kurimanzutto presentó hasta este fin de semana Varios y diversos, la segunda exposición de Jimmie Durham en la galería mexicana. En esta ocasión, el artista exhibió una breve recopilación de su carrera, que incluye obras de 1970 hasta 2013.

JD-Varios-y-diversos12-600x400

Jimmie Durham, Varios y diversos, 2013. Vista de exposición en kurimanzutto, Ciudad de México. Todas las imágenes son cortesía de la galería

El espacio de la galería se dividió por cortinas simulando cubículos de un hospital, de tal manera que cada pieza tendrá su propia área de exhibición.

Jimmie Durham es un indio americano de la tribu Cherokee nacido en 1940 en Arkansas (EEUU). Sus primeras incursiones en el arte fueron en el campo del teatro, la literatura y la performance en los círculos progresivos afroamericanos de Texas durante los años sesenta. En 1969 se mudó a Ginebra y se inscribió en la Escuela de Bellas Artes, donde trabajó la escultura y la performance. Junto con otros tres escultores formó el grupo Draga, el cual exploró la manera en cómo el arte se puede integrar más a la vida pública.

JDespanol-487x600

Jimmie Durham, Varios y diversos, 2013. Vista de exposición en kurimanzutto, Ciudad de México

En 1973 —año de la ocupación de Wounded Knee, pedanía significativamente simbólica de Dakota del Sur donde el ejército norteamericano perpetró una masacre de indios en 1890—, Durham regresó a EEUU para involucrarse en el Movimiento Indio Americano como director del Consejo Internacional de Tratados Indios y como su representante en las Naciones Unidas, convirtiéndose en el primer representante oficial de una minoría dentro de esta organización.

En 1980 volvió a poner su atención en el arte, interesado en la imagen del indio americano, utilizándolo como tema en muchos de sus ensayos. Durham obtuvo notoriedad en la escena artística de Nueva York, pero descubrió que su obra era vista como “arte indio” y fallaba en fomentar discusiones fundamentales, tanto políticas como artísticas. Decepcionado por este malentendido y por las obstinadas políticas del gobierno estadounidense en relación con el movimiento indio, dejó EEUU en 1987 y se mudó a Cuernavaca, México, donde permaneció hasta su regreso a Europa en 1994. Desde entonces, el artista ha vivido en Bruselas, Marsella, Berlín y Roma.

JD-Varios-y-diversos06-600x400

Jimmie Durham, Varios y diversos, 2013. Vista de exposición en kurimanzutto, Ciudad de México

Jimmie Durham trabaja con materiales diversos, tanto naturales como artificiales, pero es atraído particularmente por aquellos que a lo largo de la historia han sido utilizados para crear herramientas, como huesos, madera, plumas y rocas que en sus caminatas encuentra y guarda. Para el artista, la roca es la máxima forma escultórica, no sólo porque uno puede labrarla para crear una representación, sino también porque cada roca es por sí misma una escultura entrópica que cambia lentamente y está formada por los elementos naturales a lo largo del tiempo. Durham ha llevado la roca a todo tipo de situaciones, incluso como figura narrativa, como en Pedro Delrio (2013), presentada en esta exposición.

JD-Varios-y-diversos04-400x600

Jimmie Durham, Varios y diversos, 2013. Vista de exposición en kurimanzutto, Ciudad de México

La versatilidad con la que Durham usa y junta todo tipo de objetos, imágenes y palabras es evidente en obras como Various Elements from the Actual World (Varios elementos del mundo real, 2009) y I Will Try to Explain (Trataré de explicar, 1970-2012), ambas presentados en kurimanzutto.

Su trabajo es una conversación continua, y el humor impregnado en su obra escultórica es una estrategia que parece inocua pero, en realidad, es altamente crítica. Durham plantea grandes preguntas que reflexionan sobre la historia de la opresión, la futilidad de la violencia y la impotencia de las minorías en el mundo.