Perlini Arte, en Reggio Calabria, Italia, acogió durante el mes de octubre la primera exposición individual en Europa de Michelle-Marie Letelier, que bajo la curaduría de Carolina Lio presentó algunos de los trabajos más recientes realizados por la artista chilena residente en Berlín.

69_mg7578-edit-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia. Todas las imágenes son cortesía de la artista y Perlini Arte.

Utilizando diversos medios -instalación, fotografía, vídeo y dibujo-, Michelle-Marie Letelier estudia paisajes que están sometidos a la explotación de recursos minerales. A través de su trabajo, la artista ha documentado cambios sociales y, más recientemente, cambios topográficos, observando las consecuencias de la explotación de los minerales. Este tema comenzó a interesar a la artista dada su historia biográfica de la artista, ya que vivió en Chuquicamata, campamento minero en Chile conocido por pertenecer a la mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo. En este primer período de su carrera, la artista documentó el campamento utilizando video y fotografía, subrayando una atmósfera de soledad y abandono y cuestionando el peso del vacío creado por la progresiva expansión de la mina que, llegando a la ciudad, la obligó a despoblarse y morir.

69_mg7517-600x397

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7522-edit-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7583-edit-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7566-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7526-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

Al trasladarse a Berlín, el trabajo de Letelier se dirigió hacia el carbón, un mineral ligado a la historia de Alemania y la atmósfera de la antigua Berlín Oriental con algunos de sus paisajes todavía desolados y llenos de edificios industriales pertenecientes a los años previos a la guerra. Este mineral, con su fascinante contraste entre el negro del material y su capacidad de producir energía y luz, ha convertido a sus obras en un juego de luz y sombra, de blancos y negros.

69_mg7531-edit-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7535-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7560-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7537-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

Es el caso de la serie F60, de la cual dos piezas se exhibieron en esta ocasión. La serie consiste en trabajos sobre tela que llevan el nombre del puente transportador F60 ubicado en Lichterfeld, Alemania. Este puente, que tiene la particularidad de ser la segunda máquina minera más grande del mundo, con un peso de 11.000 toneladas, fue clausurado sólo trece meses después de su apertura, debido a nuevas políticas energéticas. Para la artista, éste es un símbolo de la renovación de la manera de pensar la energía, un tema que también es la base de su último trabajo.

69_mg7542-edit-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7557-400x600

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

69_mg7558-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

En Energeia, distintos significados de la palabra energía son conjugados, desde la política a la ciencia, de la economía a su estricta dependencia del desarrollo de la cultura occidental. La elección del mismo título, escrito en griego, hace referencia a la cuna de nuestra cultura. La obra se compone de trozos de carbón unidos a placas de circuito impreso, en las que antiguos dibujos técnicos de una fábrica de la RDA han sido grabados a modo de tableros electrónicos modernos.

69_mg7574-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, vista de instalación en Perlini Arte, Italia.

La visión global de la artista se puede sintetizar en Doomed Scape, la composición de dibujos sobre papel que le da el título a esta exposición. Basado en un sueño, el trabajo representa metafóricamente la explotación de recursos naturales en la era capitalista económico-industrial. Una máquina de demolición cava una cuenca que se hace cada vez más grande, hasta que eventualmente afecta la base de la propia máquina y consecuentemente se destruye a sí misma. Así, Doomed Scape se erige como un claro recordatorio de una explotación salvaje que irreflexivamente se ataca a sí misma, succionando con avidez los recursos naturales y dirigiéndose hacia un futuro fracasado o “escape condenado”, como se lee literalmente la traducción del título.

Letelier_Doomedscape_detail-600x400

Michelle-Marie Letelier, Doomed Scape, 2012, detalle.

UA-20141746-1