Conocido por su irreverente reverencia a los materiales, tales como ropa de mujer, artículos del hogar y fotografías antiguas, Martín Soto Climent es un reciclador empedernido. Su trabajo no es tanto sobre valorizar lo ignorado, descuidado y cotidiano, sino sobre transformarlo. Sin embargo, estas transformaciones, que son marcadas tanto por humor como por algo que oscila entre una sensualidad sutil y una perversidad alegre, siguen un rumbo decididamente Freudiano. Es como si el mundo material que rodea a Soto Climent ocultara un latente deseo que sólo su ojo es capaz de percibir y sus manos de liberar, como a un genio de una lámpara. No es difícil imaginarlo como un cruce entre, digamos, el rey Midas y el Mickey Mouse de la película Fantasía, pero con matices evidentemente eróticos y controlados. Es por estas razones que líneas paralelas al surrealismo a menudo se trazan hacia su obra. Dicho eso, su impulso por antropomorfizar eróticamente el mundo que lo rodea, no trata mucho sobre psicología, represión y desublimación, sino se enfoca en lo que nos hace humanos: deseo, y las formas en las que lo usamos para negociar, distorsionar y dominar al mundo.

Por todo lo anterior, el manejo artístico de Soto Climent no es nada más que pasivo. En realidad, como en respuesta a las exigencias, dilemas y repercusiones del deseo, esta micro-retrospectiva se enfoca precisamente en un aspecto específico de su obra: el modo ético que la gobierna. Una constante en el trabajo de Soto Climent es su acercamiento predominantemente provisional a la producción. Modificados temporalmente, los objetos que usa pueden, en muchos casos, volver a su función original. Su estado improvisado, no-utilitario como objetos artísticos puede ser, si no electivo, entonces fugaz. En este sentido, su trabajo, no agrega ni sustrae nada del mundo, simplemente lo modifica por un tiempo indefinido.

Presentando escultura, fotos, instalación y video, esta exposición en Lulu, espacio del cual es co-fundador, busca trazar una constelación torcida hacia el deseo de este modo en la producción singular e inimitable de Martín Soto Climent.

Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu
Vista de la Retrospectiva de Martín Soto Climent, en Lulu, Ciudad de México, 2016. Cortesía del artista y Lulu

MARTÍN SOTO CLIMENT: RETROSPECTIVA

Curada por Chris Sharp

Lulu, Ciudad de México

Hasta el 8 de agosto de 2016