Antenna es una organización para el desarrollo de las artes visuales en Chile que busca conectar a las personas con el arte y a través del arte”. Con esta frase introductoria comienzan las Sesiones Antenna, presentaciones semanales de artistas, coleccionistas y otros agentes del mundo artístico ante un público cerrado, no necesariamente especializado, una suerte de club al que se accede mediante una membresía anual. Como experiencias vivas para aprender e intercambiar conocimientos, las Sesiones Antenna tienen varios formatos: a veces se celebran en el taller de un artista o en la casa del coleccionista, otras se desarrollan a manera de conferencias o visitas guiadas en museos y galerías, cerrando con una comida o un cóctel en el que la interacción entre los asistentes se hace más íntima y directa.

Pero no es lo único a lo que se dedica Antenna.

antenna-enero-34

Sesión Antenna con Rodrigo Canala, Galería Patricia Ready. Cortesía: Antenna

Creada hace casi un año por Constanza Güell, gestora cultural y ex directora de Asuntos Internacionales del Consejo Nacional de las Cultura y las Artes (CNCA), Elisa Ibáñez, diseñadora y ex Directora Ejecutiva de los hoteles Explora, y Alfonso Díaz, comunicador, ex Productor Ejecutivo de la Feria de Arte Contemporáneo Ch.ACO y ex Jefe de Artes Visuales, Arquitectura y Diseño del Ministerio de Relaciones Exteriores, Antenna es un modelo de emprendimiento novedoso en Chile al fomentar un diálogo sistemático entre el mundo del arte y el mundo privado.

Los socios de Antenna son profesionales diversos, desde empresarios y abogados hasta ingenieros, médicos y arquitectos. Todos se han hecho socios para participar de sus programas, que incluyen tanto las sesiones como proyectos de mayor envergadura, incluidas visitas a exposiciones y ferias internacionales.

“Construimos comunidad en torno al arte y operamos gracias al apoyo de nuestros miembros, con el objetivo de incentivar la participación de la sociedad en el arte y la cultura. Para esto hemos creado una comunidad de amigos del arte que funciona a través de un sistema de membresía, abierta a personas, empresas y organizaciones, que es el pilar fundamental de nuestra organización. Los ingresos se utilizan para darle sustentabilidad a la organización, evitando así depender de donaciones o fondos públicos”, dicen los fundadores.

La organización fue pensada no como un modelo filantrópico sin fondo, sino con la misión de generar un sistema autosustentable y colaborativo entre distintos agentes de la sociedad.

“Si bien somos una organización cultural, Antenna está estructurada en base a un modelo de negocios que tiene una estrategia determinada, metas de posicionamiento, objetivos cualitativos y cuantitativos, definiciones por tipos de cliente, etc. Buscamos no depender de donaciones fluctuantes, sino tener la capacidad de generar nuestros propios recursos, involucrando a los participantes para que sean ellos mismos quienes tomen la delantera y las riendas de la cultura, transformando el arte en un comportamiento natural de los chilenos e iniciando una nueva era en los proyectos culturales del país, generando un retorno tanto tangible como intangible”, explica Ibáñez.

DSC_0353-1600x1071

Sesión Antenna con Claudio Correa en Metales Pesados. Foto: Andrés Lennon. Cortesía: Antenna

Como menciona Güell, crear una comunidad en torno al arte es clave, sobre todo en un país como Chile, donde el interés por la cultura existe pero raramente se estimula o se fomenta, sea mediante instancias de diálogo y reflexión, políticas públicas realistas, o financiamiento. Existe, además, una ilógica segmentación en el sector de las artes visuales que viene de la falta de asociatividad, colaboraciones y creación de redes. Antenna se ha propuesto en este sentido cerrar brechas entre quienes crean/producen y quienes disfrutan/consumen arte.

“La organización nace a partir de una lectura de campo en torno a la interacción entre las personas y las artes visuales. Pese a la indiscutible calidad del arte chileno, hay una enorme grieta que divide a los artistas y la sociedad en general. Quisimos ser el puente que vuelva a unir ambas partes, el vehículo que conecte ambos extremos, el medio entre emisor y receptor. De ahí viene el nombre Antenna: somos ‘mediadores del arte’, captamos el mensaje y lo transmitimos”, dice Güell.

IMG_3032-e1459359250892

Sesión Antenna con el coleccionista Pedro Montes (D21) en su casa. Cortesía: Antenna

garfias-94

Sesión Antenna con el coleccionista Hernán Garfías en su casa. Foto: Josefina Astorga. Cortesía: Antenna Sesión Antenna con el coleccionista Hernán Garfías en su casa. Foto: Josefina Astorga. Cortesía: Antenna

Los vínculos se generan en instancias como las sesiones, donde, por ejemplo, el galerista Paul Birke muestra su colección en su propia galería y habla de la misión y visión que hay detrás de Die Ecke Arte Contemporáneo, o el artista Fernando Prats realiza una completa presentación de su obra, la discute con el crítico Justo Pastor Mellado, para luego guiar a los asistentes a las salas de la Galería Patricia Ready, donde tiene montada su actual exposición, Carnaza de la Poesía. Todo comenzó con la gran muestra de Iván Navarro en CorpArtes y de ahí Antenna ha ido calendarizando encuentros con agentes clave del sector, como los coleccionistas Pedro Montes (Galería D21) y Sergio Parra (Metales Pesados Visual) o los artistas Paz Errázuriz, Gianfranco Foschino y Benjamín Ossa.

El área de proyectos de Antenna se dedica a apoyar y gestionar el desarrollo y producción de exhibiciones, obras, proyectos o investigaciones que sean un aporte relevante en la generación de conocimiento, la imagen país y la construcción de patrimonio cultural, como la venidera muestra individual de la artista chilena Voluspa Jarpa en el MALBA, en el marco de los 15 años de la institución.

IMG_4327

Sesión Antenna con Josefina Guilisasti, muestra Expolio, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Cortesía: Antenna Sesión Antenna con Josefina Guilisasti, muestra Expolio, en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Cortesía: Antenna

unspecified-3-1

Sesión Antenna con Taller Bloc en su sede. Foto: Cristián Aninat. Cortesía: Antenna

“Chile está viviendo una especie de primavera cultural, en la que están proliferando temas muy interesantes como lo son la colaboración, la confianza, la creciente sed por no sólo saber sino también por sentir, y además la proactividad por redefinir su propio ‘orden’. Este advenimiento de una nueva identidad cultural se extiende a todos quienes participan de la cultura. La creciente inclusión de empresas en el arte, por ejemplo, augura un nuevo tipo de organización que entiende el potencial de cambio que esconde el campo y que se ve a sí misma como una entidad que no solo piensa, sino que también siente”, puntualizan.

DSC_0029-1600x1071

Constanza Güell, Alfonso Díaz y Elisa Ibánez. Foto: Andrés Lennon. Cortesía: Antenna Constanza Güell, Alfonso Díaz y Elisa Ibánez. Foto: Andrés Lennon. Cortesía: Antenna