En 1915 se presentó por primera vez el Cuadrado Negro, del artista Kazimir Malevich, en La Última Exposición Futurista de Pinturas 0.10, en Petrogrado. A cien años de esa primera muestra y a meses de la primera retrospectiva en Reino Unido sobre el artista, que se exhibió el año recién pasado en la Tate Modern de Londres, Malevich y su Cuadrado Negro se presentan como el punto de partida para la construcción cronológica de Aventuras del Cuadrado Negro: Arte Abstracto y Sociedad 1915-2015, exhibida en la galería Whitechapel, también en Londres.

En la exposición, que ha sido curada por Iwona Blazwick y Magnus af Petersen, más un comité asesor compuesto por Tanya Barson, Briony Fer, Jiang Jiehong y Tom McDonough, se exhiben más de un centenar de propuestas producidas entre los años 1915 y 2015, en locaciones que incluyen Beijing, Buenos Aires, Dubai, Palestina, Río de Janeiro, entre otras, y que en palabras de Blazwick “cuentan una historia diferente” a aquella que a menudo asume que el “arte formalista está desconectado de la política” y que su evolución “ha estado restringida a Rusia, Europa y Norteamerica”. En este sentido, el relato curatorial se despliega como una búsqueda, como un dar cuenta de las diferentes proposiciones artísticas que, desde el arte abstracto, se han realizado en distintas ciudades, en distintos contextos sociopolíticos, siendo precisamente esta decisión uno de los riesgos y apuestas que se pueden observar en la estructura que enmarca a las obras.

Adventures-of-the-Black-Square-Gallery-1-Installation-View-2.-Photo-Stephen-White

Vista de la exposición “Adventures of the Black Square”, Whitechapel Gallery, Londres, 2015. Foto: Stephen White

Las Aventuras del Cuadrado Negro ha sido dividida en cuatro temas: Utopía, Arquitectura, Comunicación y Lo Cotidiano, que sirven para construir y exhibir la relación que se puede encontrar entre abstracción y sociedad. En Utopía se presenta y explora cómo los artistas proyectaban una sociedad nueva, un futuro nuevo; en Arquitectura se exhiben obras en las que se da cuenta del pensamiento acerca de la abstracción geométrica concebida en tres dimensiones, como ambiente y espacio social; en Comunicación encontramos manifiestos y revistas, texto e imagen, que transmiten las ideas y que son parte fundamental del proyecto modernista; Lo Cotidiano nos presenta obras en las que se aprecia cómo la abstracción se cuela en las rutinas diarias, en las relaciones sociales, en la cultura material.

Las Aventuras, por tanto, exhibe distintos énfasis, enfoques, planteamientos y miradas de parte de los artistas, que nos abren una puerta de ingreso a situaciones y contextos otros, ofreciéndonos en cada obra un fragmento de historia y, al mismo tiempo, una posición al interior de esa historia. De este modo, la exposición se transforma en el andar de la relación entre abstracción y sociedad durante 100 años, un andar que, como todo andar, está siempre vinculado a esa innegable y matizada relación entre ánimo y agotamiento, y que se presentan como dos estaciones al interior de la galería.

c019

Kazimir Malevich, Black Square (Cuadrado Negro), 1929 © State Tretyakov Gallery, Moscú

Inventarienr: MOM/2004/97 KonstnŠrens namn: Kazimir Malevitj Titel: Black and White. Suprematist Composition Datum: 1915

Kazimir Malevich, Black and White. Suprematist Composition, 1915, óleo sobre tela, 80 x 80 cm. Moderna Museet, Estocolmo. Donación 2004 de Bengt y Jelena Jangfeldt

Al ingresar a la sala, junto con el Cuadrado Negro como punto de partida encontramos otros trabajos de Malevich, entre los que destacan Black and White. Suprematist Composition (1915). A continuación, se van desplegando cronológicamente una serie de obras y documentos que corresponden a lo esperable en el contexto de la exposición, y que resultan realmente provechosos en cuanto al contenido que en ellos se puede hallar. En este contexto histórico, particularmente atractiva resulta la obra de Lyubov Popova, Painterly Architectonic (1916), denominación con la cual habitualmente se refería a sus trabajos. En la sala también hay obras de Aleksandr Rodchenko y Vladimir Tatlin, quienes junto a Popova y Varvara Stepanova elaboraron los principios fundadores del Constructivismo, expresados en el manifiesto de 1922, y cuya misión era la búsqueda por “la expresión comunista de estructuras materiales a través de técnica, factura y construcción” (Iwona Blazwick, Magnus af Petersen, 2015).

Lyubov-Popova-Painterly-Architectonic-1916

Lyubov Popova, Painterly Architectonic, 1916, óleo sobre tabla, 59,4 × 39,4 cm. Scottish National Gallery of Modern Art, Edimburgo

Aleksandr-Rodchenko-Radio-Station-Tower-1929

Aleksandr Rodchenko, Radio Station Tower, 1929, impresión de gelatina de plata, 22,4 x 14,2 cm. Jack Kirkland Collection © Rodchenko & Stepanova Archive, DACS, RAO, 2014

D¢ra-Maurer-Seven-Rotations-1-6-1979

Dóra Maurer, Seven Rotations 1–6, 1979, seis impresione en gelatina de plata, 20 × 20 cm cada una. Colección de Zsolt Somlói y Katalin Spengler © Dóra Maurer

De Rodchenko encontramos la conocida Radio Station Power (1929), entre otras, mientras que de Tatlin, para quien los materiales tienen cualidades diferentes que determinan tanto su uso, manipulación y ensamblaje, como lo que pueden expresar (Iwona Blazwick, Magnus af Petersen, 2015), destaca Reconstrucción de Martyn Chalk 1/3 (2001), una reconstrucción de su obra de 1914-1915 Painterly relief, Synthetic Composition.

En la exposición podemos encontrar una serie de obras que nos resultan conocidas, como Composition with Yellow, Blue and Red (1937-1942), de Piet Mondrian; 1o Kestnermappe Proun [Proun. 1st Kestner Portfolio], publicado en 1923, de El Lissitzky; el film en 35mm La ballet m.chanique (1924), de Fernand Léger; o Spatial Composition 2 (1928), de Katarzyna Kobro. Entre ellos, documentos y revistas como BLOK, Signals, Broom, Arte Concreta, Control, Souffes y varias otras, junto con la presencia de obras de artistas latinoamericanos entre los que sobresalen Geraldo de Barros, con parte de su serie de fotografías Fotoforma (1950); Tomás Maldonado con Estructura Ascendente (1949); Judith Lauand con Madeira Gravada e Pintada (1956); Horacio Coppola con Medianeras (1931); Lygia Pape con Livro Noite e Dia (1963-1976); Hélio Oiticica con Metaesquema 464 (1958) y Lygia Clark con Bicho: Monument in All Situations (1964).

El-Lissitzky-1o-Kestnermappe-Proun-Proun.-1st-Kestner-Portfolio-Published-1923

El Lissitzky, 1st Kestnermappe Proun [Proun. 1st Kestner Portfolio], publicado en 1923. Portfaolio de 6 litografías (dos con collage), cubierta y título de página, 60 × 40 cm. Scottish National Gallery of Modern Art, Edimburgo © el artista

WHI_041114_ 001

Hélio Oiticica, Metaesquema 464, 1958, gouache sobre cartón, 29,8 x 33 cm. Cortesía: Catherine & Franck Petitgas. Foto: Todd White Photography © el artista

Purchased 1964© 2007 Mondrian/Holtzman Trust c/o HCR International, USA

Piet Mondrian, Composition with Yellow, Blue and Red, 1937–42, óleo sobre tela, 72,7 × 69,2 cm. © DACS, Londres/VAGA, Nueva York, 2014. Cortesía: Tate Collection

Purchased 1971© ARS, NY and DACS, London 2014

Dan Flavin, Monument for V. Tatlin, 1966–1969, tubos de neón y metal, 305,4 × 58,4 × 8,9 cm. © 2014 Stephen Flavin / Artists Rights Society (ARS), NY. Cortesía: Tate Collection

Luego, en un rincón y al lado de Monument for V. Tatlin (1966–1969), de Dan Flavin, una de las piezas que debido a su tamaño y pequeño formato pasa desapercibida para muchos de los visitantes; me refiero a la obra de Cildo Meireles Southern Cross (1969-1970). Ubicada en un rincón, la obra de Meireles se pierde. Ubicada en un muro blanco, la obra de Flavin no tiene la presencia que se apreció en otros espacios en los que ha sido exhibido el mismo trabajo. Ambas obras, por tanto, dan cuenta de uno de los puntos en los que la exposición queda en deuda: la disposición de las obras en el espacio, que para algunas resulta poco favorable. El montaje deja en evidencia uno de los problemas con los que tiene que lidiar este tipo de muestras: cómo exponer obras distintas, de autores varios, en un espacio común, cuidando que cada una esté en y con las mejores condiciones de exhibición.

Aún cuando en algunos casos las obras no tienen el lugar más apropiado, las aventuras se van tornando más interesante y arriesgadas con el avanzar en la muestra. Así es como nos encontramos con el video de Andrea Fraser May I Help You?, que fue realizado en colaboración con Alan McCollum (1991), en el cual la artista, en un trabajo de video performance junto a miembros del equipo de la galería American Fine Arts en Nueva York, guían a los visitantes de la muestra de monocromos negros de McCollum, mientras van citando textos críticos e históricos (Iwona Blazwick, Magnus af Petersen, 2015). Continuando, vemos de Gabriel Orozco Light Signs #1 (Korea) (1995) y Untitled (1995); Vista desde el Kavanagh (2000) de Facundo de Zuviria y October Colouring-in Book, Spring 1976 (2012–2013) de David Batchelor, quien en el catálogo de la muestra señala: “A menudo siento que el arte abstracto es el arte de la ciudad y que lo monocromo es su forma ejemplar”.

Adventures-of-the-Black-Square-Gallery-8-Installation-View-1.-Photo-Stephen-White

Vista de la exposición “Adventures of the Black Square”, Whitechapel Gallery, Londres, 2015. Foto: Stephen White

Adventures-of-the-Black-Square-Gallery-8-Installation-View-2.-Photo-Stephen-White

Vista de la exposición “Adventures of the Black Square”, Whitechapel Gallery, Londres, 2015. Foto: Stephen White

Gabriel-Orozco-Light-Signs-1...

Gabriel Orozco, Light Signs #1 (Korea), 1995, lámina de polímero sintético y caja de luz, 100 × 100 × 19,7 cm. Cortesía: Marian Goodman Gallery, Nueva York. © el artista

En esa relación entre ciudad y vida cotidiana es donde encontramos tres propuestas que sobresalen: el video de 24:20 minutos llamado Aztec Stadium. Malleable Deed (2010), de Melanie Smith en colaboración con Rafael Ortega, en el que se muestra a 3.000 estudiantes de escuelas públicas mexicanas, quienes usando pancartas van componiendo diversas imágenes de la historia del arte, como por ejemplo Red Square de Malevich. De Francis Alÿs, el video-documentación de una acción realizada en la antigua Zona del Canal de Panamá, Retoque/Painting (2008), en el cual se observa el retoque de una de las líneas divisorias ubicada en la ex-base norteamericana de Paraíso, una línea amarilla que tiene alcances geográficos y políticos, que divide América en Norte y Sur. Por último, de Armando Andrade Tudela se expone Camión (2003), que consiste en la proyección de 60 diapositivas, imágenes de camiones que el artista captura mientras viaja por su país, Perú, y en las que se observan diseños abstractos de los años 50 y 70 que sus dueños pintan para personalizar sus camiones y que representan el legado modernista que se observa en América Latina.

En este andar por distintos lugares y contextos, Las Aventuras pueden ser leídas, también, como relatos de experiencias e historias varias, que pueden abarcar distintos temas, usualmente en relación con el contexto al que pertenecen los artistas y desde el cual emergen las obras. Una relación que se enlaza con lo político, siendo esto lo que la exposición explora y por lo que apuesta. Una apuesta aventurada que en algunos casos resulta animosa, tensionando, reformulando y en cierta medida actualizando la vinculación arte abstracto y política, mientras que en otros refleja el agotamiento propio de esta relación. De esta manera, el ánimo y el agotamiento se presentan como dos estaciones al interior de la galería y, al mismo tiempo, como dos etapas que permiten reflexionar sobre la relación entre arte abstracto y sociedad.

Adventures-of-the-Black-Square-Gallery-8-Installation-View-3.-Photo-Stephen-White

Vista de la exposición “Adventures of the Black Square”, Whitechapel Gallery, Londres, 2015. Foto: Stephen White

*

Obra citada: Adventures of the Black Square. Abstract Art and Society 1915–2015. Iwona Blazwick, Sophie McKinlay, Magnus af Petersens y Candy Stobbs. Ed. Prestel (Munich, Londres, Nueva York), 2015.

The following two tabs change content below.

Joselyne Contreras

Curadora. Estudiante de Doctorado en Curatorial/Knowledge, Goldsmiths, Universidad de Londres. Licenciada y Magíster en Artes Visuales de la Universidad de Chile.