En una época en la que se volvió casi habitual en Buenos Aires que aparezcan (y desaparezcan) nuevos artistas empíricos o provenientes de talleres, del diseño gráfico o de otras disciplinas, reluce en la figura de Gala Berger la autoridad que le confiere ser casi licenciada en artes visuales y el oficio de haber participado en exhibiciones en Buenos Aires, Berlín, San Pablo, Río de Janeiro, Seúl, Roma, Medellín, Mar del Plata, Neuquén, o sus residencias en Corea, Finlandia y San Pablo.

A pesar de su corta edad pero significativa experiencia, Berger quiso ir más allá de su práctica como artista y decidió, junto con Marina Reyes Franco, crear su propio Museo, el Museo la Ene (Nuevo Museo Energía de Arte Contemporáneo), en sus propias palabras y las del equipo de trabajo “la institución para la que queremos trabajar; un minúsculo espacio que aparte de apoyar la generación de obras, albergar proyectos artísticos, exhibir y difundir el arte actual, cuestiona sin banderas políticas el vacío institucional en la capital, la deficiencia en la educación en arte y el modo en que se manejan los museos actualmente”.

MG_9668-600x425

Gala Berger, A falta de sol aprende a crecer en el hielo, 2012, lámparas, gelatina de color sobre aluminio y foco de luz, dimensiones variables. Todas las imágenes son cortesía de Galería Inmigrante

En nuestra conversación, Gala Berger me describió detalladamente varias de las problemáticas actuales y en qué consiste su trabajo en diferentes campos. Aunque me gustaría transcribirlo todo, apenas me quedo con algunas ideas. Berger considera que el nivel de los artistas argentinos, a pesar de la adversidad, es muy alto, y que no hay que bajar los brazos para que las condiciones mejoren. Sin dudarlo por un instante, plantea que aunque algunas cosas parezcan mejorar no hay que dejar de criticar las que funcionan mal, “porque tienen que cambiar”; los directores de los museos, por ejemplo, tienen un sueldo por su trabajo y tienen que trabajar mejor.

001-600x400

Gala Berger, A falta de sol aprende a crecer en el hielo, 2012, lámparas, gelatina de color sobre aluminio y foco de luz, dimensiones variables

 

1-400x600

Gala Berger, A falta de sol aprende a crecer en el hielo, 2012, lámparas, gelatina de color sobre aluminio y foco de luz, dimensiones variables

 

detalle--400x600

Gala Berger, A falta de sol aprende a crecer en el hielo, 2012, lámparas, gelatina de color sobre aluminio y foco de luz, dimensiones variables

 

Desde el 2012 Gala Berger dirige la Galería Inmigrante, junto con los artistas Cotelito y Mario Scorzelli, un modelo atípico de espacio que se sitúa en un notable punto intermedio entre el under y la galería tradicional, y que a pesar de su reciente nacimiento entró pisando fuerte en la escena porteña. Para algunos, entre los cuales me incluyo, el modelo de galería ideal que tiene como premisa la autoadministración institucional, la idea de galería gestionada por los propios artistas, con una programación planificada en conjunto sin presiones externas.

Aunque puede resultar bastante difícil para un artista concebir un proyecto de galería con todo lo que implica hacer obra propia y gestionar al mismo tiempo, Berger confía en sus artistas y, por supuesto, trata de hacer lo mejor con ellos y para ellos. Aunque parezca difícil de entender este punto intermedio, se quiere acercar el proyecto a diversos públicos, diferentes al de la comunidad de amigos artistas que generalmente son los que frecuentan las muestras. Berger también participa en el proyecto Munguau y fue parte hace pocos meses del equipo de la naciente Feria Junta.

899-600x401

Gala Berger, La tierra permanece, 2011, instalación-performance-pinturas, intercambio de 27 pinturas por 27 plantas, Jardín Oculto Galería, Buenos Aires

aa-448x600

Gala Berger, La tierra permanece, 2011, instalación-performance-pinturas, intercambio de 27 pinturas por 27 plantas, Jardín Oculto Galería, Buenos Aires

ii-600x290

Gala Berger, La tierra permanece, 2011, instalación-performance-pinturas, intercambio de 27 pinturas por 27 plantas, Jardín Oculto Galería, Buenos Aires

 

26-600x450

Gala Berger, La tierra permanece, 2011, instalación-performance-pinturas, intercambio de 27 pinturas por 27 plantas, Jardín Oculto Galería, Buenos Aires

 

En 2011 asistí a La tierra permanece, la primera muestra individual de Gala Berger en la galería Jardín Oculto, en la cual los asistentes podían intercambiar obras por plantas. Las plantas se situaban exactamente en el mismo lugar donde habían sido colgadas la obras. No había precios ni condiciones, aunque las piezas fueran de diversos tamaños; simplemente bastaba con llevar una planta de cualquier clase para realizar el intercambio y elegir una obra. Al final la exhibición terminó por convertirse en una colorida exposición espontánea armada con plantas y flores. La artista había cambiado el valor comercial por el valor simbólico de dar algo de su creación a los demás, y ella, a cambio, disfrutar de la nobleza de las plantas que aún conserva en su casa.

411970_328867323863255_518244763_o-600x450

 

Disponibilidad Arriesgada

La muestra presentada en la Galería Inmigrante el 12.12.12 nos presenta en la obra de Gala Berger un poco de todo lo anterior. Para entenderla en toda su magnitud sería necesario conocer con mayor profundidad el trabajo del Museo la Ene y el funcionamiento de la Galería Inmigrante.

Tomado de su propia definición, Disponibilidad arriesgada es una exhibición sobre la energía de la construcción del trabajo en conjunto, como necesidad, como vínculo con un espacio y un tiempo específicos, que aborda la concepción “se que usted puede hacerlo”, y que al producirse este hacer, la realidad se transforma. Las piezas de la exhibición forman parte de proyectos que implican otras disponibilidades, todas ellas arriesgadas en pos de una idea en común.

Sin duda, el más complejo de estos proyectos es el Nuevo Museo Energía de Arte Contemporáneo (La Ene), siendo en si mismo un experimento sobre el vínculo entre el artista, las instituciones y las vías existentes de legitimación.

En la planta baja se exhiben nueve fotos todas del mismo tamaño, apócrifamente autoreferenciales, en las que aparecen los tres directores de Inmigrante y en las que por el título ¿Cómo hacer tu propia galería? se puede quizá inferir una alusión de la artista a su momento actual. Justo al frente de las fotografías, una pantalla presenta un video sobre La Ene armado a modo de tutorial de Internet que nos da luces sobre Cómo hacer tu propio Museo. Las dos piezas, de algún modo, funcionan como declaración de principios de la artista en cuanto a lo que significa para ella su actividad, su accionar en el arte por fuera de la creación individual volcado en obra, o la obra como metalenguaje de su actividad en el arte diferente a su producción personal como artista. En el medio de estas dos piezas hay relojes que representan husos horarios divididos en nuevas geografías, hechos en acuarela sobre gelatinas de colores.

002-600x400

Gala Berger, Husos horarios, 2012, tinta china sobre filtros de gelatina, dimensiones variables

 

21-400x600

Gala Berger, Husos horarios, 2012, tinta china sobre filtros de gelatina, dimensiones variables

En el subsuelo de la galería, donde generalmente se hacen performances, instala un laberinto monumento o anti-monumento hecho con tiras de papel higiénico, con la idea de ampliar la sala de exhibición a través de las paredes improbables que muestra el trabajo conjunto y solidario, hecho en colaboración con amigos que se sumaron a dar una mano en su construcción, frágil y liviano como una casa japonesa o una membrana cerebral. En el recorrido es posible encontrar un backlight hecho con una parada de colectivo y diez lámparas armadas con gelatinas de colores (filtros de iluminación) prendidas permanentemente, hasta que dejen de existir.

004-600x400

Gala Berger, Husos horarios, 2012, tinta china sobre filtros de gelatina, dimensiones variables

 

reloj-505x600

Gala Berger, Husos horarios, 2012, tinta china sobre filtros de gelatina, dimensiones variables

 

DSC_1436-600x400

Gala Berger, El ojo, 2012, instalación de papel higiénico sobre plástico y alambre de acero, dimensiones variables

 

23-600x450

Gala Berger, El ojo, 2012, instalación de papel higiénico sobre plástico y alambre de acero, dimensiones variables

 

The following two tabs change content below.

Alvaro Cifuentes

Latest posts by Alvaro Cifuentes (see all)