The Los Angeles County Museum of Art (LACMA) presenta por estos días Drawing Surrealism, la primera exhibición a gran escala enfocada en el dibujo como una forma de expresión prevalente en los artistas surrealistas. Organizada por LACMA y The Morgan Library & Museum, la muestra presenta 250 obras de casi 100 artistas de quince países, incluidos préstamos internacionales y la creciente colección de obras surrealistas en papel pertenecientes al museo californiano, que ha puesto el acento en este movimiento de la primera mitad del siglo XX a través de exposiciones como Magritte and Contemporary Art: The Treachery of ImagesDalí: Painting & Film y In Wonderland: The Surrealist Adventures of Women Artists in Mexico and the United States.

MG_0145-487x600


Mientras que la mayoría de las muestras institucionales sobre el Surrealismo típicamente se centran en la pintura y la escultura, esta exposición busca demostrar que los surrealistas veían el dibujo como el medio de expresión artística más inmediato e innovador. Drawing Surrealism celebra cómo el dibujo es el medio más apto para la experimentación y la toma de riesgos, y aborda el impacto internacional del Surrealismo al incluir a artistas no sólo de Europa Occidental, sino también de Europa del Este, América y Japón, según Leslie Jones, curadora de Dibujo de LACMA.

EX.2356.18_1-408x600

EX.2356.233-388x600

EX.2356.221-327x600

EX2356_273-372x600

EX.2356.202-302x600

 

Entre los artistas representados en esta exhibición se encuentran André Masson, Joan Miró, Salvador Dalí e Yves Tanguy, además de los precursores del Surrealismo, Jean (Hans) Arp, Max Ernst y Francis Picabia, que en principio se asociaron al Dadaísmo.

MG_0110-600x398

MG_0131-600x406

 

Con el automatismo, que buscaba el movimiento irracional y azaroso de la mano -como se ve en algunos trabajos de Masson y Miró, entre otros-, el Surrealismo encontró su primera forma de expresión visual. Después, el frottage -la técnica de “marcar” el papel al frotarlo con algún medio sobre una superficie con textura-, el Cadáver Exquisito, el collage, la decalcomanía y el fumage (dibujar con humo), además de las técnicas del dibujo más tradicionales -y, sin embargo, distorsionadas- abrazadas por artistas como Dalí, contribuirían a expandir y redefinir las definiciones y apreciaciones convencionales del dibujo.

EX.2356.277-394x600

M2009_10_8-600x559

La muestra echa además una mirada al vasto alcance geográfico del Surrealismo, al incluir a artistas checos como Toyen y Jindřich Styrsky -lo que habla del diálogo entre Praga y París, la cuna del Surrealismo-, y a los artistas nipones Ei-kyu y Ai Mitsu, lo que refleja el intercambio cultural entre Europa Occidental y Japón antes de la Segunda Guerra. En los años 30, el Surrealismo despuntó en América a través de artistas como Federico Castellón, Roberto Matta y Arshile Gorky, en Estados Unidos, y Agustín Lazo y Gunther Gerzso, en México.

La exhibición también incluye una amplia vitrina con publicaciones surrealistas que destacan el continuo diálogo existente entre la literatura y las artes visuales dentro del movimiento, así como el potencial revolucionario de la ilustración.

MG_0122-600x449

MG_0170-600x339

MG_0187-600x426

MG_0188-600x450

MG_0136-600x447

 

UA-20141746-1 Cartelera