Skip to content

Moris:presa y Depredador.registros de Ilegalidad y Violencia

A partir de la exploración, observación y análisis de la cultura visual urbana, Moris (México, 1978) realiza una cartografía de la vida social de la ilegalidad y la violencia en la Ciudad de México, mapeo que esboza un contexto socio-político con altos índices de marginalidad, en el que se articula una diversidad de conflictos originados en este marco de relaciones.

El trabajo de Moris se centra en el tránsito entre los desequilibrios del poder y la violencia. Algunos de los elementos en sus obras son extraídos de contextos específicos, por lo que además de constituir un registro de dinámicas de lo ilegal y violencia, activan una experiencia en la que el espectador es confrontado con objetos que provienen de entornos aparentemente invisibles que han sido trastocados por la violencia comunitaria.

020

Vista de la exposición Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Cortesía: SAPS

La exposición de Moris en la Sala de Arte Público Siqueiros pretende revelar rastros y códigos de sujetos que, insertos en las variables de dinámicas macroeconómicas como desempleo y pobreza, terminan ubicándose en un contexto de marginación, desde donde optan por generar formas de autoempleo, que afincadas en la ilegalidad, constituyen una parte fundamental de la lógica de la violencia que se vive en esta ciudad.

Algunas de estas entidades sociales se ubican en relación al concepto de “sujetos insignificantes”, es decir, individuos desprovistos de la práctica de toda ley que garantice su seguridad y sustento, convirtiéndose en seres completamente vulnerables y escindidos socialmente. Esa precariedad bajo la que se ubican conduce inevitablemente a la potenciación de la violencia que Moris representa.

Desde este punto, la obra de Moris funciona como una activación material de imaginarios de la violencia cuyas estrategias involucran documentos de actividades ilícitas, objetos encontrados e instalaciones que trasladan la marginalidad que se vive en las calles al espacio de exhibición, y que en conjunto articulan los desbordamientos de un orden sistémico.

032

Vista de la exposición Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Cortesía: SAPS

034

Vista de la exposición Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Cortesía: SAPS

029

Vista de la exposición Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Cortesía: SAPS

024

Vista de la exposición Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Cortesía: SAPS

025

Vista de la exposición Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Cortesía: SAPS

*Texto curatorial de Yameli Mera ara la muestra Moris: Presa y depredador. Registros de ilegalidad y violencia, en la Sala de Arte Público Siqueiros, Ciudad de México. Hasta el 23 de noviembre de 2014

También te puede interesar

MODERNISTAS MEXICANOS AL MARGEN DE LA NARRATIVA HISTÓRICA

Curada y organizada por Patrick Charpenel, esta muestra en la galería Páramo (Guadalajara, México) pone en justo valor a nueve extraordinarios artistas mexicanos, modernos y contemporáneos, que produjeron obras desde el año 1906 hasta...