El Herb Alpert Foundation Institute y el California Institute of the Arts (CalArts) otorgaron hoy el 21° Premio Anual de las Artes Herb Alpert a cinco excepcionales artistas a mitad de carrera, entre ellos la cubana Tania Bruguera, «por la complejidad, la longevidad y la urgencia de su trabajo, por su fuerte claridad formal y permanente contribución a las conversaciones internacionales sobre libertad de expresión y la inmigración ilegal».

El panel de expertos honró a Bruguera por su «compromiso con la resistencia a las presiones del mercado a fin de buscar una ética de lo que el arte puede hacer» y reconoció «las formas innovadoras en las que ha reinventado el lenguaje del activismo dentro de la cultura contemporánea».

El premio reconoce el desempeño pasado y el compromiso a futuro de artistas que trabajan en las disciplinas de Danza, Cine/Video, Música, Teatro y Artes Visuales. Un candidato excepcional en cada género recibe un premio de 75.000 dólares (USD$75.000).

Los premiados en las otras categorías fueron Maria Hassabi (Danza); Sharon Lockhart (Cine/Video); Julia Wolfe (Música); y Taylor Mac (Teatro).

Tania-Bruguera-VA

Tania Bruguera. Cortesía: Herb Alpert Awards and Foundation

Reconocimiento oportuno

Por primera vez en los 20 años de historia de este premio, un ganador, en este caso Bruguera, no pudo atender la ceremonia de entrega por razones políticas. La artista cubana se encuentra sin poder salir de Cuba desde finales del año pasado, luego de que el gobierno Castrista le retuviera su pasaporte durante una visita a la isla para realizar una acción pública que consideró contrarrevolucionaria.

El 30 de diciembre de 2014, dos semanas después de que el presidente Obama anunciara que Estados Unidos normalizaba las relaciones con Cuba, Bruguera intentó reponer la performance El Susurro de Tatlin #6 en la Plaza de la Revolución de La Habana. La acción buscaba que los ciudadanos cubanos, a micrófono abierto, expresaran sus opiniones sobre el futuro de Cuba tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ese país y EEUU.

La autoridades negaron el permiso para la acción, mientras que el Consejo Nacional de las Artes Plásticas de Cuba (CNAP) calificó de “inaceptable” la propuesta, y la oficialista Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) le atribuyó una “evidente intención política”. Bruguera fue detenida ese día, y sigue sin poder salir del país hasta el día de hoy, tras habérsele confiscado su pasaporte. El gobierno cubano acusa y pretende enjuiciar a Bruguera, de 46 años de edad, por incitación al desorden público y resistencia al arresto.

Más información sobre el caso Bruguera, aquí

Sobre los Premios Herb Alpert