El arquitecto chileno Alejandro Aravena ha sido designado como el Director de la 15° Exhibición Internacional de Arquitectura de Venecia, que se llevará a cabo entre el 28 de mayo y el 27 de noviembre de 2016, señaló en un comunicado la Junta de la Biennale di Venezia, presidida por Paolo Baratta, quien además anunció que ahora la Bienal de Arquitectura, dada la popularidad y éxito de sus ediciones anteriores, tendrá una duración de seis meses.

ARAVENA_by_Cristobal_Palma-600x500

Alejandro Aravena por © Cristóbal Palma. Cortesía: Biennale di Venezia

«Hay varias batallas que necesitan ser ganadas y diversas fronteras que deben ser expandidas para mejorar la calidad de lo construido y la consecuente calidad de vida de las personas. Por eso es que quisiéramos que la gente venga y vea la 15° Exhibición Internacional de Arquitectura: historias exitosas que vale la pena ser contadas y casos ejemplares que vale la pena ser compartidos donde la arquitectura hizo, es y hará una diferencia en estas batallas y fronteras», dijo Aravena, uno de los fundadores de la oficina Elemental, en Santiago de Chile.

Agregó que la Exhibición Internacional de Arquitectura de 2016 será sobre el aprendizaje y el enfoque de las arquitecturas que, a través de la inteligencia, intuición o ambas, son capaces de escapar del status quo. «Nos gustaría presentar casos que -a pesar de las dificultades y en lugar de la resignación o la amargura- proponen y hacen algo (al respecto). Nos gustaría demostrar que en el permanente debate sobre la calidad de lo construido, no solamente hay necesidad, sino también espacio para la acción», indicó.

«Esta Biennale pretende reaccionar una vez más frente a la brecha entre la arquitectura y la sociedad civil, que en las últimas décadas ha transformado la arquitectura en un espectáculo, por un lado, y sin embargo, la ha hecho prescindible por el otro. Entre los arquitectos de la nueva generación, Alejandro Aravena es, en nuestra opinión, el único que puede describir mejor esta realidad y destacar su vitalidad», dijo Baratta.