La primera Bienal de Diseño de Londres presenta hasta el 27 de septiembre en la Somerset House de esa ciudad un conjunto de instalaciones, obras de arte, prototipos y diseños de 37 países y territorios, unidos bajo el tema Utopia by Desing (Utopía de diseño), que ha tomado como inspiración el clásico libro de Tomás Moro, Utopía (1516).

La curaduría invitaba a los participantes a presentar propuestas que indagaran en el papel del diseño en nuestro futuro colectivo, que interrogaran la historia de la idea utópica o que abordaran algunos de los problemas fundamentales que hoy enfrenta la humanidad.

Así, colectivos de arquitectos, diseñadores, científicos, escritores y artistas han presentado instalaciones a gran escala, interactivas o con esculturas cinéticas, instalaciones digitales inmersivas, pop-ups culinarios, performances y representaciones de realidad virtual del futuro que tocan diversos aspectos de la línea curatorial, como imaginaciones fantásticas de las ciudades del futuro, homenajes a propuestas utópicas no realizadas en el pasado y soluciones innovadoras para los problemas de la vida del siglo 21: la sostenibilidad, la migración y los conflictos, la contaminación, la innovación tecnológica, la escasez de agua y la igualdad social.

Foto original de archivo del cuarto de operaciones del Cybersyn. Foto: Gui Bonsiepe. Cortesía: Bienal de Diseño de Londres, 2016

CHILE

The Counterculture Room

The Counterculture Room fue la propuesta chilena elegida por la Bienal de Diseño de Londres entre las más de 20 que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) y la Dirección de Asuntos Culturales (Dirac) del Ministerio de Relaciones Exteriores enviaron para su evaluación.

El pabellón chileno, curado por Andrés Briceño y Tomás Vivanco, ambos co-directores de Fab Lab Santiago, consiste en una instalación del programa Cybersyn, que entre los años 1970 y 1973 buscó poner en red y en tiempo real a las empresas estatales, pero que tras el Golpe de Estado debió ser abortado.

La propuesta curatorial de Briceño y Vivanco rescata una de las principales características de la iniciativa: integrar a los trabajadores con las autoridades, lo que le valió el rótulo de proyecto inédito y pionero en todo el mundo.

“Este proyecto ejemplifica muy bien lo que somos: con carencias y muchos defectos logramos llegar a algo, aparece una voluntad muy grande que demuestra un carácter muy marcado por nuestro territorio, y la creatividad con la que se enfrentaron los problemas de la época representa el peak de ese carácter insular y precario, pero altamente creativo cuando hay que enfrentar problemas graves”, explicó Andrés Briceño, de Fab Lab Santiago.

The Counterculture Room, 2016. Pabellón de Chile en la Bienal de Diseño de Londres. Foto cortesía del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, Chile
Render de Parawifi, propuesta de Cuba para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Cortesía de la Bienal

CUBA

Parawifi

Cuba celebró la revolución política en 1959. Ahora está en la cúspide de la revolución digital con el sistema modular PARAWIFI que proponen en la Bienal los diseñadores –y a su vez curadores- Luis Ramírez y Michel Aguilar.

En la actualidad hay 135 puntos Wi-Fi en Cuba, la mayoría en La Habana. Los usuarios de teléfonos inteligentes navegan la web usando tarjetas de prepago de acceso, y para alcanzar el reino utópico de la nube virtual tienen que estar de pie o bien sentarse en la acera u otro mobiliario urbano improvisado.

Los diseñadores Luis Ramírez y Michel Aguilar proponen así una serie de estaciones que, agrupadas, podrían conformar un oasis digital que radicalmente repensaría el espacio urbano de Cuba.

Uno de los módulos de Parawifi, propuesta de Cuba para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Cortesía de la Bienal
Imagen de referencia para Border City, propuesta de México para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Cortesía de la Bienal

MÉXICO

Border City

Border City, de Fernando Romero, presenta la visión de una ciudad binacional en una de las fronteras más importantes del mundo, la de Estados Unidos y México, cuyos estados fronterizos son ahora el hogar de más de 100 millones de personas. El concepto se basa en la larga historia de aquellos lugares donde se encuentran las fronteras, ciudades donde las culturas chocan y se mezclan. Este plan maestro integral es propicio para ambos lados de la frontera, tomando en cuenta las oportunidades industriales, comerciales y de empleo, mientras reconoce deficiencias en la planificación urbana.

El prototipo urbano de Romero, con una planta hexagonal, es un nuevo modelo para las ciudades donde crece la población, aumenta la migración, y las economías continúan globalizándoze.

Border City, propuesta de México para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Cortesía de la Bienal
Border City, propuesta de México para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Cortesía de la Bienal
VRPolis, Diving into the Future, propuesta de España para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Diseño de instalación de María Levene. Cortesía de la Bienal

ESPAÑA

VRPolis, Diving into the Future

La propuesta española  gira en torno a la proyección utópica hoy día, pero posiblemente real en un futuro próximo, de cómo podrían ser las ciudades de densidad media dentro de 100 años. Un ejercicio de creatividad y reflexión que permitirá a los ciudadanos visualizar cómo la tecnificación urbanística puede contribuir a optimizar recursos y evitar la contaminación, mejorando la habitabilidad y el bienestar.

Para esta experiencia pionera la ciudad elegida ha sido Santander, por su implicación con la innovación a través de su programa Smart City.

El proyecto, creado por la productora DímeloAmí, ha contado con la colaboración de InMediaStudio, empresa especializada en la creación de experiencias inmersivas y técnicas audiovisuales 360º, así como con el asesoramiento de un equipo del Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria (COACAN) y de Viesgo en temas de energía y movilidad sostenible.

Tras la experiencia de Santander, Producciones DímeloAmí pretende desarrollar otras VRPolis con el objetivo de que los ciudadanos puedan conocer qué tendencias existen para planificar los hábitats futuros y qué alcance pueden tener las innovaciones tecnológicas en su bienestar.

VRPolis, Diving into the Future, propuesta de España para la Bienal de Diseño de Londres, 2016. Cortesía de la Bienal

BIENAL DE DISEÑO DE LONDRES

Somerset House, Londres

Hasta el 27 de septiembre de 2016