La organización de Art Lima anunció su rechazo al auspicio de la Municipalidad de Lima, luego de que un grupo de artistas decidiera no participar en la edición de este año de la feria como forma de protesta ante la política cultural de la gestión del alcalde Luis Castañeda Lossio. La polémica se desató días atrás, cuando la Municipalidad emprendió una campaña de borrado de murales en el centro histórico de Lima.

En un comunicado, Art Lima indicó: “Desafortunadamente, la coyuntura ha hecho que la firma de este auspicio haya tenido una interpretación política que es totalmente ajena a las intenciones que motivaron su firma y a la que es nuestra misión: promover el arte en el Perú, posicionándolo en el mercado internacional. Más concretamente, el auspicio no ha sido bien recibido por parte de nuestra comunidad artística, a la cual nos debemos, pues es el objetivo fundamental de este proyecto servir para fomentar y dinamizar el desarrollo de su trabajo. Considerando esto último, los organizadores de Art Lima han expuesto esta situación a la Municipalidad, decidiendo en común no continuar con el auspicio”.

El anuncio se realiza luego de que varios artistas, entre ellos Eduardo Tokeshi, Claudia Coca, Ramiro Llona y Alfredo Márquez, anunciaran el retiro de su participación en la feria. Otro de los artistas que se pronunció fue Fernando Bryce, quien no está representado en la feria formalmente con obra de la cual perciba retribución económica, ya que la galería Polígrafa tiene obra suya que no le pertenece. Sin embargo, a través de una carta pública, el artista instó a la galería a no exhibirla. “Justo en los precisos momentos en los que el nefasto alcalde de la ciudad está en plena campaña bárbara de destrucción de murales públicos hechos por artistas convocados por la administración anterior y que ha suscitado el repudio unánime de los artistas, del medio cultural y de gran parte de la ciudadanía, nos vemos confrontados con una movida política que no podemos tolerar y que causa nuestro más decidido rechazo: ¡No se puede pactar con quien está destruyendo el arte público de la ciudad y que además tiene un largo prontuario en la eliminación de eventos culturales como fueron el Festival de Artes Escénicas de Lima (FAEL), recientemente, y la Bienal Nacional y Bienal Iberoamericana de Lima hace 11 años”.

Christian Bendayán, director artístico de Art Lima, también había hecho público su desacuerdo con el auspicio a través en su cuenta de Facebook. “El acuerdo anunciado el día de ayer entre la Municipalidad de Lima, CREE Perú y El Comercio no representa a quienes venimos trabajando en la organización de Art Lima 2015 (gestores, curadores y artistas), pues ha permitido que se haga uso de la imagen de la feria para justificar una política cultural inexistente. El objetivo de nuestra participación en Art Lima es contribuir en la promoción del trabajo de los artistas peruanos y, además, activar espacios de intercambio en torno a las prácticas artísticas contemporáneas. La gestión municipal de Luis Castañeda Lossio no sólo ha cometido una serie de graves atropellos contra las políticas culturales y los derechos de los ciudadanos, sino que pretende silenciar cualquier posibilidad de diálogo y ejercicio libre de ciudadanía”.

La crítica también manifestó su repudio. Miguel López, escritor, investigador y curador, señaló a través de cuenta de Facebook: “Qué tristeza ver la ineptitud y torpeza que comete una feria como Art Lima al aliarse con Luis Castañeda Lossio y todo el fascismo y matonería que representa. Para el alcalde este gesto es un perfecto lavado de cara al vandalismo y el desprecio que su gestión viene implementando como política cultural. Y qué pena por las otras personas que participan de la feria desde abajo, artistas y trabajadores culturales, muchas de ellas con un trabajo humilde y esforzado, que ahora se ven involucradas sin pedirlo que esta operación vergonzosa de maquillaje cínico institucional. Con todas ellas mi solidaridad. Hay cosas que no se pueden pasar por alto y este pacto infame entre la dirección de Art Lima y la gestión de Castañeda y su rancio fujimorismo es realmente una VERGÜENZA, y eso tiene que ser dicho alto y claro por una comunidad cultural y artística que aún cree que es posible que el arte tenga un rol crítico en la vida social”.

Por su parte, el crítico Luis Lama denunció que la gestión de Castañeda dio el auspicio “únicamente para callar las protestas contra el borrado de los murales”, según cita el portal Utero.pe.

Un par de galerías, González y González y Revolver, también habían anunciando su retirada de la feria, argumentando que el auspicio de la alcaldía atentaba contra sus principios y de los artistas que representan. El artista Ishmael Randall Weeks, que está representado por Revolver y participa en Art Lima en la sección Project Rooms, curada por Octavio Zaya, también había manifestado su decisión de no participar, debido a la “peligrosa alianza (de la feria) con la alcaldía de Lima”.

“Equivocarse es de humanos, pero de sabios corregir la equivocación”, señala Zaya en su Facebook.

A continuación, el comunicado oficial de Art Lima:

El día de ayer, martes 17 de marzo del 2015, se hizo público el contrato de auspicio institucional a la III Edición de Art Lima por parte de la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Desde hace dos años, Art Lima inició conversaciones con la Municipalidad de Lima en busca de su auspicio institucional, el que sin embargo no llegó a concretarse. El objetivo que buscábamos con el auspicio de la Municipalidad Metropolitana era ayudar a posicionar a Lima dentro del calendario internacional de eventos de esta naturaleza al poner a nuestra feria a la altura de las de las principales de la región: artBO, arteBA, Cha.CO, Art Rio y SP-Arte. Todas ellas cuentan con los auspicios institucionales de sus respectivos gobiernos locales y centrales.

Desafortunadamente, la coyuntura ha hecho que la firma de este auspicio haya tenido una interpretación política que es totalmente ajena a las intenciones que motivaron su firma y a la que es nuestra misión: promover el arte en el Perú, posicionándolo en el mercado internacional. Más concretamente, el auspicio no ha sido bien recibido por parte de nuestra comunidad artística, a la cual nos debemos, pues es el objetivo fundamental de este proyecto servir para fomentar y dinamizar el desarrollo de su trabajo. Considerando esto último, los organizadores de Art Lima han expuesto esta situación a la Municipalidad, decidiendo en común no continuar con el auspicio.

Art Lima renueva su compromiso por seguir sirviendo, año a año, a sus artistas, galeristas, curadores, coleccionistas y demás agentes del mundo artístico, en el común esfuerzo de ofrecerles una plataforma internacional a la altura de su trabajo.

Lima, 18 de marzo 2015