El escritor y artista chileno Pancho Casas presenta en la galería limeña González y González la muestra Donde más duele, en la que rinde tributo desde una mirada de duelo a su compañero Pedro Lemebel, fallecido el pasado mes de enero. Esta singular muestra tiene como coordenadas la memoria inmediata y el duelo. «Propongo una zona de dolor esquizo/biográfica, a partir del cruce de frontera Perú/Chile, donde me dirigí para despedir al escritor y compañero de trabajo y resistencias, Pedro Lemebel, cuando le quedaban pocos días de vida», dice Pancho Casas, quien ahora vive en Lima.

Ciao-Bella-Foto-Sonia-Cunliffe-Bandera-Rodrigo-Gomez-Olivos

‘Ciao Bella’, de Pancho Casas. Foto: Sonia Cunliffe, Rodrigo Gómez Olivos

Viajó a Chile en compañía de su novio poeta peruano, se tomaron una última foto en su lecho de hospital, seguían siendo “las dos Fridas”. «Mi novio, al día siguiente de retratarnos, desaparece producto de un brote esquizo-afectivo y se pierde en la ciudad sitiada por protestas estudiantiles que exigen gratuidad en la educación. Lemebel agoniza bajo una bandera del partido comunista que decora su cuarto de hospital. Encuentro a mi novio con ayuda de la policía y es internado en el hospital psiquiátrico de Santiago”, relata.

Para Pancho Casas, esta muestra significa una forma de vivir el duelo de una manera artística, como eran Las Yeguas del Apocalipsis, un colectivo chileno formado por él y Pedro Lemebel, nacido y desarrollado en el contexto de la “transición democrática” chilena después de la dictadura militar. “Pedro, una amistad de casi 40 años, una amistad dura, conflictiva, llena de aristas, como en toda pareja de artistas, sin que necesariamente pase por el cuerpo, simplemente una relación amorosa que está subyugada al mundo del arte y de la creación artística”, comenta Casas.

Ciao-Bella-foto-Sonia-Cunliffe-2

‘Ciao Bella’, de Pancho Casas. Foto: Sonia Cunliffe

Ciao-Bella-foto-Sonia-Cunliffe

‘Ciao Bella’, de Pancho Casas. Foto: Sonia Cunliffe

Con esta muestra, Pancho Casas invita a reflexionar sobre la vida y la muerte, sobre los detenidos desaparecidos de Chile y Latinoamérica, sobre la homofobia del partido comunista y sus regímenes totalitarios, sobre los locos, sobre los individuos no garantizados, sobre aquellos que cruzan las fronteras, sobre las fronteras y los territorios nómades. Estas cavilaciones dan forma a una performance: Donde más duele.

El título de la muestra es bastante filoso y con un doble sentido absoluto: en primer lugar, “es contestatario a la gente que pidió mi expulsión del país; a un ‘crítico’ que me tachó de ‘artistucho’ y ‘figurín’, creo que le di ‘donde más duele’. En una galería de arte, con el prestigio que tiene González y González, este trabajo que vieron en la Escuela Militar se vuelve a exhibir en forma de instalación con todo el contenido originario”, explica Casas.

Por otro lado está el emblema del Partido Comunista. «No hay algo que más duela que un travesti se fotografíe calato en su bandera, pero rosada. Pero por la otra parte está la muerte de Lemebel. Es un doble sentido que me encantó. Es contestatario a la gente que me trató casi con xenofobia y homofobia”, señala.

Still-Shot-2-video-Ciao-Bella-Antonio-Sarria

Still del video Ciao Bella, de Pancho Casas. Cortesía: Antonio Sarria

Still-shot-video-Ciao-Bella-Antonio-Sarria

Still del video Ciao Bella, de Pancho Casas. Cortesía: Antonio Sarria

Una muestra hecha en colaboración

En esta exposición han trabajado varias personas de Perú y Chile.

Sebastián Jatz, compositor y artista chileno, fue quien puso la música en la sala de Las dos Fridas, donde encontramos la bandera comunista y un espejo de agua. “Pancho me invita con instrucciones muy específicas: él quería que cuando entrase gente a la sala se activase la música, y que fuera La Internacional Comunista”, dice Jatz. “A partir de ahí revisé alrededor de 70 versiones de La Internacional. En primer lugar usé un coro ruso y lo desfiguré hasta el punto en que no se sintiera como canto humano, sino que pareciera algo difícil de identificar. La idea es que ese canto bestial diera idea del partido mismo al rechazar a los homosexuales que han sido parte del movimiento”.

Hay una segunda versión que está hecha a partir de una cajita musical, que se puede ver en la fotografía donde están Pancho con Pedro y Leslie en el hospital. “La primera versión es breve, dura un minuto aproximadamente: es como la versión dormida de La Internacional, y da cuenta de cómo se encuentra el partido en estos momentos”, explica el compositor. “La tercera es una versión hecha a partir de la misma caja musical pero estirada, deformada totalmente. Es la versión desfallecida, otra característica actual del partido”.

Pancho-Casas-Donde-Mas-Duele-3

Pancho Casas en su muestra Donde Más Duele, en González y González, Lima, 2015. Cortesía de la galería

Para el artista chileno Rodrigo Gómez Olivos, esta muestra ha sido una experiencia bastante enriquecedora y constructiva. “Mi experiencia en la muestra está ligada al textil, algo que vengo trabajando desde hace mucho tiempo”, comenta. “Conceptualmente me llegó mucho el tema de dónde estoy yo y qué estoy haciendo. Me encuentro con Pancho y me propone bordar la bandera. Fue una especie de terapia”.

La artista visual peruana Sonia Cunliffe, quien ha trabajado de la mano y hace las veces de fotógrafa de Pancho Casas, dice que “trabajar con él, que es tan ejecutor, y aparte tan proactivo, ha sido muy fácil”. “Pancho y yo nos complementamos perfectamente. Creo que lo leo bien y logro captar la esencia, o lo que él quiere que capte como la esencia. A la hora en que nos hemos juntado todos, ha sido una química increíble, un trabajo buenísimo en equipo, sin ninguna fricción, respetando cada uno el trabajo del otro”.

Richard Arévalo, pintor que viene de la escuela de Piura, empezó a colaborar con Pancho Casas a partir de esta muestra. “Me contó la historia de Leslie y me impactó una expresión que me dijo: ‘andaba a pie calato’. Yo empecé a relacionar eso con el material para dibujar: el betún de zapato”, explica Arévalo. Los tres dibujos están relacionados con este material.

Donde-Mas-Duele-2-Dibujo-Richard-Arevalo

Donde Más Duele, de Pancho Casas, 2015. Dibujo Richard Arévalo. Cortesía: González y González

El director Antonio Sarria y el equipo de Sangre Factor Audiovisual fueron responsables de documentar la performance, para presentarla en la muestra. Sarria aceptó participar en el proyecto pues le atrajo “la sensación de ir contra la corriente; de saltar la valla de lo permitido; de ir con la bandera de lo irreverente por todo lo alto. Y es que dentro de una sociedad conservadora, dentro de un espacio militar (metáfora perfecta de nuestra sociedad), una performance en vivo como ésta es sin duda todo un reto para un realizador audiovisual y, claro, un placer tremendo de dejar una huella visual dentro de la carrera de un gran artista”.

Donde-Mas-Duele-1

Donde Más Duele. Muestra de Pancho Casas en González y González, Lima, 2015. Cortesía de la galería

“Yo siempre he trabajado en equipo y con colectivos, me encanta trabajar con artistas”, dice Pancho Casas. “En este caso me gustó el trabajo de cada uno de ellos. Siempre me encantó la música de Sebastián Jatz, la encuentro extraordinaria, es un gran compositor chileno; o el mismo Rodrigo Gómez, con su habilidad para armar instalaciones, diseñar, entender… También está el pintor Richard Arévalo, quien me hizo los dibujos de Leslie. Y Sonia Cunliffe tiene una trayectoria lo suficientemente inscrita en el arte de este país, y trabajar como modelo suyo fue algo maravilloso porque, aparte de artista visual, es una excelente fotógrafa. También tengo que mencionar al equipo de realización audiovisual Sangre, quien hizo un video fantástico de toda la performance en ArtLima, y que podemos ver en la muestra. Es asombroso, porque finalmente todos ellos entendieron lo que yo quería y de qué forma. Entre todos producimos una obra colectiva plástica que tuvo un excelente resultado”.

The following two tabs change content below.

Alicia Martin

Latest posts by Alicia Martin (see all)