Despacio es ampliamente considerado como uno de los pocos espacios latinoamericanos independientes que ha tenido una influencia continua en la escena del arte de la región en la última década. Su visión y contribución al desarrollo de la voz artística centroamericana es verdaderamente única. Desde su creación, ha explorado persistentemente nuevos modelos artísticos y prácticas curatoriales, a la vez que se mantiene como una fuerza elemental en el continuo desarrollo de la creación artística de América Central.

Sies + Höke, en Düsseldorf, Alemania, dio al curador de Despacio, Sandino Scheidegger, y a su fundador, el artista Federico Herrero, carta blanca para presentar una amplia exposición de artistas latinoamericanos que han conocido a lo largo de su carrera o en quienes se han inspirado para desarrollar su propia práctica creativa.

Convocando a artistas de reconocida trayectoria como Luis Camnitzer o Alfredo Jaar, junto a otros más jóvenes como Iván Argote y Sol Calero, los curadores buscan trazar en la muestra First Day of Good Weather (Primer Día de Buen Tiempo) una historia del arte latinoamericano no lineal, toda vez que, ahora más que nunca, al hablar de una noción colectiva de arte de América Latina hay tantos caminos para abordarlo como los hay para recorrer sus diecinueve países y territorios. “Apartándonos de una visión generalizada de la región, escogemos un camino más personal al reunir obras de artistas latinoamericanos que nos inspiraron en nuestra travesía por la última década, poniendo en primer plano las obras, artistas y conversaciones que jamás podríamos olvidar”, señalan.

Federico Herrero, Volumen, 2017. Vista de la instalación en Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies
Federico Herrero, Volumen, 2017. Vista de la instalación en Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies
Federico Herrero, Volumen, 2017. Vista de la instalación en Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies
Federico Herrero, Volumen, 2017. Vista de la instalación en Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies

PENSAMIENTOS

Por Sandino Scheidegger

Primer Día de Buen Tiempo toma como inspiración y punto de partida las conversaciones que ocurrieron en y alrededor de Despacio. Si bien es cierto que los diálogos personales pueden resultar en una percepción filtrada de la realidad – los filtros y la percepción son ambos altamente subjetivos –, esa misma subjetividad pareciera ser un ingrediente esencial para un espacio de arte verdaderamente independiente. No hay pautas establecidas, solo una visión que se enfoca a través del discurso de colegas con ideas afines.

La exposición presenta obras de arte de dieciséis artistas de América Central, la mayoría de los cuales nunca antes habían mostrado su trabajo en Alemania. También están incluidos otros trece artistas latinoamericanos que han estado en el centro de amplios diálogos que detallan su profunda influencia en generaciones enteras de artistas, desde el Río Grande de México hasta la Tierra del Fuego en Argentina.

Abarcando múltiples géneros y oscilando del tono político al humorístico, las obras trascienden el encanto inmediato de lo exótico para revelar el espíritu contagioso de la curiosidad. Las propuestas artísticas por lo general son actos de equilibrio entre la vida cotidiana y lo que significa ser un artista en la sociedad latinoamericana, una sociedad que tiene una larga historia de luchas contra las crisis políticas locales y globales, el capitalismo colonial, el abuso de poder, y los apuros por subsistir el día a día.

El arte es pensamiento crítico: construye una conciencia de los mecanismos internos de la mente. Pero el arte también está tratando de explicar las situaciones en las que nos encontramos. Nos ayuda a aceptar que no existe tal cosa como una única realidad actual, sino más bien un sinnúmero de percepciones que en conjunto forman parte de nuestra realidad colectiva. La suma de todas estas obras es, por lo tanto, más cercana a una conceptualización fluida de América Latina y su arte, que a una definición estática.

Primer Día de Buen Tiempo lleva a los visitantes a donde todo comenzó: las conversaciones con artistas que volaron nuestros pensamientos al espacio para regresar en configuraciones nuevas e inusuales que culminarían en más de cincuenta exposiciones y proyectos durante la última década. La exposición es un viaje de descubrimiento a través del territorio artístico de América Latina, lejos del trillado camino de las fantasías exóticas, lidia más bien con experiencias y contextos específicos que existen en constantes estados de evolución. Esperamos, siempre atentos, después de cada temporada lluviosa, ese primer día de buen clima para empezar de nuevo nuestras exploraciones.

Adrián Melis, The Value of Absence, 2009-2011. Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies
Alfedo Jaar, A Logo for America, 1987; Benvenuto Chavajay, Doroteo Guamuch, 2013. Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies
Videos de Naufus Ramírez-Figueroa, Abigaíl Reyes, Javier Calvo, Crack Rodríguez, Iván Argote. Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies
Tercerunquinto, Ampliación de un área verde, 2007. Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania, 2017. Foto: Achim Kukulies

PRIMER DÍA DE BUEN TIEMPO

Concebido por Despacio, Costa Rica

Curadores: Sandino Scheidegger y Federico Herrero

Artistas: Jennifer Allora & Guillermo Calzadilla, Alejandro Almanza Pereda, Iván Argote, Sol Calero, Javier Calvo, Luis Camnitzer, Benvenuto Chavajay, Donna Conlon & Jonathan Harker, Alejandro de la Guerra, Melissa Guevara, Federico Herrero, Walterio Iraheta, Alfredo Jaar, Regina José Galindo, Aníbal López, Teresa Margolles, Adrian Melis, Ronald Morán, Rivane Neuenschwander, Yoshua Okón, Liliana Porter, Naufus Ramírez-Figueroa, Abigail Reyes, Crack Rodríguez, Gabriel Rodríguez, Tercerunquinto, Adán Vallecillo, Guillermo Vargas Habacuc.

Sies + Höke, Düsseldorf, Alemania

Hasta el 11 de marzo de 2017