El artista y arquitecto chileno David Scognamiglio presenta en la Galería Gabriela Mistral del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes dos instalaciones: en la primera sala, ha dispuesto un sistema de líneas de luz que, a la manera de una telaraña, involucra al espacio en una suerte de constelación visual. Figuras semi-geométricas y posas de agua en el piso ofrecen un efecto reflejo, invitando al espectador a conectarse con el universo y el mundo interior, en medio del tráfico y la agitación propia de la vida urbana, y del contexto inmediato de esta galería, situada en pleno centro de Santiago.

La segunda instalación consiste en el registro audiovisual de una intervención urbana que David Scognamiglio realizó -también en base a un sistema lumínico- en Ciudad de los Valles, urbanización privada ubicada en la Ruta 68, en la periferia poniente de Santiago. Esta otra cara de la exposición no prevé necesariamente el buen éxito de la acción urbana; ésta puede fracasar, ya que se escapa da las autorizaciones y variables del contexto en el cual será realizada.

David Scognamiglio trabaja con el concepto de Constelación, extendiendo esta idea desde el ámbito de la astronomía hacia el punto de vista psíquico, emocional y relacional. El primer espacio se orienta a lo privado, generando una instancia de descanso, con una atmósfera emotiva de luz y sombra que incentiva en el espectador un estado de espiritualidad efímera.

La segunda sala remite más bien al uso del espacio urbano público/privado, llevando hasta la galería una reflexión en torno a la proliferación de las urbanizaciones privadas que aseguran a sus usuarios condiciones de protección o limpieza y constituyen, a la vez, lugares de homogenización y enclaustramiento, que contradicen en cierta medida la dinámica de las ciudades, y como parte de ella, las manifestaciones artístico-culturales que se dan en forma espontánea.

La exposición alude, en líneas generales, a la dicotomía, propiamente citadina, entre el espacio interior en el cual nos podemos concentrar, relajar, proteger, y el espacio exterior, donde la vida frenética y el caos nos generan estrés y a veces incomodidades y desagrado.

El artista visual David Scognamiglio se formó también como arquitecto en la Università degli studi, de Florencia. Su trabajo se ha centrado en la materia como objeto narrativo y en el espacio como lugar de emociones, buscando siempre despertar un ejercicio interno en los espectadores, a quienes él concibe como participantes activos de su obra.

Ha realizado instalaciones en Italia, Francia, Estados Unidos y Chile, colaborando además con artistas y colectivos, como Stalker, Consuline y Exploraciones Urbanas, entre otros. Este año, Scognamiglio realizó la instalación/performance Refugio, en el marco del ciclo Creación en tiempo real en el Teatro Municipal de Santiago, y próximamente participará en el festival de arte contemporáneo Nuit Blanche de París.

20141030_GGMMaulen_0110

Vista de la exposición Constelaciones, de David Scognamiglio, en Galería Gabriela Mistral, Santiago de Chile, 2014. Foto: Fernando Mendoza. Cortesía del artista

Canon-Canon-EOS-5D-Mark-II-2014-10-29-17-07-10

Vista de la exposición Constelaciones, de David Scognamiglio, en Galería Gabriela Mistral, Santiago de Chile, 2014. Foto: Rodrigo Maulen. Cortesía del artista