Se retiene en tu retina

La primera pantalla

En la cultura indígena, el reflejo de las estrellas cumplía una función ritual y mágica. En un cuenco relleno de agua, que hacía las veces de espejo, veían reproducido, como en una pantalla, una copia en miniatura del cielo. En esta exposición verás luz y reflejos de luz. Una información visual que se procesa y reacciona en el interior de tu ojo.

Oleajes, estructuras que se elevan

La interpretación de las imágenes, sean éstas en dos o en tres dimensiones, depende de tu experiencia, conocimiento, y estado de ánimo. El componente líquido está presente de forma metafórica, por formas sugeridas, y literal. Andamiajes de luz que parecen flotar en el espacio. Esqueletos, composiciones. Una narrativa construida a través de espectros.

Reflejos ilusorios

Fluyen a la deriva

En De Rivus, la primera exposición individual de David Scognamiglio en la Galería NAC, vemos reflejos y reflejos de reflejos. Caudales de luz que se desvían. Deriva de un río. Parecen creaciones generadas a través de la tecnología. Pero en estas imágenes el origen digital no es puro. Son fotografías de luz, y, en el caso de la instalación, una escultura de luz. Quizás consecuencia de esa presencia de lo “analógico” es la culpable de esa sensación de calma, de hiato, meditativa.

Cierras los ojos

Y la luz aún tintinea

Como un recuerdo indeleble, como un reflejo del pasado, como una premonición.

Juan José Santos

Crítico y curador

DAVID SCOGNAMIGLIO: DE RIVUS. NAC, Galería Arte Contemporáneo. Santiago, Chile. Foto cortesía del artista. 2016
DAVID SCOGNAMIGLIO: DE RIVUS. NAC, Galería Arte Contemporáneo. Santiago, Chile. Foto cortesía del artista. 2016

DAVID SCOGNAMIGLIO: DE RIVUS

NAC. Galería Arte Contemporáneo. Santiago de Chile.

Hasta el 30 de julio de 2016.