La elección de los artistas que participan en el Pabellón Brasileño de la Bienal de Venecia de 2015 tuvo como criterios principales la relevancia de sus poéticas en la escena contemporánea y, al mismo tiempo, la pertenencia a una historia no sólo del arte, sino de la conflictiva sociabilidad brasileña. Los responsables del diseño del pabellón, el curador Luiz Camillo Osorio y el curador asistente Cauê Alves, presentan potentes trabajos de los artistas Antonio Manuel, Berna Reale y André Komatsu.

El título de la muestra, É tanta coisa que não cabe aqui (Es tanta cosa que no cabe aquí), se inspira en los carteles de las manifestaciones de calle que se tomaron las principales capitales brasileñas en junio de 2013. El contacto directo con la calle es también un tema común en los tres artistas que representan a Brasil en esta edición de la Bienal.

Según los curadores, «enfrentar la dictadura de finales de la década de 1960 obligó a algunos artistas a un tipo de compromiso en el que las estrategias conceptuales se alienaron con la precariedad material y la fragilidad corporal. Tales acciones y obras, sin una pérdida de intensidad lírica, fracturaron las formas establecidas de percepción de la realidad».

Sobre los artistas y sus obras

Antonio Manuel pertenece a esta generación y desde entonces produce obra en la que el rigor constructivo niega cualquier tipo de discurso ilustrativo sin renunciar a -y por el contrario, afirmando- su tonalidad política. Dialogando con su obra en Venecia están dos artistas cuyas carreras han nacido en el presente siglo: Berna Reale y André Komatsu.

«En ambos artistas resaltamos la misma intrepidez en el uso del cuerpo y la materialidad cruda de nuestro alrededor, sacando a la luz lo que está al margen de lo visible pero revelando los conflictos de un país y de un mundo fragmentado y brutal», enfatiza Osorio, curador en jefe del MAM Rio (Museu de Arte Moderna do Rio de Janeiro). Cabe destacar que, con la designación de Osorio, la Fundación Bienal rompe con la tradición de que el curador de la Bienal de São Paulo sea el curador del Pabellón de Brasil en la Bienal de Venecia, apostando por un curador brasileño, tras dos ediciones con curadores extranjeros.

Antonio Manuel presenta cuatro trabajos en el Pabellón Brasileño: Semi-Ótica, 1975 (film de 35 mm, 7’); Nave, 2013 (4 puertas en madera, TV, acrílico y video); Ocupações/Descobrimentos, 1998 (ladrillo, cemento y pintura); y Até que a Imagem desapareça, 2013 (foto, bandeja y la bolsa con agua).

A

El artista Antonio Manuel penetrando su obra «Ocupações/Descobrimentos», 1998 (ladrillo, cemento y pintura). Cortesía: PIPA Prize

Brasil-Antonio-Manuel-BdeV

Antonio Manuel, Ocupações/Descobrimentos, 1998, ladrillo, cemento y pintura. Cortesía: Prensa 56° Bienal de Venecia

emabjada-brasil-en-roma

Antonio Manuel, Ocupações/Descobrimentos, 1998, ladrillo, cemento y pintura. Cortesía: Embajada de Brasil en Roma

«El gesto de Antonio Manuel de abrir un agujero en la pared es un gesto de declaración política que parece decir que no hay paredes que puedan detener la libertad de producción creativa. En cierto modo, se trata de una metáfora simbólica para el artista en la sociedad contemporánea, donde existen muchas restricciones, tanto internas como externas, especialmente en un país como Brasil, donde las desigualdades, divisiones sociales y conflictos políticos siguen sucediendo. La obra de Antonio Manuel se remonta a los años 60 y 70, época de la dictadura en Brasil. Él era un artista extremadamente político, creando obras politizadas que buscaban la apertura de la sociedad, tratando de liberarse de la opresión», comenta Osorio.

Semi-Ótica, otra de las obras presentadas de este artista, es una pieza de video de 1975 hecha a partir de la una investigación en los archivo de un diario, al que tomó fotografías de personas torturadas por la policía, colocándolas en una especie de slideshow. Cuando estas personas fueron encarceladas se les preguntó sus nombres, edades y colores. El artista transformó todos los colores en semi-verde y semi-amarillo, que son los colores que componen la bandera brasileña, y usó el «semi» como una palabra que denota lo híbrido de una sociedad mestiza. La bandera brasileña es también otra metáfora presente en el Pabellón Brasileño.

Afuera del Pabellón, Komatsu izó una bandera compuesta por un par de zapatos colgados de un mástil, algo muy común en Brasil, donde las personas crean su territorio común colgando zapatos de los tendidos eléctricos. Según el curador, este trabajo «viene a representar que el Pabellón es la voz de la gente común, de cualquier persona, de todos».

Pero la obra principal de Komatsu se ubica dentro del Pabellón. La instalación Status Quo es un enrejado, una especie de jaula o cárcel que cuestiona nociones de libertad. El espectador debe pasar a través de un pasillo que se estrecha para causar una sensación de claustrofobia. Luego entra en esta jaula grande sintiéndose «libre», aunque encarcelado.

549462_905157946212124_401281621312564334_n

André Komatsu, Status Quo, 2015, tubo, garra de hierro, tornillo y grial de acero galvanizado. Vista de la instalación en el pabellón brasileño, Bienal de Venecia, 2015. Cortesía: Galería Vermelho

20393_905157936212125_4874180395341036818_n

André Komatsu, Status Quo, 2015, tubo, garra de hierro, tornillo y grial de acero galvanizado. Vista de la instalación en el pabellón brasileño, Bienal de Venecia, 2015. Cortesía: Galería Vermelho

11215069_973465146027806_7614709225707664210_n

André Komatsu, Status Quo, 2015, tubo, garra de hierro, tornillo y grial de acero galvanizado. Vista de la instalación en el pabellón brasileño, Bienal de Venecia, 2015. Cortesía: Galería Vermelho

Berna Reale creó en 2013 Americano, un video en el que aparece con su propio cuerpo corriendo dentro de una cárcel en Brasil, portando una antorcha olímpica. Los Juegos Olímpicos se realizarán en Brasil en 2016 y, con esta obra, la artista alude a que los JJOO se hacen no sólo para la porción formal de la sociedad, sino también para las personas que están excluidas de alguna manera y viven en condiciones inhumanas en las cárceles de Brasil.

«Todos los trabajos presentados en el Pabellón lidian con metáforas poéticas, fuertes y simbólicas, sobre estas divisiones, estos conflictos en Brasil, y también con la libertad de los artistas y cómo éstos pueden representar un horizonte diferente, una actitud diferente para transformar la sociedad y el futuro», puntualiza Osorio.

frame

Berna Reale, Americano, 2013, video, 3’42’’. Cortesía de la artista y Fundación Bienal de Sao Paulo

Americano-2013-Berna-Reale

Berna Reale, Americano, 2013, video, 3’42’’. Cortesía de la artista y Fundación Bienal de Sao Paulo

berna

Berna Reale, Americano, 2013, video, 3’42’’. Cortesía de la artista y Fundación Bienal de Sao Paulo

É tanta coisa que não cabe aqui

Artistas: Antonio Manuel, Berna Reale, André Komatsu

Comisario: Luis Terepins, Presidente de la Fundación Bienal de São Paulo

Curador: Luiz Camillo Osorio

Curador asistente: Cauê Alves

Pabellón de Brasil en la 56ª Bienal de Venecia

Giardini Castello, Padiglione Brasile, 30122 Venecia, Italia

Del 9 de mayo al 22 de noviembre de 2015