Si de coleccionismo en Chile se trata, Pedro Montes es una de las personas indicadas con quien conversar. Este abogado y dueño de D21 Proyectos de Arte se ha dedicado a rescatar obras de destacados artistas chilenos de los años 70 y 80, como Eugenio Dittborn y Lotty Rosenfeld, quienes en los duros días de la dictadura posicionaron el arte contemporáneo nacional y se convirtieron, incluso, en sus referentes.

Su pasión por el coleccionismo se inició adquiriendo autógrafos y manuscritos de poetas como Vicente Huidobro o Enrique Lihn. Pero no fue hasta su paso por el taller del artista visual Eugenio Dittborn cuando comprendió la “pulsión” que relaciona la escritura y el dibujo, y que determina la lógica de las adquisiciones.

De esta manera fue como reunió una gran colección que desde este 21 de marzo se podrá visitar en el Museo de Artes Visuales (MAVI). La exposición tiene como objetivo mostrar el imaginario del coleccionista a través de la idea de «gabinete», o “gabinete de curiosidades”, como describe el curador de la exhibición, Justo Pastor Mellado.

El primero de estos gabinetes se titula El trazo inicial y contempla dibujos de Oscar Gacitúa, Germán Arestizábal, Eugenio Dittborn, Francisco Smythe, Juan Luis Martínez, Pablo Langlois, Enrique Lihn, entre otros, donde se manifiesta la pulsión defensiva de un grupo de artistas de diversa proveniencia, pero que comparten una similar intensidad que corroe las formas clásicas de las representaciones sociales.

El segundo gabinete, La transmisión de la pintura, muestra un conjunto de obras de Juan Domingo Dávila, Bororo, Manuel Torres, y el mismo Dittborn. Algunas de estas piezas pertenecieron a la colección de Francisco Zegers. Ambos gabinetes hacen referencia a obras realizadas entre los años 1972 y 1982.

El tercero se denomina La verdadera imagen, nombre referido a la historia de la pintura que le tiene fobia a la representación de la corporalidad. Efectos de viajes es el cuarto y último gabinete, que corresponde a la exhibición de obras de un grupo de artistas chilenos que en un momento determinado se encontró en Nueva York o en París. Ellos compartieron, bajo diversas condiciones, una estadía determinada, en una de estas dos capitales, lo que determinó posteriormente su trabajo.

Dittborn

Obra de Eugenio Dittborn, parte de la colección Pedro Montes que se exhibe en el MAVI, Santiago. Cortesía: MAVI

downey

Obra de Juan Downey, parte de la colección Pedro Montes que se exhibe en el MAVI, Santiago. Cortesía: MAVI

Colección Pedro Montes

Museo de Artes Visuales (MAVI), Santiago de Chile

Del 21 de marzo al 14 de junio de 2015