El Consejo Nacional de la Cultura y las Artes anunció que el proyecto A contracorriente, del arquitecto, curador y Director de la Escuela de Arquitectura de Talca, Juan Román, ha sido elegida como la propuesta curatorial que representará a Chile en la 15ª Bienal de Arquitectura de Venecia, evento que se desarrollará entre el 28 de mayo y el 27 de noviembre de 2016.

A contracorriente, donde también participan José Luis Uribe, Andrea Griborio, Víctor Letelier, Sebastián Preece, Cristina Paoli, Fernando Valenzuela y Héctor Labarca, responde fielmente al concepto curatorial propuesto por el chileno Alejandro Aravena, Director de la Bienal, orientado a contenidos que abordan la temática Reportando desde el frente, donde los países participantes pueden dar a conocer cuáles son las batallas que enfrentan desde su propia realidad.

Screen-Shot-2015-12-18-at-9.36.18-PM

Taller de Agosto Universidad de Talca. © Blanca Zúñiga. Imagen vía Plataforma Arquitectura

La curaduría del pabellón de Chile, seleccionada a partir del Concurso de Ideas organizado por el CNCA, «presenta las respuestas que desde la arquitectura ha dado el equipo académico liderado por Juan Román y sus estudiantes en la Escuela de Arquitectura de Talca, que -en su esencia- trabajan en condiciones de precariedad y escasez en el territorio rural del centro-sur de Chile con obras construidas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas, y que hoy tienen alcance y reconocimiento internacional”, señaló el Ministro de Cultura de Chile, Ernesto Ottone.

Según el jurado, “la propuesta pone el foco en el problema de la transformación del territorio rural por medio de ciertos procesos productivos asociados a la explotación agrícola, y plantea una mirada crítica desde la construcción de una serie de proyectos que entran en relación con este nuevo paisaje”.

El jurado resolvió que este proyecto “tiene consistencia conceptual y expositiva, reuniendo intervenciones sutiles en el territorio, realizadas acorde a criterios de reciclaje y desechos de gran interés arquitectónico, que se presentan lejos de la arquitectura protagónica, entregando respuestas a necesidades sociales en el ámbito rural del centro sur de Chile”. Además, plantearon que “en esencia, la propuesta curatorial trabaja con obras construidas en condiciones de precariedad que son resultado de un proyecto educativo innovador, riguroso, persistente en el tiempo y exitoso”.

Juan Román es arquitecto de la Universidad de Valparaíso, Master en Desarrollo Urbano de la Universidad Politécnica de Cataluña, España; Doctor en Arquitectura y Patrimonio de la Universidad de Sevilla, España; y responsable de la elaboración del Proyecto de Creación de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Talca, donde se desempeña como académico. También es autor del libro Ciudad Valle Central, y su aporte a la enseñanza de la arquitectura en Chile ha sido reconocido a partir de una serie de monografías editadas dentro y fuera del país.

Este año, Román recibió el Premio Global de Arquitectura Sostenible de la Fundación francesa Focus, galardón pensado para destacar a los profesionales y crear una red de contactos de personas dedicadas a la generación de proyectos éticos, ecoeficientes y sostenibles.

Éste será el tercer Pabellón de Chile en la Bienal de Arquitectura de Venecia liderado desde el Consejo de la Cultura, luego de las muestras Monolith Controversies, curada por Pedro Alonso y Hugo Palmarola, como representación chilena en el 2014 y ganadora del León de Plata, y Cancha: paisajes del suelo de Chile, curada por Pilar Pinchart y Bernardo Valdés, en el 2012. Al igual que en esas dos instancias anteriores, el Pabellón de Chile en la próxima Bienal de Arquitectura de Venecia tendrá como comisario a Cristóbal Molina, coordinador del Área de Arquitectura del CNCA.

El segundo lugar del Concurso de Ideas del CNCA lo obtuvo el proyecto Estados de excepción, de Alejandra Celedón, junto a Kathryn Gillmore, Pablo Hermansen, José Hernández e Ignacio Szmulewicz. El proyecto responde a la consigna desde la retórica militar, presentando batallas y estrategias territoriales sucedidas en Chile en años recientes.

El tercer lugar fue para el arquitecto Umberto Bonomo, con Alberto Texido, Alberto Moletto, Francisca Pulido, Elisa Bertelsen, Katerina Jofré y Francisco Walker, cuyo proyecto ¿Polis o Civitas? Arquitectura hacia una política de ciudad: del objeto al sujeto plantea la idea de parlamento como espacio expositivo y la vivienda colectiva como tema central de la arquitectura de la ciudad.

La mención honrosa la recibió Utopías bilaterales, trabajo de Sebastián Irarrázaval, con Macarena Cortés y Patricio Pozo, que parte de la utopía de la ciudad cerrada de Sforzinda como paradigma y propone cinco discusiones entre diversos arquitectos invitados para diseñar ciudades bilaterales.

El jurado estuvo integrado por Miquel Adrià, arquitecto, Doctor en arquitectura y crítico español residente en México; Mathias Klotz, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Diego Portales; Humberto Eliash, profesor titular de la Universidad de Chile; Juan Grimm, arquitecto y paisajista; Emilio de la Cerda, director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica; Sebastián Gray, representante del Colegio de Arquitectos de Chile, y Antonia Lehmann, representante de los concursantes.