Alfredo Jaar vuelve a exponer en Chile luego de siete años de ausencia, presentando por primera vez en Latinoamérica The Sound of Silence, una de sus obras más elogiadas y reconocidas en el mundo. La instalación, que se podrá ver en la galería Patricia Ready de Santiago hasta el 23 de enero de 2015, consiste en una estructura de metal de 256 metros cúbicos dedicados a una sola imagen. Al interior se proyecta la historia de Kevin Carter, fotógrafo sudafricano que en 1994 ganó el Premio Pulitzer por la instantánea que tomó en Sudán en la que un buitre observa a una niña famélica.

La foto, que fue publicada en el New York Times, despertó el reproche e indignación de muchos quienes culparon a Carter por no intervenir en la escena e ir en ayuda de su protagonista. En The Sound of Silence, Alfredo Jaar (Santiago, 1956) plantea que las imágenes son significativas y no inocentes, que éstas poseen una intención; el encuadre, los elementos que las componen y el hecho de hacerla pública es una elección condicionada e implícita. A la vez, subyace una lectura crítica a los medios de comunicación masivos y a la ceguera de la sociedad.

“Me ha parecido necesario crear una puesta en escena para mis imágenes, un entorno dentro del cual puedan llegar a tener sentido y afectar al público (…) Me parece que sin este entorno protector, mis imágenes no sobrevivirían. Pienso que es indispensable reducir la velocidad, contextualizar y enmarcar cada imagen adecuadamente a fin de que adquiera sentido”, dice el artista, Premio Nacional de Arte 2013 y representante de Chile en la 55va Bienal de Venecia.

10424322_868964576469757_557660920703646431_n

Alfredo Jaar, The Sound of Silence, 2006, vista de la exposición en Galería Patricia Ready, Santiago, Chile, 2015. Cortesía de la galería

10299133_865531186813096_5617404431979728747_n

Alfredo Jaar, The Sound of Silence, 2006, vista de la exposición en Galería Patricia Ready, Santiago, Chile, 2015. Cortesía de la galería

Jaar también plantea las contradicciones entre el efecto de las imágenes y el interés comercial que esconde la fotografía de Carter, cuyos derechos de reproducción pertenecen a la agencia de fotografía Corbis, una de las más grandes del  mundo, propiedad de Bill Gates.

La obra ha sido mostrada 24 veces desde su creación en el 2006, y hasta la fecha se ha presentado en 18 países, en 10 idiomas distintos, siendo considerada una obra emblemática de las últimas décadas. Filósofos, teóricos y críticos como Jacques Rancière, Griselda Pollock, Georges Didi Huberman, Chantal Mouffe, David Levi Strauss y Okwui Enwezor, entre otros, le han dedicado ensayos importantes.

1800264_868224003210481_5381867451763611023_n

Alfredo Jaar, The Sound of Silence, 2006, vista de la exposición en Galería Patricia Ready, Santiago, Chile, 2015. Cortesía de la galería

1506835_864433560256192_4513396365979093253_n

Alfredo Jaar, The Sound of Silence, 2006, vista de la exposición en Galería Patricia Ready, Santiago, Chile, 2015. Cortesía de la galería

De forma paralela y para complementar esta obra, también expone Three Women, instalación dedicada a tres mujeres activistas que el artista considera extraordinarias y dignas de nuestra atención. Esta obra es parte de una instalación titulada A Hundred Women, donde rinde un homenaje a cien mujeres notables que luchan por una sociedad mejor.

Su trabajo se caracteriza por una permanente crítica y denuncia a la indiferencia frente al sufrimiento humano. “No sé si será por mi formación, pero yo he sido incapaz de crear una sola obra de arte que no sea en respuesta a un hecho real. No lo sé hacer. No soy artista de taller, soy artista de proyectos”, afirma.

La obra de Jaar reviste profundas reflexiones políticas y sociales sobre el poder de los medios de comunicación, el sistema de información dominante y sus implicancias éticas en nuestra cultura.

1551591_878487785517436_4411190534325577001_n

Alfredo Jaar, The Sound of Silence, 2006, vista de la exposición en Galería Patricia Ready, Santiago, Chile, 2015. Cortesía de la galería

Alfredo Jaar: The Sound of Silence

Galería Patricia Ready, Santiago de Chile

Del 13 de noviembre de 2014 al 23 de enero de 2015