a México sin que el público chileno pudiera verlas una última vez antes de partir”, comenta Cristina Alemparte, curadora de la anterior exhibición en el GAM.

 

Graciela Iturbide, Novia, Muerte, 1984, 40 x 50 cm. Cortesía: Cecilia Brunson Projects Chile
Graciela Iturbide, Carmen, La Mixteca, México,1992, 40 x 50 cm. Cortesía: Cecilia Brunson Projects Chile
Graciela Iturbide, Mujer ángel, Desierto de Sonora, México, 1979, impresión en gelatina de plata. Cortesía: Cecilia Brunson Projects Santiago

Iturbide es conocida por sus fotografías que captan imágenes de América Latina. Dos proyectos en particular centraron su mirada en algunos de los pueblos indígenas del continente. En 1978 capturó a los indios Seri, un grupo de pescadores que viven un estilo de vida nómada en el desierto de Sonora, en el noroeste de México, a lo largo de la frontera con Arizona. Una serie posterior, de 1979 a 1989, retrata al pueblo Juchitán, que forma parte de la cultura zapoteca originaria de Oaxaca, en el sur de México.

Sin embargo, su trabajo es más que mero fotoperiodismo. Como dice Iturbide, “la cámara es una excusa para compartir la vida del pueblo, el ritmo y la sencillez de las festividades, para descubrir mi país”. Para Iturbide, la cámara es un pretexto para conocer el mundo. “Mientras utilizo mi cámara soy, sobre todo, una actriz que participa en la escena que tiene lugar en este momento, y los otros actores saben qué papel desempeño. Nunca pienso en mis imágenes como un proyecto, simplemente vivo las situaciones y las fotografío; después descubro las imágenes”.

Iturbide también vuelca el foco de la lente sobre sí misma. Una selección de autorretratos, tomados durante estas cuatro décadas, demuestran la mirada de la artista y la búsqueda del conocimiento hacia adentro. Imágenes como Autorretrato con serpientes, Oaxaca y la inquietante Ojos Para Volar, Coyoacán, México, presentan retratos íntimos de la artista.

Graciela Iturbide, Doña Guadalupe, Juchitan, Oaxaca, 1989, 40 x 50 cm. Cortesía: Cecilia Brunson Projects Chile
Graciela Iturbide, Magnolia, Juchitan, Oaxaca, 1986, 40 x 50 cm. Cortesía: Cecilia Brunson Projects Chile

GRACIELA ITURBIDE

Cecilia Brunson Projects, Santiago de Chile

Del 18 al 31 de mayo de 2017

The following two tabs change content below.

Nicolás Narváez Alquinta

Nace en La Serena (Chile) en 1987. Es publicista, editor y comentarista de arte. Licenciado en Comunicación Persuasiva por la Universidad del Desarrollo (Santiago, Chile). Actualmente es Editor en Jefe en Artishock, y fundador y editor general del blog de arte ANTE Santiago.