Próximas Enfermedades, la reciente exposición de Adolfo Bimer en la galería Patricia Ready, toma como punto de partida la relación que se establece cuando la materia industrial se convierte en desecho para retornar al terreno de lo orgánico, y cómo esto forma parte de nuestro paisaje e influye directamente en los individuos que lo habitan, incluso a escala microscópica. En esta relación, los límites entre orgánico/industrial, cuerpo/paisaje se difuminan y entremezclan hasta el punto de parecer sólo una gran forma sin bordes realmente concretos.

FM7A8607-600x400

Vista de la exposición «Próximas Enfermedades», de Adolfo Bimer, en Galería Patricia Ready, Santiago de Chile, 2015. Cortesía del artista

 

Materiales del mundo de la construcción y la pintura se ponen en comparación con la visualidad producida por algunos de los sistemas de imagenología médica, en este caso específico de la microscopía celular, generando preguntas acerca de la relación abstracción/figuración respecto a la forma humana, al paisaje, a lo industrial y lo orgánico que existe en estos territorios. A partir de estas relaciones visuales el artista indaga en cómo los sistemas de imagenología y sus resultados pueden acercarse a visualizar el acontecer del cuerpo humano cada vez más de cerca y con mayor precisión.

253 es una pintura de gran escala compuesta por cuatro paneles donde el uso de barnices y óleo sobre PVC logran una proximidad visual y de comportamiento a la imagen microscópica de muestras corporales. La imagen es generada a partir de las investigaciones pictóricas del artista sobre las reacciones químicas de interacción entre pinturas nobles y materiales industriales. En ellas, Bimer busca articular no sólo la representación celular sino el comportamiento material de éstas en el campo de la muestra microscópica.

FM7A8552-600x400

Adolfo Bimer, 253, 2015, barniz y óleo sobre PVC, metalcon, golillas, pernos, tuercas, 122 x 976 cm (122 x 244 cm cada panel). Cortesía del artista

 

CR1A5343-600x400

Adolfo Bimer, 253, (detalle), 2015, barniz y óleo sobre PVC, metalcon, golillas, pernos, tuercas, 122 x 976 cm (122 x 244 cm cada panel). Cortesía del artista

 

Por otro lado, 255: Conservadores es una instalación compuesta por un conjunto de fragmentos de polietileno y esponjas recogidas de la ribera del río Mapocho de Santiago, dispuestas al centro de la sala. Estos aislantes térmicos y cámaras de refrigeración, diseñados para conservar la vida útil de alguna materia viva o en descomposición, se presentan como vestigios de una construcción o entidad industrial, residuos que debido a la oxidación dada por la intemperie y su desuso hace difícil inferir su procedencia o forma original, pero que inevitablemente remiten a una organicidad mineral.

FM7A8573-600x400

Adolfo Bimer, 247: Distancia V, 2015, captura fotográfica microscópica, sangre del artista, 30 x 23 cm. Cortesía del artista

 

AB-PE-ESP-600x460

Adolfo Bimer, 247: Distancia V (detalle), 2015, captura fotografica microscópica, sangre del artista, 30 x 23 cm. Cortesía del artista

 

FM7A8589-600x400

Adolfo Bimer, 255: Conservadores, 2015, polietileno y esponjas recogidas de la ribera del río Mapocho. Dimensiones variables. Cortesía del artista

 

CR1A53691-600x400

Adolfo Bimer, 255: Conservadores (detalle), 2015, polietileno y esponjas recogidas de la ribera del río Mapocho. Dimensiones variables. Cortesía del artista

 

La obra 247: Distancia V, perteneciente a la serie Distancias, es una captura fotográfica a través de un microscopio donde se tomó una muestra de la sangre del autor, la cual fue amplificada al punto en que la forma humana se disipa y la percepción se traspasa al horizonte de un paisaje.

Por último, 254: Cortes I-II-III-IV es la primera parte de una serie de planchas de poliestireno extruído, alteradas mediante calor y dispuestas sobre pilas de vidrios que evocan imágenes de cortes histológicos de tejido celular.

De esta manera Próximas Enfermedades enfoca la mirada del espectador en el sentido de lo corporal para articular la pregunta de qué entendemos y cómo se representa un cuerpo y un paisaje; en qué momento éstos son lo mismo y dónde se alejan; cuándo lo industrial se convierte en orgánico nuevamente y cuánto de industrial ya es parte de nosotros, pronosticando así el infortunio material y físico que acarrean este tipo de elementos tanto en el planeta donde son paisaje como en el cuerpo donde son absorbidos.

FM7A8564-600x400

Adolfo Bimer, 254: Cortes I-II-III-IV, 2015, poliestireno extruído, calor, vidrio, 230 x 122 cm cada panel. Cortesía del artista

 

CR1A5410-600x400

Adolfo Bimer, 254: Cortes I-II-III-IV (detalle), 2015, poliestireno extruído, calor, vidrio, 230 x 122 cm cada panel. Cortesía del artista

 

Adolfo Bimer: Próximas Enfermedades

Galería Patricia Ready, Espoz 3125, Santiago de Chile

Hasta el 8 de octubre de 2015