Der Tod der Sonne es la cuarta muestra individual del artista Nicolás Rupcich en Die Ecke Arte Contemporáneo. Compuesta por obras recientes en donde se cruzan distintos medios de producción de imagen digital, esta exposición cuestiona qué es lo que define una imagen y cómo las trabajamos en la actualidad.

NR-Der-Tod-der-Sonne-2016-HRES-02

Vista de la exposición “Der Tod der Sonne”, de Nicolás Rupcich, en Die Ecke Arte Contemporáneo, Santiago de Chile, 2016. Cortesía del artista y la galería

Uno de los temas centrales de esta muestra es la condición artificial directamente conectada a las imágenes que se producen hoy en día. Desde el nicho del mercado de la alta y ultra definición de la imagen se ha desplazado esta noción de representación brillantemente artificial hasta nuestra realidad más cotidiana. En una línea paralela, los últimos trabajos de Rupcich se relacionan con ideas sobre cómo comprendemos el tiempo. En este sentido, y mediante diferentes procesos, los trabajos nos entregan la «impresión» o experiencia de otras dimensiones temporales.

Estos temas se han entrecruzado en la producción de Rupcich durante los últimos años, siendo abarcados y trabajados desde herramientas digitales de video, animación 3D y post-producción digital, entendiendo estos entornos artificiales de trabajo no sólo como medio sino también como contenido, de manera que en los trabajos cobra un protagonismo relevante la pregunta por el medio y sus propias características.

NR-Der-Tod-der-Sonne-2016-HRES-04

Vista de la exposición “Der Tod der Sonne”, de Nicolás Rupcich, en Die Ecke Arte Contemporáneo, Santiago de Chile, 2016. Cortesía del artista y la galería

En Die Ecke se exhiben tres obras desarrolladas entre 2014 y 2015 en Leipzig, Alemania. La primera de ellas es una fotografía nocturna de larga exposición titulada Vollmond, tomada durante la luna llena en el bosque Auenwald. La imagen se tomó con un movimiento de cámara calculado, gracias al cual el resultado se traduce en el cruce de tiempos y distancias en la superficie de la imagen, graficado por la intervención blanca a manera de corte que la luz de la luna traza sobre la imagen.

NR044-Vollmond-2015-HRES

Vista de la exposición “Der Tod der Sonne”, de Nicolás Rupcich, en Die Ecke Arte Contemporáneo, Santiago de Chile, 2016. Cortesía del artista y la galería

Otra obra, II, utiliza la pantalla como elemento escultórico y protagónico del trabajo. Así, su función no es sólo la de soporte y reproductor de un archivo. En la animación vemos un rectángulo blanco que se encuentra en estado de desintegración y que funciona como analogía a la idea de pantalla; los restos que flotan en el espacio generan la noción de profundidad de un espacio tridimensional. En ese sentido, en el trabajo se genera la relación de dos tipos de pantallas: la que se ve representada flotando en desintegración en el video, y el objeto -pantalla real- que se instala en el espacio en una posición inestable, colgando desde el techo y descansando parte de su peso -sólo una de sus esquinas- en el suelo. Se produce, por lo tanto, un diálogo entre el espacio dentro de la pantalla y el espacio físico. En los distintos espacios las pantallas se encuentran en un estado de fragilidad.

Nicolás Rupcich, II, 2015, 4K, animación 3D en pantalla colgando, sin audio, loop 1’ 20’’. Cortesía del artista y Die Ecke

Pero el trabajo principal es la proyección del video que titula la muestra: Der Tod der Sonne (La Muerte del Sol), que fue grabado en pantanos en los alrededores de Leipzig, entre 2014 y 2015, con lentes teleobjetivos, luego procesando las tomas con efectos de cámara lenta y animación. A través de esta manipulación de las imágenes se busca la construcción de otra experiencia temporal. El movimiento lento, los silencios y sonidos, los acercamientos a detalles que llevan a lo abstracto donde se pierde la noción de figura y fondo, de arriba y abajo, reflejo y objeto, produce un efecto de extrañamiento en el cual el espectador puede entrar en una suerte de limbo o trance a través de estas imágenes oscuras y espesas. La edición, las características de las tomas y el trabajo de post-producción transforman este espacio natural en un lugar de difícil reconocimiento. La experiencia de Der Tod der Sonne explota el ánimo atribuido a los pantanos, los que por convención son lugares de atmósfera lúgubre, una especie de hoyos negros del paisaje.

 

Nicolás Rupcich, Der Tod der Sonne, 2015, video HD, audio stereo, 9’ 10’’. Cortesía del artista y Die Ecke

Nicolás Rupcich: Der Tod der Sonne

Die Ecke Arte Contemporáneo, Santiago de Chile

Hasta el 16 de abril de 2016