España ha sido galardona hoy con el León de Oro, la máxima distinción para las representaciones nacionales que participan hasta el 27 de noviembre en la XV Bienal de Arquitectura de Venecia. La muestra que acoge el Pabellón Español, titulada Unfinished (Inacabado), recoge ejemplos de arquitecturas realizadas en los últimos años a pesar de la crisis económica y con la máxima economía de medios. Los curadores españoles, Iñaqui Carnicero y Carlos Quintáns, ponen así de manifiesto el problema de las edificaciones que se han dejado sin acabar en España por falta de presupuesto.

“Son proyectos pensados para evolucionar y adaptarse a necesidades futuras y que confían en la belleza del paso del tiempo. Proyectos que entienden la arquitectura como inacabada, en constante evolución, y al servicio del ser humano, en un momento de incertidumbre respecto a la profesión que hace relevante su consideración en nuestros días”, según los curadores.

El fallo del jurado rescató que la propuesta española reúne una selección de obras y arquitectos  emergentes que muestran cómo el compromiso y la creatividad pueden trascender las limitaciones materiales”.

Según el texto curatorial de Unfinished, “España es uno de los países donde el impacto de la crisis económica más ha afectado a la práctica de la arquitectura. Deben existir pocos lugares en el mundo donde en un periodo tan corto de tiempo se erigieran tal cantidad de edificios, sin otra finalidad en muchos casos que alimentar el voraz motor de la economía. La ausencia de reflexión respecto a la necesidad o vigencia de estas obras hizo que muchas quedaran abandonadas debido a la inviabilidad económica para su finalización o mantenimiento. Su materialización en el territorio español ha generado una colección de edificios inacabados, que ejemplifican la sinrazón de los últimos años, donde la consideración del factor tiempo se sustrajo de la fórmula para hacer arquitectura”.

La muestra se compone de siete reportajes fotográficos sobre arquitecturas inacabadas o abandonadas en España, así como una serie de proyectos propuestos por 55 estudios de arquitectos españoles que ofrecen soluciones por un coste reducido para esos edificios a medio hacer.

Unfinished, muestra del Pabellon Español, XV Bienal de Arquitectura de Venecia. Foto: Laurian Ghinitoiu

Unfinished, muestra del Pabellon Español, XV Bienal de Arquitectura de Venecia. Foto: Laurian Ghinitoiu

Unfinished, muestra del Pabellon Español, XV Bienal de Arquitectura de Venecia. Foto: Laurian Ghinitoiu

Unfinished, muestra del Pabellon Español, XV Bienal de Arquitectura de Venecia. Foto: Laurian Ghinitoiu

Latinoamérica premiada

El León de Oro para la Mejor Participación en la Muestra Internacional Reporting from the Front, curada por el chileno Alejandro Aravena, lo recibió Gabinete de Arquitectura (Solano Benítez, Gloria Cabral y Solanito Benítez) de Paraguay, por «aprovechar los materiales simples, el ingenio estructural y de mano obra no calificada para acercar la arquitectura a comunidades marginadas».

NLÉ, una firma de arquitectura, diseño y urbanismo enfocada en ciudades en desarrollo, recibió el León de Plata para la joven promesa de la Muestra Internacional Reporting From the Front por Makoko Floating School, una escuela flotante para la comunidad de Makoko, en Africa. El jurado destacó que este proyecto es «una demostración contundente, ya sea en Lagos o en Venecia, de que la arquitectura, a la vez icónica y pragmática, puede amplificar la importancia de la educación».

Gabinete de Arquitectura (Paraguay). Foto cortesía La Biennale di Venezia

Gabinete de Arquitectura (Paraguay). Foto cortesía La Biennale di Venezia

NLÉ, Makoko Floating School, instalada en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

NLÉ, Makoko Floating School, instalada en la Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

En la categoría de Participaciones Nacionales, Perú y Japón recibieron Menciones Especiales.

Our Amazon Frontline, muestra del Pabellón Peruano, fue reconocida por “traer la arquitectura a un rincón remoto del mundo, haciéndolo un lugar, tanto para el aprendizaje, como para ser un medio para la preservación de la cultura de la Amazonia”. El pabellón peruano relata cómo se puede combatir la pobreza y preservarse el bosque amazónico a través de la Educación. El Plan Selva es un programa público a gran escala en la región amazónica peruana para la reconstrucción de cientos de escuelas diseminadas en lugares de difícil acceso y sin servicios, que integra un nuevo programa pedagógico que privilegia la multiculturalidad y el rescate de las lenguas nativas de una población históricamente relegada.

Por su parte, el reconocido arquitecto y urbanista Paulo Mendes da Rocha (Brasil, 1928) recibió el León de Oro a la Trayectoria. «Lo más llamativo de su arquitectura es que queda física y estéticamente fuera del tiempo», declaró el jurado.

"Our Amazon Frontline", curada por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, Pabellón Peruano, Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

«Our Amazon Frontline», curada por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, Pabellón Peruano, Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

"Our Amazon Frontline", curada por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, Pabellón Peruano, Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

«Our Amazon Frontline», curada por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, Pabellón Peruano, Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

"Our Amazon Frontline", curada por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, Pabellón Peruano, Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia

«Our Amazon Frontline», curada por Sandra Barclay y Jean Pierre Crousse, Pabellón Peruano, Bienal de Arquitectura de Venecia, 2016. Foto cortesía: La Biennale di Venezia