La galería Perrotin, en París, presenta hasta el 30 de julio ¿Cómo te voy a olvidar?, una muestra colectiva de 16 artistas cuyas obras dan cuenta de la complejidad del México actual, un país percibido desde hace ya varios años como uno de los escenarios más importantes del arte contemporáneo internacional. Influenciado tanto por Estados Unidos como por Sudamérica gracias a su situación limítrofe con ambos “mundos”, México se ha tornado en una suerte de “intersección multicultural”.

Gwladys Alonzo (Francia), Ana Bidart (Uruguay), Yann Gerstberger (Francia) y Ariel Orozco (Cuba), además de los mexicanos Edgardo Aragón, Pía Camil, José León Cerrillo, José Dávila, Fritzia Irízar, Dr. Lakra, Gonzalo Lebrija, Jorge Méndez Blake, Tania Pérez Córdova, Gabriel Rico, Martín Soto Climent y el colectivo Tercerunquinto (conformado por Gabriel Cázares y Rolando Flores) presentan obras en diversas técnicas y medios, desde cerámica, escultura, dibujo y fotografía hasta pintura, video, instalación, tapicería y collage.

Luego de dos años de investigación y tras múltiples viajes, encuentros y conversaciones con comisarios de exposición, críticos, directores de museos y de escuelas de arte en México, la directora de la galería, Peggy Leboeuf, junto a Anissa Touati, quien había vivido y trabajado anteriormente en ese país, decidieron traducir en una muestra estas experiencias y trasmitir con ello la diversidad existente en la escena artística mexicana.

El nombre de la exposición fue tomado de la famosa cumbia ¿Cómo te voy a olvidar?, de Los Ángeles Azules, una canción que las acompañó durante su estadía en México -sonaba recurrentemente en los talleres de los artistas, en el transporte y en la calle- y que para ellas simboliza la idea de una tierra intensa y apasionada.

Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.

Los artistas presentes en esta muestra abordan en sus obras las nociones de modernidad, identidad, ciudadanía y rituales mediante mensajes codificados bajo la forma de relatos personales, de historias interrumpidas o de fragmentos de diálogos. Algunos reinterpretan los paisajes socio-culturales a través de la literatura, la arquitectura o la ficción, mientras que otros reconsideran el legado del modernismo, sus ideologías e incluso los sistemas de lenguajes gráficos.

Entrando a la galería se pueden apreciar seis borrosos dibujos del colectivo Tercerunquinto. La serie, llamada Dibujo del escudo nacional borrado (2010), es producto de una acción colectiva de varios días, donde amigos, colegas y vecinos fueron invitados a borrar una parte del dibujo del escudo nacional de México.

Junto a estos trabajos se encuentran las esculturas en cerámica de Pía Camil quien, mediante objetos-performances, propone una fricción entre una representación no lingüística y los símbolos modernistas.

En la sala continua, José Dávila presenta una serie de nuevas esculturas que exploran el fenómeno físico de la gravedad con el fin de reflexionar sobre la geometría como línea directriz y fuente de creación. Las esculturas en suspensión son puestas en diálogo con un papel recortado de una obra de Roy Lichtenstein que, en su conjunto, establecen un acercamiento con la historia del arte, el minimalismo y la arquitectura.

Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.
Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.

En otro sala, José León Cerrillo instala in situ capas y cuadros superpuestos que dividen el espacio, generando mediante un uso particular de la perspectiva la construcción de una composición cercana al abstraccionismo. Cada cuadro funciona de forma simultánea y, separados uno del otro en el espacio, crean diferentes ángulos para descubrir a través de la mirada. A la vez, expone una serie de serigrafías sobre vidrio que interrogan las ideologías del grafísmo y los sistemas de lenguaje.

Tania Pérez Córdova expone cuatro objetos que se perciben como mensajes codificados por situaciones abstractas, siempre manteniéndose fieles a su información formal y conceptual. La disonancia entre la temporalidad de los objetos y su apariencia física revela la emergencia no atendida de relatos personales, historias interrumpidas, fragmentos de diálogos o simple humor, transformando su vocabulario, rico en términos escultóricos, en un acercamiento casi performativo de la fabricación de objetos.

En el segundo piso, Fritzia Irízar, inspirada por las investigaciones del psiquiatra francés Gaëtan Gatian de Clérambault (autor de la erotomanía descrita en Les psychoses passionnelles) y por la simbología del llamado “gorro frigio”, expone dos esculturas y tres videos acerca de lo efímero de la libertad cuando una sociedad pierde la memoria. El contorno de la imagen del “gorro frigio”, símbolo por excelencia de la libertad, se inscribe sobre la confortable superficie fieltrada de nuestra existencia. Pero incluso ejerciendo una presión, el símbolo no deja marca y su forma se desvanece delante de nuestros ojos.

Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.

Ana Bidart, en cambio, se interesa por los objetos que no son necesariamente visibles: pasaporte, cajas vacías, materiales de embalaje, códigos de barra, números de serie, detalles de embarques, cintas adhesivas y residuos de todo tipo, para transportarlos desde su lugar de origen hacia una nueva vida. A través de procesos artesanales e informales, aplica directamente estos objetos a la tela, frotando la superficie con solventes en grandes zonas de pinceladas grisáceas.

Ariel Orozco presenta la pintura Yo te amo más (2015), un díptico en acrílico sobre tela donde cada panel (de dimensiones de 1 x 1 metro) ha sido pintado como un lienzo monocromo: el primero en oro puro y el segundo en plata. Ambos son pegados una contra el otro durante dos semanas para después ser despegados, por el mismo artista, utilizando una gran fuerza. El resultado es la adherencia, la separación y la combinación de cada uno de los dos colores en una abstracción armoniosa y fortuita. El proceso hace referencia a la separación entre personas unidas por estrechos vínculos, donde cada una pierde una parte de sí y a la vez conserva una parte del otro.

Martin Soto Climent despliega objetos domésticos y ropa “vintage”, como persianas dispuestas en equilibrio de manera simple pero frágil, o pantys y mezclillas que componen un cuadro. Los objetos íntimos impregnados de una tensión erótica y la re-contextualización de objetos cotidianos recuerdan a los insolentes ready-mades de Duchamp, los dadaístas y los surrealistas.

Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.
Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.
Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.

En la sala contigua, Jorge Méndez Blake presenta una serie de obras, esculturas, pinturas y polípticos que exploran la antigua contradicción entre la teoría y la práctica, la política y la poesía, e interrogan igualmente la manera en la cual organizamos el mundo escrito, proponiendo formas que se alzan entre lenguaje e imágenes. Utiliza referencias de la obra del escritor francés Georges Perec, como un faro negro, una biblioteca, un libro sobre un pedestal y otro comprimido entre una pila de ladrillos.

Dr. Lakra presenta una escultura y un dibujo: una “pin-up” corrompida, un carnaval grotesco erótico y kitsch, mezclando rituales antiguos y visiones alucinógenas con humor subversivo acerca de la articulación entre la vida, la muerte y el deseo.

En la sala continua, Yann Gertsberger, Gwladys Alonzo y Gabriel Rico se inspiran en la artesanía como medio para sobrepasar los códigos del modernismo. Las dos instalaciones de Gabriel Rico se componen de luces de neón, ramas, varillas de latón y animales disecados comprados en mercados de segunda mano y ensamblados con el fin de cuestionar nuestra relación con la naturaleza. La forma geométrica asociada a una forma animal u orgánica invita a una experiencia espiritual, un contacto con una realidad no discernible. Gwladys Alonzo utiliza el azulejo que viste las fachadas y las veredas de Guadalajara, típicas de la arquitectura de aquella ciudad, o reúne las piedras pintadas que marcan los caminos en los campos mexicanos. Yann Gerstberger pega fibras de algodón y tejidos industriales encontrados en mercados, inspirándose de motivos de la cultura popular mexicana, de la historia del arte y de la naturaleza.

Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.

El filme Exterminio (2014) de Edgardo Aragón es la reconstitución de un “vuelo de la muerte”, práctica utilizada por el gobierno mexicano durante la guerrilla de los años 70 y que consistía en hacer desaparecer los cuerpos de detenidos torturados arrojándolos al océano Pacífico. La reconstitución consiste en tirar al mar un bol conocido como “bule”, utensilio comúnmente usado en el trabajo agrícola para beber agua, tal como se hicieron con los cuerpos después descubiertos en las playas.

Por último, la instalación de cuatro proyectores de Gonzalo Lebrija presenta pequeños filmes en 16 mm. En cada uno se exhibe un pasaje magnífico que incluye una pequeña figura, a saber, el mismo artista, quien entra en el encuadre del filme y luego corre tan rápido como sea posible alejándose de la cámara. The distance between You and me (2009) parece sugerir una provocación, un intervalo que no puede ser reparado, pero Lebrija lo ofrece también como una invitación a reducir la distancia y a seguirlo en esos paisajes sublimes y fantásticos.

Vista general de la muestra: ¿Cómo te voy a olvidar? Foto cortesía de Galerie Perrotin, 2016.
The following two tabs change content below.

Carolina Matamala

Estudió arquitectura y luego realizó un Magister en Historia y Teoría del Arte en la Universidad de Chile, durante el cual formó parte de la dirección de la Revista Despliegue del magister. Actualmente realiza un Master en Mediación del Arte Contemporáneo en la Universidad Paris 8. Ha enfocado sus estudios en la teoría e historia del arte contemporáneo en Latinoamérica. Colabora con artículos para la revista Artishock, forma parte del proyecto Lupita (investigación sobre artistas de América Latina en Europa) y la Red de Conceptualismos del Sur. Actualmente colabora en un proyecto de exposición de prácticas artísticas desde el espacio residual en Suiza.