“Para adaptarse a la situación de crisis económica de Brasil, la 10ª Bienal del Mercosur, Mensajes de Una Nueva América, pasó por un redimensionamiento con el fin de asegurar su ejecución y fecha de apertura prevista para el 23 de octubre”, informa la Fundación Bienal de Mercosur en lo que sería su primera comunicación oficial luego de que tres de sus curadores anunciaran hace pocos días su renuncia al proyecto alertando su inviabilidad, así como que no habían sido informados con precisión sobre el número de participantes, obras y diseño de montaje. Lo que es más, estos tres curadores no habían sido siquiera consultados sobre la decisión unilateral de la Fundación de que la muestra tendría que reducirse en tamaño.

“A pesar de la subida vertiginosa del dólar en los últimos meses y los altos costos de transporte logístico e impuestos derivados de la importación de obras de arte -cuyos pagos se hacen en dólares estadounidenses-, la Bienal será una exposición de excelencia y de gran importancia cultural y artística”, agrega el comunicado de prensa.

La muestra contará ahora con siete exposiciones y cerca de 650 obras, en lugar de 700, y con la participación de 20 países: Brasil, Chile, Paraguay, Cuba, México, Uruguay, Argentina, Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Guatemala, Perú, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Puerto Rico, Jamaica y Honduras. Del equipo curatorial conformado por el historiador y crítico de arte Gaudêncio Fidelis (Brasil), como Curador en Jefe; el curador adjunto Márcio Tavares (Brasil); los curadores asistentes Ana Zavadil (Brasil), Fernando Davis (Argentina), Raphael Fonseca (Brasil) y Ramón Castillo Inostroza (Chile); y Cristián G. Gallegos (Chile), como Curador del Programa Educativo, tres de ellos, Fonseca, Castillo y Davis, han presentado oficialmente su carta de renuncia.

“Por una serie de factores tuvimos que renunciar a ciertas obras previstas inicialmente para la 10ª Bienal. Decidimos hacer ajustes al proyecto y viabilizar su ejecución porque estamos convencidos de que garantizar la 10ª edición de la Bienal en un contexto de recesión económica, cuando tantos eventos están siendo cancelados en el estado y en el país, demuestra todo nuestro respeto a la comunidad, a los artistas, prestamistas y socios. Es un acto de superación”, dijo José Antonio Fernandes Martins, Presidente de la Fundação Bienal de Artes Visuais do Mercosul.

Mientras esperamos por la lista definitiva de artistas que participarán finalmente en esta edición, reproducimos el resto de la comunicación oficial:

“El proceso de redimensionamiento de la muestra ha tomado tiempo debido a que la Fundación Bienal del Mercosur ha tratado de identificar y asegurar recursos adicionales para facilitar la llegada del mayor número de obras previsto en el proyecto curatorial.

La organización lamenta la renuncia de tres comisarios del equipo, lo que transformó esta etapa final en un desafío adicional para la finalización del proyecto y la realización de la exposición en un período tan cerca de su apertura.

Esta Bienal está siendo pensada desde el principio con un carácter fuertemente museológico, y por tanto, si por un lado lidiar con las limitaciones presupuestarias dio lugar a la retirada de obras procedentes de colecciones extranjeras, por el otro, ya se había decidido la inclusión de obras de artistas latinoamericanos pertenecientes a colecciones nacionales y que pudieran garantizar el marco conceptual de la exposición.

Por otra parte, con el fin de asegurar la inclusión de obras de artistas que pertenecían a colecciones extranjeras, lo cual era un obstáculo en virtud del presupuesto, se decidió ampliar el conjunto de obras realizadas en Porto Alegre.

Los espacios expositivos han completado su fase de adecuación museográfica y el primer grupo de obras nacionales y extranjeras que integrarán las exposiciones llega a Porto Alegre esta semana.

Las siete exposiciones estarán ubicadas en los siguientes espacios: Antropofagia Neobarroca, en el Santander Cultural; Biografia da Vida Urbana, en el Memorial do Rio Grande do Sul; Modernismo em Paralaxe, en el Museu de Arte do Rio Grande do Sul Ado Malagoli – MARGS; A Poeira e o Mundo dos Objetos, Olfatória: o Cheiro na Arte, Aparatos do Corpo y Marginália da Forma, en la Usina do Gasômetro, cada una en galerías individuales. El Centro Cultural CEEE Erico Verissimo sera sede del Programa Educativo y también albergará la obra A Logo for América, de Alfredo Jaar. El Instituto Ling acogerá la muestra Síntese, un grupo de obras conceptualmente vinculadas a las siete exposiciones de la 10ª Bienal, un recorte significativo de obras que permitirán una visión general de la propuesta curatorial de esta edición”.