La Galería Macchina de la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile presenta la exposición Acción Monumenta, del colectivo de arte MICH, el resultado de un proceso de colaboración con diversas agrupaciones sociales de la localidad de Matilla, en la región de Tarapacá.

MICH realizó diversas actividades bajo el contexto de las Residencias de Arte Colaborativo, coordinadas por Red Cultura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) y Servicio País (Programa de intervención social de la Fundación Superación de la Pobreza), las cuales constituyeron el argumento principal de la muestra.

Durante la residencia, MICH estableció vínculos con distintas agrupaciones sociales de la comuna de Pica, como el Club Social y Cultural Cachimbo Matillano “Regina Bejarano y Rogelio Loayza”, Jiwasa Oraje (la Ecozona de Matilla), Agrupación Barro Mágico de Pica y la Escuela Nueva Extremadura de Matilla. Particularmente, con esta última institución el colectivo llevó a cabo su obra Acción Monumenta, pensada como un proceso artístico a través del cual dar cuenta de la diversidad cultural de Matilla. Este objetivo se llevó a cabo mediante el diseño y confección colectiva de banderas en las que se interpelaran simbólicamente distintos aspectos de la vida cotidiana del pueblo, tales como el clima, la vegetación, la comida y la economía local, entre otros.

El desarrollo de la residencia implicó varias etapas; primero, presentarse en las comunidades de Pica y Matilla, instancia donde se dio a conocer el proyecto Acción Monumenta tanto en colegios y centros comunitarios como en el espacio público. “Estas fueron oportunidades clave de negociación, en las que se pusieron a prueba nuestras ideas y metodologías, a fin de ser modificadas y/o ajustadas a la realidad local”, señala el colectivo.

La segunda etapa buscó conocer y reconocer el territorio específico donde trabajarían, además de identificar a los actores claves de la zona. “Recorrimos caminando toda esta localidad y elaboramos mapas temáticos con información relevante para el proyecto, como centros sociales, educativos, juntas de vecinos, negocios, centros de esparcimiento, flujos sociales… En este proceso, buscamos conversar con la comunidad local e identificamos a los actores claves, a quienes entrevistamos para conocer en profundidad su especial sabiduría”, explican.

Finalmente, MICH sostuvo encuentros creativos y sesiones de diálogo con la comunidad. “Nos juntamos con pequeños grupos a dibujar y a conversar sobre el vínculo entre arte, vida y memoria”, dicen. En paralelo, se puso en circulación dos fanzines (publicaciones económicas y de tirada reducida) con la descripción tanto del proyecto, como del proceso mismo. Estos incluyeron reflexiones particulares sobre la experiencia total, comics e ilustraciones, bajo el título Amigos Matillanos I y II.

El Colectivo de Arte MICH (Museo Internacional de Chile) tiene una trayectoria de 6 años, durante los cuales ha llevado a cabo un amplio abanico de actividades artísticas y acciones culturales producto del diálogo, la reflexión y la práctica constante.

“Desde un comienzo nuestras líneas de trabajo han sido la colectividad, la crítica constructiva, el juego, el amor por la aventura y la valorización por las cosas hechas con cariño. Trabajar en colectivo ha requerido de la delicadeza de todos los integrantes del grupo, pues todo lo que hacemos se trata de vínculos afectivos y efectivos. En ese sentido, valoramos enormemente el hecho de que cuando trabajamos en colectivo los resultados siempre sean inesperados, pues hacemos cosas que no nos hubiésemos atrevido a hacer de forma individual”, concluyen.

COLECTIVO DE ARTE MICH: ACCIÓN MONUMENTA

Galería Macchina de la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile, Santiago

Hasta el 10 de mayo de 2017

UA-20141746-1 Cartelera