El pasado 24 de mayo, con motivo de la celebración de la 12ª Bienal de La Habana, la ISA Universidad de las Artes, en La Habana, otorgó los títulos Doctor Honoris Causa a los artistas Joseph Kosuth (EEUU, 1945), Michelangelo Pistoletto (Italia, 1933), Daniel Buren (Francia, 1938) y Gabriel Orozco (México, 1962) por su «revolucionario quehacer y su impronta en la obra de nuevas generaciones de artistas».

11377252_1090423630974535_3714244506975082093_n

De izq. a der.: Joseph Kosuth, Daniel Buren, Michelangelo Pistoletto y Gabriel Orozco. Cortesía: ISA

“Si fuera a definirse con una palabra a Daniel Buren no podría existir otra mejor que la de provocador. Desde sus comienzos y a tono con los postulados de aquel histórico mayo del 68, el joven se salió del sistema institucionalizado de las galerías y sin autorización alguna esparció carteles y lienzos a rayas alrededor de París y sus estaciones de metro, en un gesto cargado de provocación”, dijo Hortensia Peramo, docente de ISA, quien encabezó la ceremonia.

Sobre Michelangelo Pistoletto, hizo referencia al proyecto Cittadellarte – Fondazione Pistoletto, creado en 1998 como “un experimento que conecta arte, ciencia y sociedad, donde se unen artistas y gente común o de otros oficios a manera de colaboración creativa para intervenir espacios y juntos inspirar una transformación responsable de la sociedad”.

Joseph Kosuth, en tanto, fue destacado por su «radicalidad cuando negó al objeto arte como forma o apariencia, estableciendo en su lugar la idea como el modo legítimo de existencia del arte», mientras que “Orozco, hijo de su tiempo, formado durante los años 80 entre la prestigiosa Escuela Nacional de Artes Plásticas en Xochimilco y el Círculo de Bellas Artes de Madrid, es un incansable explorador de nuevos materiales, técnicas y lenguajes: el polvo que se acumula, el gusto por las cualidades del material que utiliza y el efecto que tiene el uso sobre éste (como en La piedra que cede), las tensiones que se crean entre lo reluciente y lo gastado, el colocarse en el borde de las contradicciones, entre el orden y el desorden».

Al recibir el reconocimiento, Gabriel Orozco señaló: “Es un honor inmerecido, pero qué más puede pedir uno que ser doctor cubano, que tanto han aportado al mundo y a la sociedad”.

La distinción Honoris Causa de la Universidad de las Artes fue entregada a los artistas por Rolando González Patricio, rector de la institución; Julián González Toledo, Ministro de Cultura de Cuba; Rubén Del Valle, presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas, y Jorge Fernández, director del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y Director y Curador de la Bienal de La Habana.

11226926_1090423420974556_8217386699799504890_n

Las banderas de Cuba, Estados Unidos, Francia, Italia y México. Cortesía: ISA