Pablo Concha es un escultor/recolector. Con remanentes de la sociedad de consumo -objetos y materiales en desuso de origen tanto orgánico como industrial- ensambla esculturas de pequeño y mediano formato que comentan sobre temas como el reciclaje y cómo el desecho, al sufrir una transformación alquímica, se convierte, una vez más, en formas entrañables que el artista asocia con «animales» y «engendros». Los «collages volumétricos» de Concha bien pueden tener como referentes el arte povera o la obra de artistas contemporáneos como Gabriel Orozco. De hecho, la forma que toman estas composiciones en el espacio remiten tanto al Modernismo -sobre todo por su presentación en soportes o «pedestales» de concreto- como a lo Contemporáneo. Simples por su economía de medios, estas esculturas se antojan como restos arqueológicos de nuestro tiempo.

Concha1-600x398

Pablo Concha, Animal 16, hueso, plástico, yeso, 2011.

Concha2-600x393

Pablo Concha, Animal 39, madera, plástico, hierro, 2012

Concha3-600x393

Pablo Concha, Engendro 8, piedra y plástico, 2012

 

Concha4-600x414

Pablo Concha, Engendro 10, piedra, esponja, cuero y fierro, 2012

 

dsc_4409-398x600

Pablo Concha, Engendro 37, Cemento y yeso, 2012

Concha6-600x394

Pablo Concha, Engendro 19, Hueso y yeso, 2011

 

dsc_4123-437x600

Pablo Concha, Engendro 21, cuarzo y plástico, 2012

 

162-394x600

Pablo Concha, Engendro 39, tierra, 2012