Para su segunda exposición individual en David Nolan Gallery, Nueva York, Sandra Vásquez de la Horra ha producido una serie de nuevos dibujos bajo el título de Entre el cielo y la tierra. Siguiendo los métodos desarrollados en su obra anterior, la artista presenta dibujos de grafito que se completan mediante su inmersión en cera, algunos de éstos mostrados cuando participó en la 30ª Bienal de São Paulo y en yuxtaposición con nuevas obras realizadas para la exposición. La artista sigue profundizando en los temas que informan su trabajo, creando imágenes cada vez más oníricas y evocadoras, oscuras y reservadas.

SV_installation_141-600x400

Sandra Vásquez de la Horra, Entre el Cielo y la Tierra, vista de instalación en David Nolan Gallery, Nueva York. Todas las imágenes son cortesía de DN Gallery

 

SV_installation_021-600x400

Sandra Vásquez de la Horra, Entre el Cielo y la Tierra, vista de instalación en David Nolan Gallery, Nueva York

 

SV_installation_161-600x400

Sandra Vásquez de la Horra, Entre el Cielo y la Tierra, vista de instalación en David Nolan Gallery, Nueva York

 

Nacida en Chile en 1967, Vásquez de la Horra creció bajo el régimen de Pinochet. A partir de este capítulo de la historia política chilena y de sus experiencias personales, crea imágenes poderosas que gatillan reacciones en el espactador.

Elegantemente modeladas con líneas fluidas y seguras, sus figuras humanoides poseen una fuerza inmediata. A partir de una amplia gama de fuentes literarias y mitológicas, la artista retrata figuras híbridas y objetos inescrutables, presentando escenas que se sienten sorprendentemente familiares. La simplicidad de la forma se compensa con el misterio de la sombra y la austeridad monocromática. Sólo agrega color para dar unos pocos acentos, dramatizando fragmentos de texto que aumentan y complican la imaginería.

SV44101-600x412

Sandra Vásquez de la Horra, Orgía Reptiliana II, 2012, grafito sobre papel, cera, 76 x 112,5 cm

 

SV44231-600x430

Sandra Vásquez de la Horra, Entre el cielo y la tierra, 2012, grafito sobre papel, cera, 100 x 140 cm

SV44221-454x600

Sandra Vásquez de la Horra, Cortejo de la cortesana, 2012, grafito sobre papel, cera, 35,9 x 27 cm

 

SV44111-441x600

Sandra Vásquez de la Horra, Reptiliana, 2012, grafito sobre papel, cera, 76 x 56 cm

 

SV44121-440x600

Sandra Vásquez de la Horra, Memorias Lemurianas, 2012, grafito sobre papel, cera, 76 x 56 cm

Aunque los actos sexuales, las figuras folclóricas y populares, la muerte y otros motivos reaparecen en sus obras, cada dibujo existe como una entidad autónoma. Las figuras casi siempre flotan ambiguamente sobre un fondo sin marcas. Cada dibujo es una viñeta única que recuerda la confusión espacial de los sueños y recuerdos. Instalados en grupo, tipo «salón», los dibujos crean relatos truncados que se solapan entre sí, lo que subraya la poética alcanzada a través de medios escasos.

SV_installation_081-600x400

Sandra Vásquez de la Horra, Entre el Cielo y la Tierra, vista de instalación en David Nolan Gallery, Nueva York

 

 

 
SV_installation_091-600x400

Sandra Vásquez de la Horra, Entre el Cielo y la Tierra, vista de instalación en David Nolan Gallery, Nueva York

 

Sobre el título de la muestra, Entre el cielo y la tierra, se cita al Eclesiastés 1:14: «He visto todas las obras que se hacen debajo del sol, y he aquí, todo ello es vanidad y aflicción de espíritu». Las escenas impenetrables de Vásquez de la Horra son igualmente malos presagios, toda vez que una sensación de inquietud -una condena profética- las impregnan.

SV44133-600x442

Sandra Vásquez de la Horra, Siempre bien acompañada, 2012, grafito sobre papel, cera, 76 x 55,5 cm

 

SV44141-432x600

Sandra Vásquez de la Horra, El viaje de Olokum, 2012, grafito sobre papel, cera, 101,5 x 72,5 cm

SV44151-434x600

Sandra Vásquez de la Horra, El espíritu del ciervo, 2012, grafito sobre papel, cera, 102 x 7o cm

 

 

En estos últimos trabajos, la artista tiene como referentes la raza superior reptiliana del teórico de la conspiración David Icke, los continentes y las culturas perdidos de Lemuria, y las orgías ritualísticas y los ritos de iniciación del film de Stanley Kubrick, Eyes Wide Shut. Las experiencias recientes de desintoxicación de la artista la dejaron inusualmente sensible: los sueños y las conversaciones subsiguientes impactaron su trabajo en gran medida.

Al negar las narraciones sencillas e imágenes estables, los dibujos de Vásquez de la Horra socavan cualquier categorización racionalizada y resisten un significado seguro. Este dominio de lo mitológico y simbólico y la retroalimentación entre los sueños y la realidad social han llevado a comparar a Vásquez de la Horra con Henry Darger, Odilon Redon, Louise Bourgeois y Francisco de Goya.

SV44161-418x600

Sandra Vásquez de la Horra, El hombro de San Cristóbal, 2012, grafito sobre papel, cera, 99,7 x 70 cm

 

SV44171-426x600

Sandra Vásquez de la Horra, El Hadita, 2012, grafito sobre papel, cera, 100 x 70 cm

 

SV44181-422x600

Sandra Vásquez de la Horra, La dama del castillo, 2012, grafito sobre papel, cera, 99,4 x 70 cm

 

SV44191-431x600

Sandra Vásquez de la Horra, Seres de Ultratumba, 2012, grafito sobre papel, cera, 102 x 73 cm

 

SV44201-439x600

Sandra Vásquez de la Horra, Venciendo a Hydra, 2012, grafito sobre papel, cera, 76 x 56 cm

 

SV44211-442x600

Sandra Vásquez de la Horra, Caballito, 2012, grafito sobre papel, cera, 36,6 x 26,8 cm

 

Sandra Vásquez de la Horra se graduó de la Universidad de Diseño de Viña del Mar, Chile, en 1994, y completó estudios de postgrado en el Kunsthochschule für Medien, en Colonia, en el 2003. Asistió a la famosa Kunstakademie Düsseldorf desde 1995 hasta 2002, estudiando bajo la tutela de Jannis Kounellis y Rosemarie Trockel. Su obra ha sido expuesta en el Centro Pompidou de París, el Museum Kunst Palast, Düsseldorf, y la Bonnefantenmuseum, Maastricht, Holanda. En 2009, ganó el Premio de Dibujo de la Fundación de Arte Contemporáneo Guerlain. En 2012, Vásquez de la Horra participó en La Inminencia de las Poéticas, la 30ª Bienal de São Paulo, comisariada por Luis Pérez-Oramas. Sandra Vásquez de la Horra actualmente vive y trabaja en Berlín, Alemania.