La obra de Ash Aravena parte por un lugar, un espacio, un entorno y aquellos objetos con los cuales los individuos pueden relacionarse cotidianamente. En sus esculturas e instalaciones, utiliza materiales precarios y de bajo costo para abordar temas como el desuso, el residuo, la obsolescencia y la descomposición. Y es justamente la preservación o transformación casi alquímica de la materia orgánica lo que define su línea de investigación. De esta manera, el deterioro de lo existente se transforma en fermento, “en expresiones de acciones antes que objetos, que duran mientras el lugar u otras circunstancias las acoge”.

Ash_Aravena_Portafolio1-429x600

Ash Aravena, La Balsa (Inversiones de campo), 2011, madera, basura, carpa de nylon, tarima, dibujo, medidas variables

DSC_4053-600x398

Ash Aravena, La Balsa (Inversiones de campo) / detalle / 2011, madera, basura, carpa de nylon, tarima, dibujo, medidas variables. Foto: Bernardita Bennett

Ash_Aravena_Portafolio-600x450

Ash Aravena, La metralla tumbada se avecina (en colaboración con Cristián Lira), 2008, retablos de madera, datashow, dvd,  55 x 53 x 15 cm.

DA_002-600x400

Ash Aravena, Denme Asilo, 2012, madera, teja, basura orgánica e inorgánica, tarima, dibujo, medidas variables

DA_006-600x400

Ash Aravena, Denme Asilo (detalle), 2012, madera, teja, basura orgánica e inorgánica, tarima, dibujo, medidas variables

DA_005-400x600

Ash Aravena, Denme Asilo (detalle), 2012, madera, teja, basura orgánica e inorgánica, tarima, dibujo, medidas variables

Ash_Aravena_Portafolio3-600x487

Ash Aravena, N & S (Neutralizar y Suspender), 2010, madera, congelador, basura, hielo, tubo fluorescente, 175 x 80 x 65 cm

Ash_Aravena_Portafolio4-400x600

Ash Aravena, N & S (Neutralizar y Suspender), 2010, madera, congelador, basura, hielo, tubo fluorescente, 175 x 80 x 65 cm

UA-20141746-1 Cartelera