Rodrigo Canala y Gerardo Pulido, dos artistas claves del arte chileno de la última década, amigos, compañeros de taller y de proyectos, exhiben por primera vez juntos en Casa E de Valparaíso. Bajo el título de Emblemas, esta muestra busca el contagio entre obras personales: una serie de dibujos, pinturas y esculturas inéditas creadas por separado o en conjunto representan búsquedas personales y también ciertos cruces desde el cuestionamiento de la pintura, el trabajo con la superficie y el ámbito de la decoración.

EMBLEMAS_CanalaPulido_Casa-E4-600x450

Emblemas, vista de exposición. Todas las imágenes son cortesía de Casa E

Emblemas surge del trabajo de taller, dicen Rodrigo Canala y Gerardo Pulido. “Nada nuevo, es lo esperable de una exhibición de arte. Sin embargo, hay algo más: nace de los distintos tipos de contagio que proliferan en un espacio común de trabajo”. Los artistas forman parte de Taller BLOC, proyecto de creación, formación y difusión de artes visuales fundado en 2009 junto a Catalina Bauer, Rodrigo Galecio y Tomás Rivas, y que fue habilitado como lugar compartido, sin divisiones arquitectónicas o de otro tipo que separen el trabajo diario de los integrantes.

La muestra potencia y organiza la influencia recíproca a través de nueve piezas: tres son de sus respectivas autorías, dos son intervenciones del trabajo del otro y una escultura fue realizada en conjunto, un trabajo con defensas (puntas metálicas de rejas) escarchadas y plateadas, atornilladas a una base hueca de madera aglomerada pintada con franjas de mármoles de distintos colores. “Todo está recubierto”, afirman.

EMBLEMAS_CanalaPulido_Casa-E2-600x450

Rodrigo Canala y Gerardo Pulido, Emblema (S/T), 2012-2013. Defensa recubierta con escarcha metálica plateada, madera aglomerada pintada con óleo, tornillos, 16,5 x 8 x 50 cms.

En la exposición hallamos la fotografía de una ventana tapiada tras unos barrotes, un dibujo de defensas y unos banderines vacíos en cruz colgados en la arquitectura de Casa E, de Rodrigo Canala, y un leño pintado al óleo que simula dos cortezas de árbol y una lámina acrílica contorneada como un brochazo y pintada con la técnica trompe-l’œil para crear la ilusión del mármol, ambas obras de Gerardo Pulido. También se incluyen en la exposición un calado que Canala realizó a una obra en papel de Gerardo Pulido y un “rombo de mármol” pintado por éste sobre una serigrafía de su colega.

8-600x424

Gerardo Pulido, Emblema (Lord Willow #5 o dos cortezas trenzadas), 2012, óleo sobre leño de madera, soporte de aluminio, 35 x 15 x 21 cms. aprox.

 

12-600x373

Rodrigo Canala, Emblema (banderines vacíos en cruz), 2012, lámina de PVC recortada y recubierta con escarcha metálica plateada. Dimensiones variables.

Durante los últimos años, Canala ha trabajado con referentes de la decoración arquitectónica y cierto sentido de espectáculo a través de materiales precarios, mientras que Pulido revisita la tradicional técnica del trompe-l’œil para simular texturas en diversas superficies (mármol, madera). En esta muestra, los artistas problematizan la pintura mediante un trabajo con la superficie, jugando con la decoración como abstracción de un paisaje que no siempre vemos.

En Emblemas hay símbolos que son objetos y viceversa, emblemas representativos de sí mismos. “Banderas, insignias, escudos, monolitos, amuletos, medallas, monedas y billetes, postales y souvenirs varios, apuestan por comprimir una serie de valores en un puñado de formas y colores. Proceden de la síntesis extrema, pero inalcanzable, que hace implosionar a la imagen, buscando marcar con fuego la retina, para así conseguir lo indeleble, vale decir, conquistar la memoria tras un enigma… En cierto sentido, las obras aquí son más concretas que abstractas (diferencia que Theo van Doesburg le encaraba a Piet Mondrian). La geometría en ellas se basa en objetos como un leño o un papel, en herramientas como compás y regla. Es una geometría aplicada, no idealista, hundida en la ciudad (rejas, defensas, banderines) y en la naturaleza (mármoles, madera, gestos manuales)… Si bien las obras son auráticas o buscan, sin complejos, un aura, son simultáneamente cosistas. Toda posible alegoría en ellas, a poco andar, se traba. La expresión directa de los materiales y procedimientos técnicos, la presencia misma, si se quiere, se impone”, señalan los artistas.

5-450x600

Rodrigo Canala y Gerardo Pulido, Emblema (destellos calados sobre mañío en maquillaje y mañío en óleo), 2012, maquillaje y óleo sobre papel dorado calado y chinches recubiertos con escarcha metálica plateada sobre muro, 70 x 100 cms.

 

Rodrigo Canala (1972) es Magíster en Artes mención Artes Visuales, UCh, Santiago; Licenciado en Arte, UFT, Santiago; estudios de Arquitectura, UVM, Viña del Mar, Chile. Cuenta con exposiciones en Australia, Brasil, Colombia, Corea, Chile, España y Estados Unidos. Cuenta, además, con distintos reconocimientos, entre ellos: nominado a Beca AMA, Gasworks International Residency Programme (Inglaterra, 2011, 2010); nominado a Premio Altazor de las Artes Nacionales (Chile, 2007); Beca Amigos del Arte (Chile, 1999). Paralelamente se desempeña como profesor de pregrado en distintas escuelas de arte. Es también cofundador del taller de producción, formación y difusión de las artes visuales Taller BLOC, Chile. Su trabajo es representado en Chile por Galería Patricia Ready.

Gerardo Pulido (1975) es DEA en doctorado de Educación Artística (Universidad de Sevilla), Licenciado y Postitulado en Arte (Pontificia Universidad Católica de Chile). Ha publicado ensayos sobre arte en distintas ediciones en Santiago. Coeditor y co-gestor de la revista “Indice; Documento de Arte y Crítica”, 2001-1997, y de “Diálogos Die-Ecke” de Galería Die Ecke, 2010-2009. Ha obtenido reconocimientos como: representante de Chile en el 1er Concurso Arcos Dorados de Pintura Latinoamericana, Argentina-Colombia, 2010; Beca AMA, Chile, 2008; Beca MAE, AECI, España, 2003-2005. Cuenta con exposiciones en Argentina, Australia, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, Francia e Inglaterra. Actualmente, enseña en BLOC, así como en las Licenciaturas en Arte de la Universidad Diego Portales y Pontificia Universidad Católica de Chile.

Casa E es un inmueble victoriano ubicado en calle Lautaro Rosas, ex Santa Victorina, del Cerro Alegre, Valparaíso, reconstruido y transformado en proyecto cultural. A cargo del ex director de Asuntos Culturales de la Cancillería, Emilio Lamarca, abrió sus puertas en enero de 2011. Destinado a la producción, exhibición y difusión de las artes visuales y la literatura, a través de su sala de exposiciones, de las actividades de extensión y de su librería en asociación con Metales Pesados, busca también relevar estas disciplinas a nivel regional, nacional e internacional.

10-600x450

Emblemas, vista de exposición.