El artista chileno Andrés Durán ganó el Premio Descubrimiento PHE 2016 en el contexto de la XIX edición de PHotoEspaña por su serie Monumento Editado, fotografías y video-instalaciones que presentan monumentos conmemorativos intervenidos digitalmente por medio de técnicas avanzadas de post-producción digital. El reconocimiento, que le merece una exposición individual en la próxima edición de PHotoEspaña, fue otorgado por un jurado compuesto por Guillaume Chamahian, Director Artístico de Les Nuits Photographiques, París; Gastón Deleau, Director de la Fototeca Latinoamericana (FoLa), Argentina; y Pía Ogea, comisaria independiente, España.

Durán fue uno de los participantes seleccionados en la VIII edición de Trasatlántica PHotoEspaña que se celebró en los Centros Culturales de España en México y Santiago de Chile.

La serie Monumento Editado genera ficciones por medio del lenguaje audiovisual y la fotografía, situando al espectador en un escenario conocido pero al mismo tiempo alterado. La imagen resultante de la post-producción digital es un monumento anónimo, sin rostro, que deja a la vista ciertos fragmentos de la escultura: las piernas o un brazo del prócer, o las patas de sus caballos. En los monumentos intervenidos queda oculta cualquier narración sobre el personaje representado, pasando a ser pura forma. Los monumentos se agrupan por categorías de acuerdo a la pose escultórica. De esta manera se obtienen sub-series fotográficas como Prócer de pie, Prócer sentado, Ecuestre, entre otros.

En 2013 comenzó la primera etapa del proyecto, con la investigación de los monumentos correspondientes a Santiago de Chile, continuó en Nueva York y actualmente se está ampliando hacia países fronterizos con Chile (Perú, Bolivia y Argentina).

El jurado, que examinó un total de 157 portafolios presentados en la convocatoria de este año de los visionados celebrados en Ciudad de México y Santiago de Chile -dentro Trasatlántica PHotoEspaña-, y Madrid, señaló en el fallo del premio a Andrés Durán que «el fotógrafo, con su intervención, vuelve a dar un interés gráfico y reinterpreta la historia contemporánea: las guerras, las revoluciones, las dictaduras, el génesis de nuestras ciudades. Se adelanta a las tormentas del tiempo: las de la naturaleza o del hombre”.